domingo, 22 de diciembre de 2013

¡Feliz Navidad!


Me despido de la publicación de artículos en el blog este año mediante esta entrada en la que expongo una fotografía de las tarjetas de Navidad que nos hemos enviado estos días en 4º ESO "A". A mí ya me llegaron las mías, de Mariluz Hernández, en 4º "C" (por cierto, que yo le escribí a ella) y de Elena Gonzalez, de 4º "A" (en esta clase me tocó Beatriz). Me parece una manera preciosa de mostrar nuestro cariño a los demás.

Por su parte, Amalia me ha regalado este precioso dibujo con el que os digo: ¡Feliz Navidad y prospero 2014!



"¡¡Lo Yeye!!"





La Navidad ya está aquí. Los Reyes Magos vinieron al colegio Compañía de María el pasado viernes 20 de Enero. Tras apagarse las luces, los pequeños, entusiasmados con la idea de ver a los Reyes, escucharon tres golpes en la puerta. Algunos gritaban de emoción, otros susurraban: "los Reyes" (alguno decía "lo Yeye", porque son todavía muy pequeños)...Ninguno se quedó indiferente y mucho menos después de que vieran a sus reales majestades con su cortejo de guapísimos pajes, portadores de antorchas mientras el coro de niñas de don Francisco cantaba "Oh, luz de Dios".

Después de un  breve discurso de Baltasar en un idioma africano, que fue traducido por Gaspar, cada clase de tres años cantó villancicos a los Reyes y en fila, los niños iban acercándose a los tronos de los Reyes para entregarles la carta y recoger, a cambio, caramelos que alguno no podía abarcar ni contener con sus pequeñas manitas. Algún padre siguió el consejo de los profesores de Infantil, que sugirieron este momento como idóneo para dejar el chupete, así que alguna niña se acercó con el "chupe" al rey mago para que éste quedara custodiándolo para siempre...Se hacen mayores, dejan de ser bebés... y van creciendo en el colegio. Recibimos a muchos con chupetes y los despedimos con barba.

Los alumnos de 4º disfrutaron como cuando eran pequeños, acompañando y entreteniendo a los niños y ayudando a los profesores de Infantil.














La Virgen lavaba, San José tendía...


Para pesar de las feministas, en nuestro Belén de la Compañía de María, que representaban los alumnos de Infantil, ni la Virgen lavaba ni San José tendía, sino que ambos, junto con la estrella, los angelitos, el niño Jesús , la mula y el buey permanecían quietos posando para que los vieran los visitantes, y no hablo de los extraterrestres, sino de las muchísimas personas que vinieron a ver el Belén. 


Padres, madres, abuelos, tíos, etc. iban pasando por las tres zonas de escenificación: en el recibidor estaban las ovejitas entre pajas, los pastores, la representación política de Israel, una angelita preciosa, que es hermana de "otra angelita" que tenemos en 4º ESO, Blanca Mena. Antes de salir se veía un cuadro precioso: San José y la Virgen acercándose con un burrito a la posada, siendo el estado de gestación de la Virgen ya muy evidente. En esta estancia algunas niñas de Secundaria tocaban el piano.

La siguiente zona era, como es tradicional ya, el patio árabe, donde existía un mercadillo compuesto por herreros, carpinteros, verduleros, escribanos, etc. de cuatro años de edad. Es de reseñar que los que vendían huevos acabaron comiéndoselos (eran huevos duros), pues después de una hora de ver a gente pasar y de
responder a miles de preguntas que les hacían, tenían más hambre que los pavos de Manolo, como se dice por aquí (el Manolo de la expresión no es nuestro don Manuel, conste).

Los visitantes eran conducidos a la zona donde culminaba la actividad:
el portal de Belén, sito en la capilla.  Los niños de cinco años representaban la escena. Como ocurría con los comedores de huevos, entre los pastores que estaban cerca del belén, los había que se comían el pan seco a bocados, con el hambre que da la media mañana y los nervios de la actividad. Al entrar en la capilla, el coro de don Francisco señalaba la solemnidad de donde entrábamos y de lo que veíamos mediante la interpretación del villancico Adeste Fideles que, al proceder de arriba (de la zona del coro) y por la calidad de las voces y de la dirección, parecía venir del cielo y que eran los coros celestiales los que cantaban.

Como cada año, el Belén estaba precioso. No es comparable al de ningún colegio, perdónenme los demás. El empeño de los profesores, el buen gusto de los implicados en la organización, la colaboración de los padres, el escenario maravilloso de colegio, especialmente el inigualable patio árabe y nuestra capilla, que es una iglesia en toda regla...todos estos elementos hacen todos los años del belén un sitio de cita obligada en nuestra ciudad en estas fechas.






























sábado, 21 de diciembre de 2013

De zambomba en zambomba


 No sólo los alumnos de música de don Francisco tuvieron su zambomba: los alumnos de 4º EP asistieron el lunes pasado a una zambomba didáctica en la Casa de la juventud, en la calle Paúl. Allí les aclararon la diferencia entre villancicos profanos y religiosos. Los alumnos participaron con palmas y cantando.

Los profesores de 4º EP, señoritas Maribel Daza, señorita Demelza y don Sebastián, están en el candelero en el colegio, pues son muchas las actividades que realizan con sus alumnos y muy interesantes. Gran peso de la celebración de la fiesta de la Vendimia recayó en estos profesores. El teatro musical de la abeja Maya, representado con motivo de la Navidad el pasado jueves por la tarde, fue un verdadero éxito. Ya daremos debida cuenta en Enero, cuando consiga fotografías que merezcan la pena. Por cierto, ruego a todo aquel que tenga fotos, que me las mande para poder escribir un artículo interesante más adelante.