martes, 22 de junio de 2010

Volvemos en septiembre

Parecía que no llegaban, pero las vacaciones están aquí.
Deseo a todos los seguidores del blog un verano agradable. Estaré pendiente del correo electrónico para no perder completamente el contacto.
¡Hasta el principio del curso próximo si Dios quiere!
Gracias por vuestra constancia y paciencia.

"Los niños de la lluvia" se marchan del colegio

El año pasado fue la generación "Topago", algunos de cuyos alumnos hemos visto estos días por el colegio, ya que suelen volver "a casa" de vez en cuando y éstos son días de desorden en algunos colegios, como en el  de la Salle, que está al otro lado de la plaza de San Andrés, desde donde nos visitan muchos alumnos durante el año. Un saludo a todos ellos, y a los que están en el Pilar, el Cuco, etc., a quienes vemos menos, pero recordamos siempre también.

Este año, les toca irse del colegio a "los niños de la lluvia". A cada generación se la recuerda por algo, ¡qué digo por algo! Vamos a recordar a todos estos niños por muchísimos motivos, entre ellos:

No nos olvidaremos de MontserratInma y de sus ganas de sentir hasta el último momento de colegio antes de marcharse;  de Clara y su callada observación; de Javi y Carlos, que, aunque sean calladitos, "se las traen" (en el buen sentido, si es que tiene un buen sentido la expresión); de Ignacio y su socarronería; de Jose Manuel y su exquisita educación; de Alberto Roca y ...seguro que habéis pensado en su flojera, ¿no?, ...pues iba a decir su ingenio y sus caricaturas; de Pablo Vázquez, el más alto, que parece el padre de todos, pero que encierra un alma de niño; de Elena Martín, de la que fui su "amiga invisible de Christmas", y mi otro amigo invisible, Dani,  que a veces se quedaba sin muebles en su cuarto; de Alba, lo bien que dibujaba; de Pablo del Campo , imposible olvidarse porque interrumpía la clase 235 veces cada 5 segundos, además de que ha sido la única persona que he conocido que se haya caido en la jaula de los monos; de Rosa y lo bien que ha acabado enterándose de la etimología latina, a pesar de que se le pegaban las sábanas a primera hora; de María Díaz, que ganó el concurso en clase; de Alejandro López, su conscientemente exagerada ideología; de Alejandro Ordoñez , su interés por la astronomía y el sentido del humor con el que ha soportado todo el curso el hecho de ser la Leonor de Machado; de la cara de preocupación que se le ponía a Fabiola cuando no entendía algo; de Elena Blanco , que al final acabó haciendo comentarios de texto; de Laura Morales, que a estas alturas debe de estar conviviendo con las tarántulas americanas en su tienda de campaña allá por la ruta Quetzal; de Zulema y su callada y prudente timidez; de  Lorena, lo bien que se le ha dado el latín; de Sandra y el rapapolvo que le echó a Fran cuando hizo de profesora; de Fran y la buena suerte que tiene siempre; de Francisco José, que, con toda su "torería", ha demostrado tener un corazón gitano que...chapó; de Jose Antonio, y sus lágrimas en la Graduación; de Laura Puerto, de los sustos que me daba con sus taquicardias y de sus risas en clase; de Carmina, su naturalidad y claridad al hablar y la forma en que parpadea al final de sus alegaciones, como diciendo "ahí va eso"; de Marta Pérez, ternura, bondad y encanto; de Ainhoa Azurmendi, que nunca fue vasca; de Aitor, que se me escurrió este año; de Nuria Puerto y sus manos, que hablan por ella; de Eloísa y sus magníficas preguntas y anécdotas, que alegraban las clases, y sus botas de agua de lunaritos que tanto me gustaron (además, ha querido que me quede con un recuerdo suyo  muy especial); de Laura Moreira, lo lista y rápida que es; de Nuria Díaz, risueña y encantadora; de Mª Ángeles Rodríguez y su violín; de María Bazán, el diablillo de 4º; de Manuel Alejandro y sus magníficas  fotografias de la Niña María (a ver qué hace ahora don Jose Luis sin su ayuda); de Teresa y su mundo paralelo allá por las nubes; de la alegre deportista del colegio, Mercedes Aguilera; de Jose Carlos Carcaño y su afición por la literatura de unicornios y mitos; de María Álvarez y su tranquila sonrisa; de Alejandra y sus complementos (anillos, gomillas, pintura de uña, cualquier objeto decorativo de colores abigarrados que cayera en su poder...); de Patricia y la cháchara que se traía con quien se pusiera al lado, delante o detrás; de Sigrid, la "canija jerezana"; de Marta Pedrosa, que se hizo seguidora del blog aunque no le diera yo clase; de Don Blas Tenorio, cuyo artículo aún espero en el Alumnario; de Manuel Alejandro Calderón, que se lo pasaba muy bien en clase con sus compañeros; de Marta Iglesias, María CruzMiriam, las tres cerditas más monas que he conocido; de Tamara, pura serenidad en la clase de locos que le tocó vivir; de Nayra, la poetisa con blog propio; de Lola, que no se llama "Dolores" y que es aficionada a marcharse al extranjero en verano; de Ana Ramírez, con la sonrisa siempre dibujada en su rostro; de Eduardo Parejo, listo como el hambre, del aspecto de espectador que mostraba en clase, siempre observando; de Eduardo Almodóvar, que estaba y no estaba; de Marta Mendoza, que espero que haya entendido que quiero lo mejor para ella; de Elena Palacios, risueña y cariñosa; de Marta Estévez...¿se puede ser más divertida?; de Gabriel y su alboroto; de Rosario Benítez y su escayola; de Ana Velo y lo que lloró en la Graduación, auque fuera su segunda; de Carolina, con su voz y corazón, sin duda, regalos de  Dios; de Álvaro y su monopatín (y el trabajito que le cuesta abrir un libro); de Estefanía y eso ojitos brillantes cuando se ríe; de Mónica y su flequillo asesinado a mitad de curso; de Carmen Santacruz, su permanente estado de despiste y confusión y sus bromas inmediatamente seguidas de un "no, hombre"; de Cristina y su afán de pefeccionamiento; de Beatriz y su alergia a la artemisa; de Miguelito, que este año está más cuerdo, tranquilo y maduro que nunca, aunque tiene que estudiar un  poco más; de Julia, merecidísimo premio Patricia Bazán (con eso lo digo todo)..., a quien he dejado para el final porque es el valerosísimo broche y precioso remate que nos servirá como la imagen  por la que siempe nos acordaremos de esta promoción...

Es lo primero que se me ocurre de cada uno de vosotros cuando os imagino, pero podía seguir profundizando y describiéndoos con muchísimas palabras  más, porque, aunque no lo creáis, os conozco tanto ya...Son muchas horas  las que compartimos, y horas intensas, de impartir conocimientos, hablar de la vida con distintos tonos, bien jocoso, bien grave, según se iba terciando, de escuchar lo que me decíais, unas veces chorradas como catedrales y otras veces verdades hondísimas que encerraban el sentido de la vida.

Siento que con vuestra marcha se me va esa parte de mi vida, irrecuperable ya, pues volver atrás en esto es imposible, como sabemos todos. La vida es caminar hacia delante. Me ha tocado andar con vosotros esta parte del camino. Habéis sido unos compañeros de viaje estupendos. Ahora toca dejar de vernos. Otro año más llega la hora de decir adiós a un contingente de personas estupendas, bien formadas y buenas de verdad ,a quienes despedimos con el corazón en vilo, porque ya no podemos seguir educándolos ni protegiéndolos. Tuvimos para eso un tiempo y espero que nos haya cundido. Siento que, como imparto las clases en el último curso del colegio, me corresponde cada año acompañaros al andén de la estación y agitar el pañuelo cruzando los dedos para que todo os vaya bien y que no os olvidéis de vuestro colegio.

Es curioso eso de desear que lleguen los fines de semana, las vacaciones de Navidad, de Semana Santa, de Feria, de verano...Me recuerda dos cosas: primero, la Homilía que el Padre Alexis dio al principio de curso, en la que nos avisaba de los peligros de no vivir el día a día conscientes de la vida tan maravillosa que nos ha dado Dios y del bien que tenemos que hacer con ella y, segundo, aquellos versos que recité en clase cuando repartimos poemas por el centro:

Tanto tiempo corriendo
tras de la felicidad
y a fuerza de correr tanto
nos la dejamos atrás...

¡Feliz verano!¡Mucha suerte siempre!

¡La señorita Mariola está preparando el portal de Belén!

Igual de perpleja me quedé yo cuando me confirmó que las cascarones de huevos empalados servirían para el portal de Belén que se mostrará en el mes que se puede considerar las antípodas del actual.
 Como si el año le hubiera sabido a poco, la previsora señorita adelanta tarea con una energía que pocos tenemos a estas alturas.
Feliz Navidad, señorita.

lunes, 21 de junio de 2010

Discurso de don Francisco Bazán

El padre de María Bazán ha tenido la amabilidad de enviarme el discurso que leyó el día de la Graduación de los alumnos de 4º E.S.O., tal como le había pedido, lo cual le agradezco de corazón:

Estimada Directora, profesores, alumnos que os graduáis, padres de familia, familiares y amigos:


El colegio de la Compañía es una Institución muy valorada en nuestra ciudad, tanto por su evidente solera -que no descubro ahora-, como por el nivel académico de las numerosas promociones salidas de sus aulas.

Confieso que cuando matriculé a la primera de mis tres hijas (curso 91-92),-todas han pasado por este colegio-, su fama de buen colegio y también muy especialmente su ideario, fueron argumentos más que suficientes para nuestra elección.

Desde entonces, y trascurrido los años, hemos tenido el tiempo necesario, no sólo para irlo conociendo mejor, sino incluso, para llegar a quererlo paralelamente según iban creciendo mis hijas, no ya en edad, sino también en formación, humanidad y valores.

En este momento, mirándoos, mirando a mi hija, veo lo rápido que ha pasado todo. Haciendo un poco de memoria, me parece estar viendo esas imágenes que probablemente algunos de ustedes también han podido ver en algunos reportajes de televisión, donde ante un edificio completamente inmóvil pasan muy aceleradamente todo lo que transcurre a su alrededor. A vista de pájaro, todo se mueve muy, muy rápidamente de un sitio para otro, de aquí para allá, el día y la noche: nubes, personas, luces, vehículos, objetos…

En nuestro caso, "El edificio del Colegio es testigo de excepción",… ¡qué no habrán visto sus muros!: portería, patio árabe, aulas, jardines, la recuperada gruta, esta Capilla…;Todos estos años resumidos en instantes: puertas que se abren y se cierran, niños que entran y salen de sus clases, padres y madres con manos fuertemente apretadas de los más pequeños, confidencias de primeras amistades en el recreo, libros que se empiezan y acaban, ir y venir de maletas, trasiego de apretados carros cargados de libros y apuntes, pizarras que se embadurnan y limpian en un santiamén, clases ordenadas o en completo caos, sillas sobre las mesas o desplegadas, balones que cruzan los patios de portería a portería, niños disfrazados, la procesión de la Niña María, y así podría estar mucho más tiempo porque este colegio está vivo, y su corazón más sano que nunca, palpita con fuerza mirando hacia el futuro.

En este preciso momento, cuando estamos a punto de despedir a una nueva promoción, me gustaría ponerme aunque sea por unos instantes, en la piel de los profesores. Intuyo que esta celebración también conlleva interiormente cierta dosis de tristeza, y si no, al menos, de angustia, ya que de nuevo se les va un curso.

Se han consagrado a enseñar, educar no es un puro trámite, y en lo que les conozco son más maestros comprometidos que profesores accidentales. Para ellos, vosotros, no habéis sido simples números y nombres de una lista. Cuando os miran, os ven como lo que ahora sois hombres y mujeres con enormes expectativas. Pero no podemos olvidar que fuisteis pequeños. Que el roce y la convivencia diaria durante años fomentaron el cariño y la simpatía por vosotros. Seguro que cuando os miran a los ojos, esbozan una leve sonrisa casi imperceptible, porque se les viene a la memoria lo "trastos" que algunos erais de pequeños, o… sois todavía. Al principio, las camisas por fuera después de jugar, el sudor sofocante en los rostros, pantalones y codos de camisas con agujeros, vuestros dibujos infantiles…; según ibais creciendo, la transformación de vuestra fisonomía, peinados surferos, engominados imposibles, faldas estratégicamente acortadas, alguna que otra anécdota en los exámenes, o la típica broma espontánea de clase.

Han quedado atrás muchas horas de dedicación, -no siempre correspondida-, cansancio, sinsabores…, pero ahora y aquí, todo se olvida, y podéis estar seguros que se sienten orgullosos, como yo lo estoy, y seguro que todos vuestros padres, del trabajo bien hecho, del que habéis compartido entre todos.

Cuando seáis más mayores comprobaréis el esfuerzo conjunto de padres y profesores en la formación que habéis recibido. Recordad que no nos preocupa exclusivamente el éxito académico, sino que nuestro máximo interés es vuestro crecimiento individual, la madurez, el criterio responsable ante la vida con valores cristianos y, por supuesto, en este caso, según el espíritu de Santa Juana de Lestonac.

Es complicado despedirse del Colegio, habéis estados protegidos en él durante muchos años, y además, contáis con la felicidad despreocupada propia de la adolescencia. Lo que os espera no será fácil, pero sé que estáis muy bien preparados. La graduación es una mezcla de felicidad y tristeza, sentimientos encontrados al llegar a la meta.

Dar las gracias no es suficiente, pero ayuda a seguir adelante.

Gracias, a todas las personas que han tenido la responsabilidad, y la no fácil tarea de dirigir este Colegio. Por su gestión, por solucionar mil y un problemas, por fomentar el esfuerzo, por hacernos sentir como en una gran familia, y especialmente en estos momentos, por conservar los criterios fundacionales frente al relativismo laicista imperante en la sociedad.

Gracias, a los profesores por su dedicación y cercanía, así como por brindaros sus conocimientos porque contribuye a una mejor formación.

Gracias al resto de empleados y colaboradores, por hacer la vida en el Colegio más fácil para todos.

Gracias a DIOS, porque satisfechos, ahora podemos afirmar que elegimos un buen Colegio.

Primera Eucaristía de don Francisco como sacerdote en el colegio

Hoy lunes 21 de junio  a las nueve de la mañana don Francisco, recién ordenado sacerdote que fue hace dos días, se disponía a dar la misa a los alumnos del colegio de los cursos de 4º de Primaria a 4º de ESO, incluidos sus alumnos de la asignatura de religión de 3º de ESO.

Esperábamos esta Eucaritía con nerviosismo, porque, aunque ya lo hubiéramos visto algunos de nosotros consagrar el pasado sábado en la parroquia de los Remedios, en Olvera, su pueblo natal, en el colegio no había "debutado" aún y  tampoco lo habíamos escuchado decir la Homilía hasta ahora.

Elena Martín y Julia Armario estuvieron ayudando en el despacho de la señorita Elena a la preparación de la misa, con los objetos que se iban a usar en la Eucaristía y con las vestiduras. Por fin, además, íbamos a tener un cura con sotana en el colegio.

Todo se dispuso para la Eucaristía en el monumento, un sitio diferente esta vez, para tan singular ocasión. La señorita Elena y el equipo de pastoral procuró una vez más que todo estuviera perfecto, con la ayuda de nuestros incondicionales seminarista (incondicionales es un decir, excepto en el caso  de don Sin Par y de don Pedro, que está haciendo méritos últimamente). Cuando todo estuvo preparado,  se vio aparecer la procesión de sacerdotes y seminaristas que se aproximaba desde el patio del Ave María, encabezada por don Iván.Todos los compañeros del Seminario, el padre Alexis, don Ignacio y los monaguillos (aleccionados por don Antonio Luis y la señorita Claudia) acompañaban a don Francisco, que concluía la porcesión, como está mandado.

Don Francisco nos dirigió en la Homilía unas palabras que procedían de su corazón: compartió con nosotros la dicha de ser elegido por el Señor para este ministerio y quiso compartir el lema que dice que le ha guiado desde hace tiempo. Resumió en estas siglas lo que ha sido fundamental para él hasta ahora: ECO, abrebiación de Eucraistía, confesión y oración. Asimismo nos recomendó constancia en todo lo que emprendamos y, por último, dio las gracias a todos los presentes por el apoyo recibido del seminario, del padre Alexis, del colegio entero...y de todos, que con los nervios no quería olvidar a nadie.

El padre Alexis, como capellán del colegio, habló a los niños,que ya acaban el curso, haciendo referencia a la misa que celebramos a principios de curso,  y deseó lo mejor a don Francisco, al que recomendó naturalidad y regaló una medalla de la Virgen del Rocío. Quiso explicar el significado de esta peregrinación en la que se acompañaba a la Virgen, conmemorando la compañía que recibió de los apóstoles en esas fechas veinte siglos atrás.

Después de la misa, seminaristas, alumnos, porfesores y demás trabajadores del centro, besamos ambas manos de don Frncisco, acto tradicional tras las ordenaciones de sacerdotes, que se realiza para honrar las manos que van a repartir tanta gracia  a partir de ahora, instrumentos que son del Señor.

Así, flotando todavía en el patio el olor a nardos del aceite con el que las manos del sacerdote fueron ungidas, los niños se retiraron a sus respectivas clases, a donde fue a saludarlos don Francisco, que se veía un cura a la antigua usanza, como los que nos gustan a nosotros (nuestra lucha está dando frutos). Don Francisco estaba radiante con la sotana.

Esta tarde nos enteraremos de cuál será su destino. El claustro de porfesores le ha regalado un reclinatorio de madera construido a semejanza de los bancos de la iglesia que esperamos utilice para rezar mucho por el colegio. A la vez, rezaremos por él, como nos ha pedido.

No me cabe la menor duda de que será un buen sacerdote.

¡Julia, qué foto!

domingo, 20 de junio de 2010

Ahora sí don Francisco es sacerdote

Don Francisco Párraga, a quien conocimos como seminarista y posteriormente, diácono y profesor de religión de 3º E.S.O., se ordenó ayer presbítero en la Santa Iglesia Catedral. El acontecimento fue multitudinario. En procesión iban hacia el altar el Obispo de la diócesis, los canónigos (don Ignacio, uno de ellos), los seminaristas, que ayudaron en el altar, dos personas a quienes nombraron diáconos ese mismo día y allí y muchísimos sacerdotes, entre los cuales saludamos a don Diego y al padre Alexis.

Más personas relacionadas con el colegio fueron testigos de la celebración: muchos alumnos, sobre todo, de 3º ESO, los propietarios del colegio, don Fabián y doña Estrella,la directora del colegio, señorita Elena Aguilar, profesores como don Carlos Martínez, y las señoritas Mercedes, Asunción, Lidia, Teresa, Carolina, Mari Villar, Magdalena, don Jesús  la señorita Ada con su primogénito (más conocido como su gordito), así como muchos padres de alumnos.

Hablé un poco con don Francisco Bazán, que prometió enviarme el discurso, junto con las identidades de los apóstoles representados por las esculturas que él mismo restauró y se encuentran en los pedestales de las columnas del templo. Uno de ellos tiene un hacha y otro, una sierra. Resultan un poco violentos, pero es que la iconografía de los santos está caracterizada por la presentación de éstos con los instrumentos o rasgos principales de su martirio (por ejemplo, San Lorenzo y la parrilla, o Santa Águeda con los senos separados del cuerpo), como don Francisco señaló. Me reservo este tema para un futuro artículo en el que sondeemos esto de la iconografía, con ayuda de la señorita Mariola, que también sabe muchísimo de esto.

En las letanías se mencionó a Santa Juana de Lestonnac (como para no; lo matamos si no lo hace).

La sotana la dejó don Francisco para cuando dio la primera misa en la capilla de los Remedios, patrona de su localidad, Olvera, a donde nos desplazamos para presenciarlo y  acompañar a don Francisco en este día que fue tan especial para él. Lamentablemente, el párroco no permitió que sacáramos fotografías, así que no puedo mostrar aquí la capilla para que la visiten si les gusta.

Estaba elegantísimo el recién estrenado cura con la recién estrenada sotana. No voy a poner foto ilustrándolo para favorecer la sorpresa de mañana, en que tendrá lugar la primera misa que dirá en el colegio, homilía incluida y para la que promete llevar la sotana, pues cada vez es más partidario de llevarla y la ocasión es única (como todas, en realidad).

En fin, que tuvimos un día estupendo el sábado, y al día siguiente nos demostró una vez más su cariño al venir a vernos al hotel. Por último, visitamos Olvera, que recomendamos a todo lector del blog, porque, además de que hay muy buena gente (vease don Francisco, por ejemplo, y unas monjitas muy simpáticas y serviciales de la Compañía de María de allí que conocimos), tiene un castillo que es una gloria la vista desde arriba y el fresquito que corría hoy en aquel alto del terreno.

Dejo también para más adelante un artículo sobre el pueblo, sus orígenes e historia, que ya publicaré cuando me lea el libro que compré en el museo, que por cierto, apuntamos en la lista de sitios para visitar con los niños. Dejo un pequño aperitivo en español y en inglés en las imágenes.

Enhorabuena, don Francisco...y gracias a usted por todo!!
Estamos seguros de que Dios le va a ayudar en su ministerio y de que va ser un sacerdote entregado al prójimo y a su labor de evangelización, porque es usted una persona buenísima. Nos alegramos de tenerlo cerca.

Viernes tarde

De acuerdo a lo programado, el pasado viernes 18 de junio tuvimos en el colegio la fiesta de fin de curso, precedida por la Eucaristía y por la presentación del libro de doña Estrella Flores-Carretero.
La Eucaristía tuvo mucha participación de todos. Fue un remate bonito al curso que se acaba. Dejo algunas imágenes. En una de ellas se puede ver  al coro actuando, acompañado esta vez,igual que en la Graduación, además de por don Carlos, que lo dirige, por el padre de una alumna, que se prestó para tocar la guitarra, lo cual agradecemos enormemente, pues las canciones sonaron aún mejor.
Al final de la misa y después de dar las gracias a Dios por un curso más que se ha desarrollado tal como habíamos deseado, las incondicionales del coro se quedaron cantando canciones aun con la capilla apagada y sin público, prueba de las ganas que tienen de que no se acabe esta etapa de sus vidas en la que lo han pasado tan bien...Son las últimas canciones del coro...Don Pablo, fiel acompañante de éste, quiso estar en la misa, también con la guitarra, a pesar del duro examen que tiene que pasar el miércoles, que estoy segura de que aprobará con creces, pues Dios le va a dar muchísima fuerza (además, que está hecho un empollón):  las monjas de la Cartuja han pedido por él, pensado que Pablo era el nombre del que se ordenaba presbítero ahora y dicen que los rezos de las monjas tienen un efecto inmediato, así que en septiembre lo vemos de diácono y ...a ver dónde se va. Espero que no muy lejos, y si tiene que ser así, que vuelva mucho a la "casa", como promete, pues hemos hecho muy buenas migas con él durante todo este tiempo. También con los otros seminaristas, y estamos empezando a coger cariño a los preseminaristas, especialmente a los que estuvieron presentes en la Eucaristía, a los que deseamos que hayan aprobado los exámenes de Selectividad (que las explicaciones de don Sergio hayan cundido) y que vengan pronto al colegio, que necesitamos vocaciones (y gente con quien animar el blog...).
A continuación, pasamos al Patio Árabe, donde doña Estrella estuvo explicando el origen de su vocación de escritora y presentó un libro muy prometedor, "Piel de agua". Dedicó muchísimos libros, tantos como se compraron. Parecía que la fila para la firma de los autógrafos no iba a acabar nunca. Yo misma compré uno para lectura estival que ya comentaremos a la vuelta de las vacaciones.¡Y el padre Alexis tambíén!
La concejal de cultura, doña dolores Barroso, fue la encargada de dar los diplomas y premios a los alumnos de 1º ESO que ganaron el concurso organizado por la señorita Elena sobre cultura jerezana. Luego pasó un rato con los profesores en el patio, donde disfrutaron de la fiesta tradicional, la verbena, que supuso una convivencia final entre padres, alumnos profesores y demás trabajadores del colegio. La señorita Reyes, de Primaria, fue felicitada por los padres de los alumnos qcon los que había organizado representaciones en inglés.

Laura nos envía un saludo desde Méjico

Elena M., que está pendiente de las aventuras de Laura Morales, nos ha avisado mediante un comentario al blog de que la expedicionaria nos ha mandado un mensaje que se puede escuchar en este vídeo:Vídeo
¡Qué emoción!

Hallan un cementerio de gladiadores

A leer esta noticia me he acordado rápidamente del último tema que hemos dado en latín, en el que aprendisteis los entretenimientos de los romans, entre ellos, las termas, los banquetes, las obras de teatro (ludi scaenici) y los juegos de circo (ludi circenses), con los espectáculos de hombres echados a las fieras, las carreras de carro y la lucha entre gladiadores.

Pego la siguiente noticia, que me parece interesante. Además, en el blog este año mencioné y puse fotos de Éfeso, uno de los destinos de mis viajes (de este sitio viene la expresión "adefesio"):

Dos científicos austriacos aseguran que han descubierto el primer cementerio de gladiadores, concretamente en la célebre Éfeso (oeste de Turquía), que fue uno de los centros religiosos, culturales y comerciales más importantes de toda la antigüedad.


Los profesores Karl Grosschmidt y Fabian Kanz, especialistas en patología de de la Universidad Médica de Viena, han dedicado los cinco últimos años de sus vidas a catalogar y analizar miles de huesos correspondientes a al menos 67 individuos de entre 20 y 30 años de edad. Todos ellos serían gladiadores, los luchadores de los juegos públicos romanos que han sido inmortalizados por Hollywood en decenas de películas.

Entre sus hallazgos figuran también tres lápidas que representan claramente a estos "héroes del deporte". Así, Grosschmidt y Kanz han concluido que este yacimiento arqueológico fue en el pasado una necrópolis exclusiva para gladiadores.

El análisis de los restos óseos, así como el tipo de heridas que presentaban, han arrojado además datos muy curiosos sobre cómo vivieron, lucharon y murieron. "Se han roto ciertos mitos", aseguró a la BBC la doctora Charlotte Roberts, una antropóloga de la Universidad británica de Durham.

Uno de los aspectos más llamativos de los estudios forenses llevados a cabo por los profesores austriacos son las cicatrices de heridas que revelan que los gladiadores recibieron tratamiento médico, bueno y caro. De hecho, uno de los cuerpos muestra incluso signos de que fue sometido a una amputación quirúrgica.


Por otra parte, ninguna de las lesiones observadas sugiere que fueran producto de peleas caóticas, sino que por el contrario, se debieron a duelos organizados bajo estrictas reglas de combate. Grosschmidt y Kanz descubrieron además heridas mortales, probablemente producto del "golpe de gracia" que en ocasiones recibía el gladiador perdedor para acortar su sufrimiento.

En esta necrópolis de Éfeso, en la actualidad una ciudad en ruinas, no han aparecido solamente restos de gladiadores que murieron en la arena, sino también de luchadores que consiguieron su libertad después de tres años combatiendo y después se dedicaron a otros menesteres.

Los patólogos austriacos hallaron al menos un esqueleto casi completo de un hombre mayor que el resto con heridas debidamente curadas, ninguna de ellas fatales. "Vivió prácticamente lo que se considera la cantidad de años normales para un romano (...) Creo que lo más probable es que haya muerto de causas naturales", aseguró el profesor Kanz.

La investigación sobre esta necrópolis de gladiadores en Éfeso forma parte de un capítulo del programa "Time Watch" de la BBC, que será transmitido por el segundo canal de la radiotelevisión británica mañana viernes.

sábado, 19 de junio de 2010

Lectura conjunta en inglés

Hemos dedicado las últimas clases de inglés del curso a leer este precioso libro ilustrado en el que con todo lujo de detalles se cuenta la historia del Titanic.
Las palabras que no se entendían se explicaban en inglés ("andamios", "astilleros","botadura"...) Hay muchos tecnicismos cuyo significados los niños han podido entender y aprender gracias al nivel estupendo de inglés que tienen y a lo listísimos que son.
Las ilustraciones del libro son estupendas y está magníficamente documentado: contiene fotografías de pasajeros en la cubierta principal del barco, de éste en sus distintas  fases de construcción, de los carteles en los que se anunciaba el Titanic, sus tarifas, el recorrido, fotos de las dependencias, como el gimnasio y una de las lujosas suites, e incluso de algunos botes salvavidas con supervivientes a la tragedia...
En fin, que merece la pena leerse. Yo estoy encantada.
Espero que a los niños les haya gustado también.

viernes, 18 de junio de 2010

La Graduación. Curso 09-10

El pasado viernes 11 de junio tuvo lugar la Eucaristía para celebrar la Graduación de los alumnos de 4º ESO, que marchan del colegio al haber concluido la etapa de Secundaria.
A pesar de la felicidad por el inicio de una nueva fase de sus vidas, los alumnos lloraron abundantemente porque les cuesta abandonar el colegio que ha sido sus segunda casa durante su infancia y adolescencia.

Todos los años los alumnos reivindican la oferta de los estudios de Bachillerato en el colegio, con lo cual no tendrían que decirnos adiós tan pronto y, además, toda la formación académica hasta los 17 años se completaría en el mismo centro. No sé si esta propuesta tendrá respuesta algún día en la implicación de todos para la edificación de un módulo en el que poder dar clases. Ojalá. Se lo pedimos a Santa Juana de Lestonnac, que sabemos que está siempre pendiente de este colegio y cada vez que lo hemos necesitado actúa en socorro nuestro. Sé que una vez más nos va a ayudar a conseguir esto que es tan importante para nosotros, para lo cual tendremos que aportar todos nuestro granito de arena. Merece la pena hacerlo para que los niños se beneficien de esta formación y proyecto pedagógico hasta el final. Lo dejamos a la voluntad de Dios mediante la intercesión de nuestra Fundadora, sin dejar de tenerlo en cuenta y ofreciéndonos cada uno de nosotros, profesores, padres, etc. con vistas a la consecución de este bonito y, hasta cierto punto, sencillo proyecto.

La Eucaristía fue tan increíblemente agradable y amnena como todas las que se celebran en el colegio. Era especial por el motivo, pero hay que decir que para todas las misas que celebramos, sea con motivo del Día de Santa Juana, de la Niña María o una misa ordinaria a las distintas clases, el equipo de pastoral y el Padre Alexis se vuelcan, pues en el colegio, la pastoral es la parte básica, el pilar de nuestro proyecto, como quiso y estableció Santa Juan de Lestonnac. Los alumnos están completamente implicados en este departamento: ayudan en las celebraciones, se ofrecen voluntarios para todo, ...es a veces un problema para la señorita Claudia, que se encuentra con que todos los alumnos de 4º quieren leer en la misa, todos pretenden llevar las ofrendas... Concedámonos decir que no es normal esta piedad en los tiempos en los que la juventud de hoy día vive. Nos sentimos satisfechos porque Inmaculada se prestara a redactar y leer la monición de entrada, junto con María Álvarez; porque Miguel Ángel y Eduardo decidieran también participar, leyendo las peticiones de perdón, al igual que  Sandra, Tamara y Laura, que leyeron la primera lectura, el salmo responsorial y la segunda lectura, respectivamente, antes que que el Padre Alexis comenzara su original homilía, la cual empezó increpando a los alumnos para que de una vez se fueran del colegio, porque, según bromeó, estaba harto de verlos. Tras esto, sacó un corazón de peluche que guardaba bajo su casulla para explicarnos que iba a hablar con el corazón en la mano. Giraron sus palabras en torno al corazón de estos niños, un corazón que en la Compañía de María hemos contribuido a formar y curar en la medida en la que hemos podido. "Que no me entere yo"-dijo en un momento de la homilía nuestro capellán- "que no vayáis al cardiólogo cuando lo necesitéis". Junto con el corazón referido tenía una maleta. Cuando la abrió para revelarnos qué sorpresa guardaba, un terremoto de risas se escuchó en la capilla al enseñarnos otro corazón de peluche, pero mucho mayor que el anterior, y con las fotos de los niños en una de las manos. De esa forma tan divertida explicaba el capellán que cada uno de los alumnos se marchará con un enorme corazón lleno de recuerdos del colegio que tendrá que seguir manteniendo sano.

El padre Alexis nos sorprende siempre, nos hace reir, llorar,nos toca la fibra sensible, sabe cómo llegar al corazón (precisamente) de las personas y nos pone en contacto con Dios en la revisión de nuestro interior. Sabe cómo hacerlo. El padre de Jose Manuel, de 4º B, que tuve la suerte de conocer durante el aperitivo (una familia encantadora), me comentaba que la iglesia necesita de este tipo de sacerdote para vincular a la juventud. En la capilla los niños estaban pletóricos: ya lloraban a moco tendido, ya reían sin parar...No querían que acabara la celebración porque sabían que tras ella les quedaban poco más de cinco días de colegio, el colegio que les ha visto crecer, madurar y convivir con sus compañeros, de los que tendrán que separarse para elegir diferentes destinos. De hecho, el padre Alexis recordó que cuando les decía a los niños que la misa iba a resultar larga, los niños decían que no importaba, que preferían, incluso, que fuera así, que no acabara nunca ese momento. ¿En qué colegio se viven de esta forma las Eucaristía? Yo no conozco ninguno en que así sea. Al padre Alexis debemos mucho de esto, así como al equipo de pastoral, al director del coro, a los profesores, siempre pendientes de proporcionar a sus alumnos alimento espiritual, además de formación académica, al equipo directivo, que sigue las directrices de la Fundadora, y sabe lo importante que es formar cabezas bien hechas, a las familias de los niños y a los alumnos en sí, cuya nobleza y grandeza de alma permiten que se realice en ellos el proyecto de Santa Juana, de manera que se puede decir que son completamente alumnos de la Compañía de María, aunque no realicen Bachillerato aqui. La prueba es que todos los exalumnos, aunque hayan tenido que realizar esta etapa en otros colegios, consideran éste el suyo.

Para consolidar esta pertenecia a la Compañía de María y como símbolo de la vinculación que va a seguir existiendo siempre entre ellos y el colegio, al final de la Eucaristía los tutores de las clases de 4º, junto con la directora y la señorita Claudia colocaron a los niños las insignias, los escudos del colegio. Julia había explicado el significado de cada uno de los elementos del escudo. Otras personas que acudieron al altar para tomar parte en la celebración, fueron Montse, que leyó la Monición al Evangelio, y Marta Estévez, Carmen Santacruz, Lorena, Rosa, la señorita Angelita,  Maria Cruz, Elena Blanco, Eloisa, don Luis Cruz, padre de María, y Marta Iglesias, que realizaron las peticiones.

Cristina, Lola, Beatriz, Julia y María Bazán habían participado en la lectura de  los textos que describían las ofrendas, presentadas por los grupos de alumnos Jose Antonio Román, Nuria Díaz y Nayra, que presentaron el Pan y el Vino; Teresa y MªÁngeles,que ofrecieron las agendas, para que recuerden a todas las personas que han dejado huella en ellos y les proporcionen fuerzas en la debilidad; Javi Iniesta, Sigrid y Elena García Palacios, unas velas como símbolo de la fe en el Señor; Marta Pérez y Clara, las flores en honor a la Virgen; Jose Manuel, Manuel Alejandro y Carolina, los escudos de la Compañía de María, con el fondo azul, que simboliza perserverancia, justicia, nobleza, lealtad y celo, el anagrama de María en el centro, recordándonos la importancia de esta figura para nosotros, la cruz en la parte superior como símbolo de resurrección, la rosa en la aprte inferior, como símbolo de amor, la guirnalda de azucenas, que simbolizan vida íntegra y esperanza y las doce estrellas que lo coronan, símbolo apocalíptico de la Virgen María.
 Otra de las ofrendas fue un collar que tenía escrito en cada cuenta el nombre de uno de los alumnos de esta promoción, presentado por Estefanía, Miriam y María Díez. Ofrecieron, también, los alumnos el escudo y el himno identificadores de la Compañía de María, portados por Marta Pedrosa, Francisco José Pedro y Mercedes Aguilera; los valores de la Paz, los de la Virgen María, el  Compromiso, Sentido crítico, Generosidad, Reflexión y Autonomía, fuerno presentados por Ana Ramírez y Laura Moreira; y los tutores de 4º ofrecieron sus cuadernos, que representaban el trabajo y la ilusión en la construcción del poryecto educativo de Santa Jauna de Lestonnac.

Carmina leyó la introducción al rito de la Paz .

Otra originalidad de la Eucaristía es que se aprovechó para nombrar a los monaguillos, una serie de alumnos que vistieron el alba y sirvieron en el altar, y a  los que nos acostumbraremos a verlos como tales en el colegio. Pero con albas a medida, porque algunos de ellos no sabían cómo recogerse tanta tela (me recordban a los siete enanitos, por el descomunal tamaño de las vestimentas talares).

Íbamos de sorpresa en sorpresa, pues Mª Ángeles, antigua alumna del colegio, vino para cantar el Ave María con su preciosa voz de soprano descubierta hace dos años por el profesor de música del colegio, don Francisco Marín. Parecía que habíamos retrocedido hasta el año en el que Mª Ángeles tuvo el valor de cantar en su propia Graduación. Resultó emotivísimo, como ahora.

Con Elena Martín, Fabiola y Dani, que leyeron la Acción de gracias, y con la canción llamada "Madre", que tanto significa para nosotros, se dio por concluida la Eucaristía. Entonces, el maestro de ceremonias, don Alberto, mencionó el nombre de la niña que iba a leer el discurso que todos los años pronuncia un alumno de 4º en representaciñon de todos ellos, actividad valorada y puntuada en la asignatura de Lengua. Hasta ese momento, la identidad de la persona que subiría al altar a leer el discurso era secreta. Lo desconocían sus compañeros. Cuando Fabiola leyó su discurso, nuevamente vimos rodar las lágrimas por los rostros de sus compañeros, igual que cuando el padre de María Bazán, don Francisco Bazán, leyó su magnífico discurso, que nos gustó tanto que desde aquí le ruego el permiso para publicarlo, así como que sea tan amble de enviármelo. El discurso de la señorita Elena fue un nuevo motivo de llanto para los niños. El nudo que tenían en la garganta se deshizo en lágrimas en el caso de Jose Antonio Román, de Carmen Santacruz, Marta Estévez, Montserrat, Ana María, Francisco José...y otros tantos que no pudimos contener por más tiempo nuestra congoja.

Después de esto, los niños nos sorprendieron con la entrega de lor regalos que ya mencioné en otro artículo del blog y con una canción de agradecimiento dedicada a los profesores que los chicos cantaron con una intesidad de voz y una convicción y emoción que se releja en las fotos, donde se ven los sentimientos encontrados de los niños.Me gustaría señalar aquella en la que María Cruz mira al cielo cantando vehementemente con una sonrisa en el rostro y Marta Pérez humilla la cabeza, llorando e incapaz de continuar la canción, con esa misma fuerza de sentimientos que emanan de un alma pura y limpia, como la suya.

Cada año esto es un suplicio, pues nos sentimos desgarrados cuando nuestros alumnos se nos van. Por tanto,  a ver si hacemos algo entre todos para conseguir el Bachillerato en el colegio y así, al menos, retrasamos el mal rato dos años.

El sabor agridulce de la celebración tendió a ser más dulce que agrio durante los aperitivos, que compartimos padres, profesores, don Ignacio y el Padre Alexis. Los niños comenzaron a llegar, guapísimos, para la cena, que transcurrió con normalidad, o, al menos, toda la normalidad posible en este colegio tan especial, porque no faltó el "cumpleaños feliz" que cantaron a don Carlos y en mi mesa, las carcajadas provocadas por los chistes del Padre Alexis, un verdadero personaje, igual que los seminaristas, otros comensales que hicieron de la velada algo muy apetecible para mí.

Los niños marcharon, ya bastante entrada la noche, a divertirse, aunque algunas de las niñas iban ya martirizadas por la altura de los tacones...No sé cómo acabarían, pero al día siguiente me encontré con Andrés, el hermano de Tamara, que a las seis de la tarde aún no la había visto, pues había llegado a su casa a las ocho de la mañana y desde entonces estaba durmiendo...Juventud divino tesoro...(¿de quién es esta cita?).

Para leer otros discursos que los niños han querido compartira con todos, y ver más fotografías de la Graduación (podéis seguir enviando estos documentos; los espero), dejo el enlace al Alumnario para su visita.