lunes, 15 de marzo de 2010

Laura Morales y la Ruta Quetzal

Esta niña tan buena, tan calladita, tan modosita, no veáis lo que encierra cuando una comienza a profundizar un poco en la conversación con ella. Además de poseer gusto y talento musical, lo cual conocemos porque, junto a la igualmente encantadora Mª Ángeles, forma parte de la meritoria orquesta del colegio, y además de mostrar siempre la mejor de las sonrisas (disfruta una con ella de alumna), tan modesta es que no me había dado la gran noticia: ¡ha sido preseleccionada en el concurso para realizar la ruta Quetzal!

Un acontecimiento de tal calibre ha de quedar registrado en el blog con inmediatez rotunda. Por ello la sometí a una entrevista que soportó como sólo ella lo haría, contestando amablemente a cada una de las miles de preguntas que le hice en clase de Lengua (una forma de trabajar la expresión oral que espero le haya servido para ensayar para la entrevista que le hacían dos días después, el pasado sábado en Madrid, con vistas a seleccionar fnalmente a los ganadores del concurso).

Supo del concurso, promovido por el BBVA, a través de su madre. Se decidió a participar en él antes de las vacaciones de Navidad. Yo lo sabía porque me había hecho una pregunta sobre el uso de las comillas con anterioridad al siglo XVIII, que me comentó que estaba relacionada con la ruta. En la clase también se han presentado las inteligentísimas y completísimas alumnas Elena Martín y Julia.

Al principio, Laura pensó centrar el trabajo en el Grito de Dolores, batalla que inició la guerra por la Independencia en Méjico, pero cambió de opinión y eligió centrar la atención en Francisco Javier Mina (cuando le pregunté si este señor le había dado nombre a la plaza Mina de Cádiz supo responderme que fue su abuelo Francisco Espoz y Mina, el que lo hizo).
Nos informó de la vida de Francisco Javier Mina: luchó en la guerra a favor de España contra Francia; fue apresado por el ejército de Napoleón; cuando Prusia y Rusia ocuparon Francia, se liberó a los presos de guerra y Francisco Javier Mina viajó a Liverpool, donde conoció al mejicano Servando Teresa de Mier,el cual le convenció para que viajara a Méjico y luchara en la guerra de la Independencia en contra de España, que representaba el absolutismo y la tiranía, personalizadas en el monarca Fernando VII. Me emocionó Laura al asentir cuando le pregunté si recordó en este punto de su trabajo lo estudiado en clase de Literatura sobre el contexto histórico del Romanticismo.
Salpicó Laura de anécdotas la exposición que de su trabajo nos hizo en clase, pues nos comentó que la alameda Apodaca de Cádiz se llama así porque era el nombre del virrey de Méjico, entre otras curiosidades que amenizaron su charla.
En su trabajo, de 20 carillas, que era lo máximo que se permitía, realizó un registro de las batallas habidas lugar en aquella guerra. Entre los datos, destacaba algunos,como que Francisco de Mina luchó contra 2500 hombres con tan sólo 300.
También nos explicó la forma que había tomado el trabajo, inspirado en parte por su tía: el marco narrativo, ficticio, consistía en el relato de un antepasado inventado de Laura que había sido sirviente de Mina y lo había acompañado en todas las batallas, dando cuenta de todo en este monográfico.
Para ello se documentó en internet, comprobando la fiabilidad de las fuentes.
Más de dos mil personas se han presentado al concurso y los finalistas han sido sólamente 160, de los que ganarán el concurso 150, a condición de que pasen con éxito la entrevista del sábado 13 de este mes en Madrid.
Le dio la noticia Cristina López, antigua alumna que estaba pendiente de los resultados y que experimentó tal alegría que irrumpió en clase de Sociales para felicitarle. Laura no quiso hacerse ilusiones e ese momento y preguntó la razón, que le fue dada in situ por Cristina.
El premio consste en un viaje que compartirá con alumnos de 4º ESO y Bachillerato:primero harán la ruta Xacobea (pues este año es jacobeo, es decir, cae el 25 de julio, día del Apóstol Santiago, en domingo, día del Señor) y después irán a Méjico.
Otros alumnos del colegio que fueron vencedores en otras ediciones del concurso fueron Almudena y su hermano y Carmen Escalona.
Por otra parte, Elena Martín eligió hacer una obra de teatro. El tema que eligió fue "el grito de Dolores", el incio de la guerra de la Independencia en Queretaro (en el resturante mejicano hay-o había-un taco que se llamaba así-), con el sacerdote Miguel Hidalgo Castilla.
Elena tomó como fuentes internet y un libro sobre el tema.
Los temas entre los que podían elegir, además de Francisco Javier Mina y El Grito de Dolores, eran:
Los mayas (Elena iba a elegir este tema en principio, pues le atraía, pero, como Laura, cambió de opinión al no encontrar información específica, sino demasiado general); el arte xacobeo en Galicia y el canal de Isabel II.
La tercera participante de la clase (tercera, porque la he mencionado la tercera) es Julia, cuyo trabjo consistió en la redacción de un blog!!! por un peregrino figurado, el cual iba escribiendo lo que veía en cada iglesia que visitaba en el camino de Santiago.

¡Mucha suerte, Laura! ¡Y enhorabuenísima!

Ahora bien: yo me negaría a dormir en tienda de campaña...

4 comentarios:

Laura dijo...

Buenas tardes señorita:

Muchas gracias en mi propio nombre y en el de mis padres por su artículo en el blog. Nos ha parecido estupendo, a mis padres les ha encantado. Como ya le dije en clase la entrevista fue muy bien y aunque aun no nos lo han confirmado oficialmente, podemos dar por seguro que iré este año a la Ruta Quetzal. Gracias a los profesores y compañeros por compartir conmigo esta gran alegría.

Señorita Diana dijo...

De nada, Laura. Gracias a ti. Eres un encanto. Un saludo a tus padres, y enhorabuena por esa niña que tienen.
Hasta mañana.

Señorita Diana dijo...

Ahora, eso sí: requiero documentación de la Ruta para el bog cuando vuelvas, fotos incluidas.

Monsit@ 2ºc dijo...

Buenas noches.
Enhorabuena Laura y espero que vayas a la ruta Quetzal.