viernes, 19 de marzo de 2010

El hurón

Pablo desconocía hasta el momento en que se desarrolló una de las últimas clases de  latín, lo que significaba la palabra "huraño". En su etimología dos palabras han tenido que ver: por una parte, probablemente la primitiva "horaño" o "foraño" (forastero, extraño, que procede del latín "foraneus", de "foras", que significa "afueras"). De "extranjero" se pasó a "tímido, arisco", por la natural timidez del que vive fuera de su tierra, pero, además, el vocablo sufrió el influjo de "hurón", (convirtió "horaño" en "huraño), animal que siempre tuvo la fama de ser muy arisco, aunque, a decir verdad, lo que encuentro de él en internet es información contraria a ésta, ya que se presenta como una mascota cariñosa, inteligente, etc. Si queréis comprobarlo:
Página
Otra página
En inglés se dice "ferret". No sé si el personaje de La edad del hielo es un hurón, ¿alguien me ayuda?

2 comentarios:

BEA!!!XD dijo...

Señorita, ¿qué tal está?. Esta entrada me ha recordado que hace un par de semanas estaba con una amiga en mi casa y justo cuando iba a entrar en el ascensor para irse tubo que pegar un salto para no pisar un extraño bulto que había en el suelo y que resultó ser ¡un hurón! Menudo susto que se llevó mi amiga, y es que despues se metió en mi casa y las dos persiguiendolo por todo el salón... menos mal que me acordé de que mis vecinos tenian un hurón y supuse que era suyo y enseguida vienieron a por él. Todavía doy gracias a Dios de que mi abuela no estuviera en casa, porque si no le habría dado un infarto...
Un beso

Señorita Diana dijo...

¡Qué horror! No puede una estar tranquila ni en su casa. ¿Y las iguanas...?
Un beso grande. Espero que estés bien.