sábado, 17 de abril de 2010

Recital de poemas

Como ya se hizo el curso pasado en 4º ESO, para celebrar el Día del Libro vamos a repartir poemas por el centro de las calles de Jerez.
Previo a la realización de esa actividad, hay todo un proceso de preparación intelectual y "poética" de  alumnos, combinado con un elaborado trabajo de selección de los poemas que se leen en clase y provisión y arreglo de los materiales que hemos de emplear.
Para empezar, esta semana los niños han asistido a un verdadero recital de poemas de la literatura castellana de todos los tiempos, desde la Edad Media hasta el siglo XX:  con Lope de Vega, Santa Teresa de Jesús, Garcilaso, Quevedo, Calderón de la Barca, Iriarte y Samaniego, Bécquer, Campoamor, Lorca, Miguel Hernández y muchos más clásicos, entre los cuales podríamos citar a autores no tan conocidos de poemas excelsos, repasamos una vez más la línea del tiempo, incorporando muchísimas cuestiones y escritores: romances, coplas, églogas, elegías, sonetos, ... fueron conceptos repasados, estudiados en este curso y en anteriores, que, además, les servirán a los chicos académicamente en esta etapa de ESO y en la de Bachillerato.
Me han sorprendido mis alumnos por la atención prestada durante la lectura. Hemos disfrutado de las composiciones poéticas, analizándolas, comprobando los elementos que las hacen pertenecer a uno u otro movimiento literario, fijándonos en las palabras y las expresiones y desentrañando el significado de éstas, así como de los poemas.
Al alumnado le ha servido para valorar  un género que a muchas personas resulta extraño y complicado. Más de uno se ha sorprendido a sí mismo atendiendo con deleite a las historias que se contaban en los poemas, e incluso viendo sus sentimientos identificados con los que algunos autores plasman en sus obras. Es una forma de canalizar los sentimientos, de darles forma verbal, de comprenderlos, e incluso de psicoanalizarse y conocerse más a uno mismo.
Esta actividad, además, sirve para mejorar su comprensión oral , su atención, e incluso su expresión oral, pues los poemas  han sido comentados entre todos en clase. Ayuda a conocer mejor la lengua española, e incluso la latina, pues salieron expresiones como "requiescat" (en la pizarra, aunque con Pablo al lado, parece una broma) o "de profundis".
Han sentido el ritmo de los poemas, como si fueran canciones, el énfasis que hay que hacer en las palabras en la producción oral de la poesía, tanto que incluso alguno se arrancó y me preguntó si podía recitar algún poema. Ahí lo tenemos, en la pizarra, leyendo un bonito poema del siglo XIX.
Tras estas dos sesiones de lectura, hemos ido a la sala de informática para que los niños, haciendo uso de las nuevas tecnologías de la información y comunicación, esenciales en todos los campos de la vida actual, seleccionaran el poema que por una u otra razón más les gustase. Lo han formateado y parece que ya va quedando menos trabajo, aunque ahora hay que imprimir los 73 poemas diez veces, cortar la cinta que  mantendrá el folio enrollado y meterlos en las bolsas de papel blancas adquiridas para la ocasión.
Esperamos que a los jerezanos, una vez más, les guste esta iniciativa de nuestro colegio en la que los alumnos, buscando en su interior, regalan lo mejor de sí mismos.

No hay comentarios: