lunes, 24 de junio de 2013

Yo paso...


 Hoy día 24 de Junio, en vísperas de las vacaciones de fin de curso, por fin hemos saldado una deuda pendiente desde Diciembre: el concurso "Paso del rosco", una actividad programada con motivo del Adviento y relacionada con el roscón de Reyes, que, por motivos
ajenos a nuestra voluntad, hemos ido atrasando: entonces, en el segundo trimestre, pensé en hacer el concurso de "Paso del rosco"  refiriéndonos al  rosco de Semana Santa y, como tampoco pudimos llevarlo a cabo, pensamos en "Paso del rosco" inventándonos un rosco de Pentecostés. Ya , más libres del peso de los exámenes hemos realizado el concurso "Paso del rosco" y el rosco va a ser el rosco de verano, claro está.


Los concursantes han sido dos profesores, don Jesús Isla, y don Carlos Martínez. Cada uno dominaba un tipo de léxico diferente: don Jesús , más clásico y don Carlos, un vocabulario más "a pie de obra" por así decirlo. El público era constituido por los
alumnos de 4º ESO y tengo que decir que estuvieron muy animados en todo momento. Me emocionó el hecho de que conocieran algunas de las palabras a partir de su estudio del cuaderno de vocabulario.


El concurso estaba en su segunda edición y mediante esta actividad los alumnos de latín de 4º ESO han repasado contenidos aprendidos a lo largo de todo el curso . Otro objetivo era el fomento del interés por el lenguaje y la etimología clásica, tanto en los alumnos de
Latín como en el resto del alumnado de 4º y también entre el profesorado. Tres profesores asistieron al concurso: la señorita Mamen, que se ha presentado voluntaria para otra edición del concurso (le tomamos la palabra); la señorita Laura, que asistía por primera vez al concurso y sonreía porque sabía algunas palabras, y la señorita Ada, que , por supuesto, apoyaba con su presencia a su candidato dilecto, su amantísimo marido. 

A ambos contrincantes dimos un aplauso que creó un ambiente agradable y relajó tensiones.

Aunque las normas del concurso eran ya conocidas gracias al programa televisivo en que éste se inspira, comenzamos recordándolas  para evitar confusiones.

Cada profesor tendrá un rosco que
solucionar. Dos azafatas serían las encargadas de leer las definiciones En el momento en que uno de ellos fallara, continuaría el otro concursante. Si no conocía la respuesta y no quería perder tiempo, habría de decir la expresión “paso del rosco” y sería el otro concursante el que continúe jugando.

Las palabras castellanas que tendrían que deducir a partir de sus definiciones contaban en su composición con monemas clásicos (del griego o e latín).

Ganaría  el concursante que más aciertos tuviera al finalizar el período de cinco minuto. Si se producía un empate, vencería el que menos errores presentase.

El ganador recibiría un rosco, gentileza de la alumna Marina López.




Todo se sucedió de forma pacífica, los concursantes no se agredieron a pesar de los cerca que estaban uno de otro, ambos
circunscritos en sus roscos. Risas y aplausos marcaron el desarrollo del concurso. Especial dificultad causó la palabra, en el rosco de don Carlos, "uxoricida", que procede del latín "uxor,-

oris", (esposa) y el lexema "-cidio" (matar). En vez de ello, cuando a don Carlos le dijeron: "empieza por "u", el que mata a su esposa", don Carlos, ni corto ni perezoso dijo "¡un asesino!" Risas, risas y más risas. En el rosco de don Jesús dieron la lata las palabras "meretriz" y "quirúrgico" (de quiron , "mano" en griego).

Por tres aciertos ganó don Jesús Isla y don Carlos Martínez, que no lo hizo nada mal tampoco, asumió su derrota con deportividad, y es que... deportivo venía, pues era el "día del deporte" en el colegio y a todas horas se estuvieron jugando partidos de fútbol, baloncesto y volleyball (aunque Ludi no diferencia muy bien el baloncesto del volleyball, son dos deportes diferentes).

Después del concurso, celebraremos el día del rosco comiendo los roscos que algunos alumnos de 4º trajeron para la ocasión.

Un día estupendo, gracias a todos: concursantes, organizadores del programa, público y, muy especialmente , a los que trajeron roscos que hicieron con esfuerzo en casa.











Fe de erratas: kilovoltio son mil voltios.

No hay comentarios: