viernes, 30 de abril de 2010

Quotes about learning

I´d like to know your opinion on the following quotes. They are about the process of teaching. Please, feel free to say what you really think about it. You can talk about your personal experience, if you want.

"A teacher is one who makes himself progressively unnecessary"- Thomas Carruthers.

"Give me a fish and I eat for a day. Teach me to fish and I eat for a lifetime." - Chinese Proverb

"The mind is not a vessel to be filled, but a fire to be ignited." - Plutarch

"You can't direct the wind but you can adjust the sails." - Anonymous

El Cristo de la Defensión en Octubre en el colegio

Parece que fue ayer cuando, apenas iniciado el curso, hace ya algo más que medio año, el Santísimo Cristo de la Defensión recibió albergue en el colegio. No pude entonces publicar un artículo por cuestiones ajenas a mi voluntad, pero quedó pendiente.

Hace unos meses me pidieron que describiera aquel día para el Anuario de la Hermandad. Publico ahora lo que se puede leer en él y añado las fotos que no pude mostrar en el mes de octubre:


"El colegio de la Compañía de María de Jerez de la Frontera y la Hermandad del Santísimo Cristo de la Defensión y María Santísima de la O volvieron a fundirse en los actos que con motivo de la Erección canónica de dicha Hermandad se celebraron el pasado mes de Octubre.

El colegio ya fue antaño sede de la Hermandad , en los años 1958 y 1971-1972, cuando las obras de reconstrucción del convento de los Padres Capuchinos Menores hicieron necesario cobijar la imagen del Santísimo Cristo de la Defensión en la capilla escolar. El pasado otoño la iglesia de la Compañía de María se gloriaba en volver a ser Su hogar durante un día entero.

La tarde del 22 de Octubre fue elegida para el traslado del Cristo desde el templo hasta el colegio. La calle palpitaba acelerada, con Hermanos de la Defensión y con padres, alumnos y profesores del colegio que esperaban impacientes repartidos en distintos puntos del recorrido para ver al Señor en su camino a la Compañía.

La procesión desfiló animada con la juventud uniformada del colegio. Los estudiantes estaban felices de participar en el solemne acto, especialmente los que son Hermanos, pues muchos son los alumnos del colegio que cada año entran a formar parte de la Hermandad. En nuestro colegio se forman buenas personas, con los valores cristianos y el amor al Señor y a la Virgen que nuestra fundadora Santa Juana de Lestonnac se preocupó tanto de transmitir y perpetuar, y que ahora sirven para sellar un entrañable y conmovedor pacto con esta Hermandad y el convento al que pertenece, una alianza que nos habla de unión entre los cristianos, de amor fraternal y construcción de la Iglesia del futuro.

Cuando el Cristo de la Defensión avanzó por el pasillo de nuestra coqueta capilla y se cruzó con la Niña María, la emoción de profesores y alumnos llegó al límite. Allí permaneció descansando Nuestro Señor hasta la mañana siguiente, cuando, tras una oración realizada por un alumna, en la que se Le rogaba que permaneciera con nosotros, un nutrido grupo de alumnos y profesores aupaba la figura del Señor en dirección a la calle Compañía de María, flanqueada toda ella por estudiantes de Primaria y Secundaria perfectamente uniformados y dispuestos ordenadamente, con el respeto que el encuentro con Cristo merece.

La procesión en la calle y en el interior del colegio estuvo en todo momento endulzada por los cantos de los alumnos dirigidos por el profesor don Carlos Martínez, que con acordes de guitarra completaba el acompañamiento musical.

En el patio del colegio los distintos cursos de Infantil, Primaria y Secundaria esperaban al Señor con oraciones en cada esquina del jardín. La primera de ellas fue realizada por los más pequeños de colegio, quienes, tras unas palabras de la directora que nos recordaron el vínculo que nos une a Capuchinos, conjuntamente conmovieron a todos con su singular ternura puesta al servicio del Padre:“Dios mío, papá/ cuánto te quiero/ tómame en tus brazos/¡y aúpame al cielo!”

Los portadores se turnaban, pues todos los alumnos mayores querían cargar al Señor y mostrar a nuestro Dios, en la forma de hombre moribundo y fatigado, iluminada la imponente imagen por los rayos de la luz matutina, cómo lo alababan y rezaban los estudiantes de la Compañía de María en cada rincón del patio.

La orquesta, formada por alumnos de Secundaria y dirigida por don Francisco Marín, profesor de música, desde el monumento situado en el centro del jardín, Le dedicó una pieza antes de su regreso a la capilla, donde, finalmente, se realizó una oración de acción de gracias.

No pudimos gozar mucho más tiempo de la permanencia del Señor en nuestra capilla, pues esa misma tarde del 23 de Octubre marchó de nuevo en procesión hacia su verdadera sede, la iglesia de los Padres Capuchinos Menores. Antes del traslado se realizó una Eucaristía, rebosante la capilla una vez más, de padres, alumnos, profesores, Hermanos, antiguos alumnos del colegio y otros allegados, que quisieron estar presentes para dar gracias al Señor por estos 50 años de vida de la Hermandad de la Defensión precisamente en el lugar donde comenzó a existir.

Finalizado el solemne acto, con la seriedad y devoción que han caracterizado a a la Hermandad de sus inicios, se trasladó de nuevo al Cristo a su hogar.

La experiencia fue inolvidable. Los lazos que unen el colegio Compañía de María, a la Hermandad y al convento, cada vez más robustecidos. Santa Juana de Lestonnac, feliz de esta unión, que es Iglesia."

Aquí tenéis un enlace donde podéis ver un mural con fotos del día anterior y posterior a la procesión.


jueves, 29 de abril de 2010

Glog

Os hablé de los glogs, que podrían ser definidos como murales digitales en los que podéis hacer un presentacion multimedia de materiales. El power point se va quedando anticuado. En estos "murales podéis "pegar" vídeos, imágenes, archivos de audio, texto, y enlaces a otras páginas. Hay una serie de diseños para el fondo del mural y para los marcos de cada uno de los elementos que introduzcáis. He hecho un glog de prueba sobre la Gereración del 27, que próximamente veremos. No esperéis gran cosa, se pueden hacer glogs mejores. Es sólo para que os hagáis una idea.
Glog

miércoles, 28 de abril de 2010

Los tres cerditos

El último cuentacuentos del que doy "cuenta", menos documentado gráficamente, pero no por ello de inferior calidad, es el que realizó el grupo de Jose Manuel, Nayra, Miriam, María Cruz y Marta Iglesias, "Los Tres Cerditos". Tengo más fotos del ensayo que del día de la representación, pues es el único cuento que vi en gestación. Comprobé lo bien que se los pasaron estos cuatro ensayando, nunca los he visto reir tanto, ni siquiera en clase de Lengua, donde normalmente pasamos buenos ratos.

Las cerditas estaban espectaculares, con un hociquito que las hacía chatitas y unas orejitas de cochinito sujetas con una diadema, todo realizado en papel colocado doble. Los componentes iban conjuntadísimos entre sí: las niñas se convirtieron en tres cerditos de lo más granjeros, con pantalón vaquero y camisa de grnades cuadros, exactamente como el malvado lobo, que en el cuento el jueves estaba previsto que mostrara una voz grave, diferente a la de pito que provocó tantas risas en el ensayo.

Habían pintado sobre unas cartulinas las casas de los personajes, aquellas que el lobo no podía derribar por muy fuerte que soplara, aunque, la verdad, al menos en el ensayo, el soplido no era precisamente huracanado: el lobo soplaba tímidamente y con los brazos cruzados, como no depositando demasiado interés en la destrucción de la casa. También trabajaron sobre el guión del cuento, adjudicando las intervenciones a cada uno de los personajes.

Nayra, como buena literata que es, narraba la historia. Aunque no pude quedarme a ver el cuento, porque la omnipresencia todavía no se me ha concedido como don, me dijeron que estuvo estupendamente la representación, en la clase de la señorita Mª José. Me alegro muchísimo.

martes, 27 de abril de 2010

Blancanieves

No un príncipe,...DOS tuvieron en esta versión de Blancanieves; ambos fueron voluntarios del público infantil que blandían su espada locos de contento y que dieron un beso a Blancanieves que la despertó del profundo sueño inducido por la manzana envenenada de la reina María, que daba miedo por lo negro de su capa, ( de penitente, por cierto, y con un agujero debido a la quemadura con un cirio que fue hábil en disimular  a lo largo de la representación). La reina estaba muy guapa, con su negra melena al viento, maquillada como la vanidosa madrastra de Cenicienta.

Sandra, con un vestido vaporoso blanco y una capa roja, como sus labios, era la perfecta Blancanieves, barriendo su casa a la espera de los enanitos, que no eran tan enanitos, pero estaban disfrazados como tales, con graciosos gorros (don Carlos los llamaba los" papá noeles" ) y picos al hombro para la mina, exacta y casualmente iguales a los que utiliza don Carlos en la gruta. Pablo se subió el pantalón hasta la axila para parecer un verdadero enanito. El ritmo de los enanitos, desde luego, era como si estuvieran profundamente cansados tras un largo dia de trabajo,...un radiocassette era accionado para que se escuchara su famosa canción "Heigh- ho".

Los niños, con pánico, gritaban a la bella  Blancanieves que no mordiera la manzana, pues conocían las propiedades venenosas de la misma, pero la protagonista, después de ofrecer un vaso de agua a la reina, hizo caso omiso de la advertencia y acabó en el suelo, igual que la manzana (¡y los niños se tronchaban!).

Josele nos hizo reir, cuando, al preguntar los enanos al joven público qué había pasado, en un intento conseguido de que los pequeños se sintieran invitados a participar en el cuento, y tras recibir de ellos la contestación de que Blancanieves había caído al suelo tras morder una manzana envenenada, nuestro Josele, de grave voz dijo un "ojú", con un acento andaluz que delataba que la situación  era bastante nefasta, que se estaba poniendo fea la cosa.

Los príncipes acudieron raudos para besar a Blancanieves, y ninguno de los enanitos se puso celoso, aunque alguno podría haberlo hecho... La dulce Blancanieves recobró la vida y "colorín colorado, este cuento se ha acabado"-concluyeron.

Todo perfecto. Atentos a los integrantes del cuentacuentos de Peter Pan, que no se perdieron ni uno después de su cuento.

lunes, 26 de abril de 2010

Cenicienta

Tuvieron muchísimo mérito las niñas de este cuento, pues después de haberlo ensayado todo en el recibidor del colegio supieron que habían de cambiar de lugar para la representación. Además, cuando actuaron ya lo habían hecho los demás alumnos de 3º y 4º ESO, muchos de los cuales, junto con bastantes profesores e incluso algún padre, se quedaron a ver la representación.

Otra dificultad: no tenían 25 niños que entretener, sino los 75 de 3 años y otros muchos de 5, lo que constituyó un reto para estas jóvenes, que, no obstante, mostraron todo su desparpajo a la hora de actuar y encandilarnos con la alegre representación de la Cenicienta en su versión clásica de Disney. Incluso cantaron y bailaron las canciones, las cuales traian grabadas y reprodujeron en el recreo de Infantil, donde tuvo lugar el acontecimiento. Y Teresa, la narradora, tuvo que gritar mucho en su lectura, al representarse al aire libre y para tantas personas. Celebro la valentía de las niñas, pues aunque el público era numeroso, superaron la timidez que para cualquiera supondría la situación, lo cual es algo importante y valorable, si tenemos en cuenta que en su vida serán muchas las circunstancias en las que hayan de forzarse a sí mismas, venciendo su vergüenza cuando tegan que hablar en público por motivos de trabajo, por ejemplo, o sean sometidas  a algún tipo de  entrevista, ... en el colegio, mediante ésta e infinidad más de actividades, intentamos hacer a los alumnos capaces de relacionarse y comnicarse con los demás en la sociedad, de manera que sean útiles en ella y se sientan una  parte necesaria del tejido social, consiguiendo estar satisfechos consigo mismos. La desinhibición es importante para estas cuestiones.

Fue comentado lo bien que actuaron todas y la chispa que le pusieron al cuento. Montse, en su papel de malvada madrastra, parecía Bernarda Alba, le faltaba el bastón y nos hizo reir a los adultos que allí estábamos cuando, ante la petición de sus hijas de castigar a Cenicienta por haber acudido al baile en vez de fregar, espetó un  jerezano "está claro", para señalar que era obvia la consecuencia del atrevimiento de su hijastra, Cenicienta, Carmen Santa Cruz, que adaptó un bonito y favorecedor vestido de Alicia que le hicieron para el Carnaval y estuvo fenomenal en su actuación. Su amiga Carmina, que el año pasado se disfrazó de oso para representar el cuento de" Ricitos de oro", esta vez fue un risueño y ruidoso ratón, que, junto al otro roedor, Mercedes, dieron la nota cómica al cuento (entre otras cosas, porque no pararon de reírse, para lo cual giraban la cabeza al lado opuesto al público con un ritmo y coordinación admirable, pues casi nadie, excepto los que estábamos "entre bambalinas", notó estos gestos de escape de la risa).

Eloísa, una verdadera aristócrata            de gesto desagradable y altivo, y Laura e Inmaculada exactamente lo mismo...tan metidas en su papel estaban que tiraban una y otra vez las tazas que les servía Cenicienta y una educada niñita del publico se acercó a devolverla a la mesa del escenario.

Pronto se hicieron con el nuevo espacio, pues usaron la rampa de los columpios de escalera en la cual Lorena, Cenicienta en su versión elegante, perdió su zapato mientras el príncipe, un chico de Infantil que disfrutó en su papel, la perseguía con la capa azul que le habían procurado estas imaginativas niñas.

El zapato no le cabía a las hermanastras, que en vano luchaban por conseguirlo, ayudadas por el cartero real, Marta Pérez, que fue tan rápida en cambiarse que los niños no pudieron notar que también había representado el papel de Hada Madrina: puro frenesí el que había detrás de esa cortina blanca de la que sálían todo el tiempo personajes maravillosos que hacían las delicias de todo el que estaba congregado allí y que sirvió también para que las madrastras y sus hijas llegaran al baile con un atuendo de fiesta, aunque poco les sirvió , porque, como el en cuento, todo acabó bien: Cenicienta se casó con el príncipe y derramaron sobre ellos pétalos de flores...la novia tiró el ramo al aire, como en las bodas de verdad...la nota moderna del cuento.

domingo, 25 de abril de 2010

Peter Pan

La mayoría de los alumnos de 4º A formaron un grupo para representar el cuento de Peter Pan delante de los niños de Infantil, primero, ante los de 5 años de la clase de la señorita Almudena (sustituida por la señorita Raquel, debido al nacimiento de su hija, por el cual la felicitamos en el blog), después a los de tres años de las clases de las señoritas Maripaz y Raquel.

Los disfraces eran fantásticos. Nada más ver a Laura Morales de Wendy y a Dani, de Peter Pan le daban ganas a una de irse al país de Nunca Jamás, que era la gruta, adonde invitaron a los pequeños que, volando (más bien, revoloteando, por el modo en que movían los bracitos) se posaron en la explanada de hierba frente a la gruta (en el cuento, la cueva del tesoro), y desde su sitio observaron cómo los niños se divertían, eran raptados y liberados después, entre emocionantes aplausos, abrazos y vítores. Una radiante Laura Moreira disfrazada de Campanilla los acompañaba en todo momento.

El celeste oso gigante de Cristina, las gafas y gorro  de Mª Ángeles (me recordaba un poco a Wally), los pijamas y el camisón de Laura, el fantástico traje de factura casera de Dani, los animalitos (Beatriz y Fabiola, que podían ser perros, osos o ratones, y Ana, que era una mofeta -véase la cola blanquinegra-), las indias...todo estuvo fenomenal.

La gruta ofrecio un escenario misterioso apto para que los de Infantil creyeran que todo lo que estaban representando era cierto y gritaran una y otra vez el nombre de Peter Pan para apoyarlo mientras luchaba con el Capitán Garfio, cuya melena negra encrespada y el gancho de papel de aluminio daban verdadero pavor. Y no digamos la pistola de Julia...

Los actores imprimieron muchísimo dinamismo a la acción y jugaron con los distintos espacios de la gruta para que los pequeños se mantuvieran atentos y emocionados. El dormitorio de Wendy y us hermanos estaba situado en el campo de baloncesto y, verdaderamente, desde allí para los niños pequeñitos, adentrarse en la gruta debía ser semejante a entrar en un lugar fantástico, donde se desarrolló un cuento lleno de color y fantasía, entre los diferentes verdes y los distintos tipos de vegetación, el montículo, que sirvió de escenario en alto para la lucha encarnizada entre Peter Pan y el Capitán Garfio. Resonaban en la distancia los gritos de los actores, que decían una vez y  otra a coro: "¡yo creo en Peter Pan, yo creo, sí creo!"

Los niños no van a olvidar nunca el cuento, y en la noche del viernes seguro que volvieron a visitar el país de Nunca Jamás en sus sueños... Y cuando vean a Elena Martín y a Julia en el colegio se alejarán de ellas, porque eran malas malísimas.