sábado, 21 de septiembre de 2013

Otoño

Comienza el otoño. La vegetación está ya al final de su ciclo.
El sustantivo deriva del nombre latino "autumnus". Ahora que estamos viendo las familias lingüísticas en la asignatura de latín, lo niños verán con claridad que el latín es el padre de las lenguas romances (así como el indoeuropeo es abuelo de éstas) al conocer cómo se designa esta realidad en otras lenguas:

En portugués, outono.
En italiano, autunno.
En francés, automne.

Todas ellas son palabras derivadas del latín "autumnus".

En cuanto a la palabra en castellano, "otoño", formamos a partir de éstas otras añadiéndole piezas, sufijos:

Otoñar: pasar el otoño, muy bonito. Es como "hibernar" pero en otra estación diferente.Además, si decimos que la hierba otoña, significa que brota en otoño, y si decimos que la tierra "otoña" estamos diciendo que por llover mucho en el otoño, la tierra adquiere sazón, buena disposición para la siembra y las labores.

Otoñada: sinónimo de "otoño" y sazón de la tierra y abundancia de frutos en otoño.

Figuradamente el otoño es el período de plenitud de la vida, previo a la vejez.

Para nosotros, es el inicio del curso, ocupa todo el primer trimestre y se traduce en un montón de actividades, muchas horas de clase, celebración de los santos patrones de la ciudad, preparación de la Niña María , y de la Navidad en la época del Adviento.

Es hora de que acabe ya el verano y el calor. Hay que empezar a abrigarse dentro de nada. Los días se acortan y todo esto tiene también su encanto, a pesar de que nos ponemos algo melancólicos. Las gotas de la lluvia en los cristales, la estufita, los frutos secos, los castañeros en la calle, las tardes oscuras que invitan al recogimiento, hasta los pies mojados, que tan incómodos nos hacen sentir, son parte de la vida y de nuestros recuerdos de infancia.

En unos pocos meses volveremos a disfrutar de la primavera, del buen tiempo y del resurgimiento de la vida. Pero ahora hay que esperar, hay que dar tiempo a que la naturaleza se despierte otra vez después de despojarse de sus frutos. Vamos a aprovechar este tiempo para estudiar y trabajar.

¡Buen otoño a todos!

PD: el dibujo lo tomo prestado del pabellón Infantil. Increíbles artistas que tenemos en el profesorado de aquella etapa.

No hay comentarios: