domingo, 30 de noviembre de 2014

Errare humanum est, perseverare diabolicum

Equivocarse es humano, pero ya perseverar en el error...perseverar en el error es diabólico.
Podemos equivocarnos, pero hemos de aprender de ese error, porque lo que no hemos de hacer es cometer ese error por segunda vez. A principio de curso recibí el siguiente mensaje: "si vas a cometer errores , que no sean los mismos". En realidad no iba dirigido exactamente a mí, sino a quien lo hubiera escogido de entre muchos mensajes que no podía uno leer hasta que no desenrollara el trozo de papel donde estaba escrito.

Caló hondo ese mensaje en mí, prueba de lo cual es que lo he recordado varias veces en este trimestre, unido a varias situaciones que se me han presentado. Y, sin lugar a dudas, esta frase latina de uso común me lo ha recordado. Es la que toca escribir en la pizarra esta semana.

Aquila non capit muscas


Ésta es la frase latina que hemos estado leyendo esta semana en la pizarra de 4º "C". El águila  no caza moscas. Significa que las personas importante y nobles no se dedican a menudencias.

Puede ser usada , por ejemplo, cuando alguien no se rebaja a batallar con otra persona por un asunto trivial. ¿No me digáis que no os reviste de dignidad la frase?

Vamos a empezar a discernir lo importante de lo que no lo es, y no nos dejemos arrastrar por luchas que no son las nuestras.

A río revuelto, ganancia de pescadores


El refrán que propondré en clase esta semana tiene que ver con el provecho que ciertas personas sacan de las situaciones problemáticas, pues, efectivamente, siempre hay quien se beneficia de ellas.

El refrán lo he escuchado hoy mismo vinculado al panorama político de España, pero hay multitud de ocasiones en que puede ser usado. A ver quién es el primer alumno en usarlo en una situación adecuada.

Cada uno sabe dónde le aprieta el zapato.

Éste fue el refrán que aprendimos en clase la semana pasada. Cada uno sabe lo que le conviene o lo que puede perjudicarlo, o, al menos, debería saberlo. Esto es lo que significa el refrán. 

Better late than never

Doing something late is better than not doing it, did you know?
A piece of advice for those who have not opened their books yet or who have ot started to study hard...
This is the phrase of the week in English.

Easier said than done

We use this expression when we talk about a task that is easier to talk about than to do.
Think of a context where you can use it and post it as a comment to this post, please.

Ya estamos en Adviento, ¿nos felicitamos las fiestas?

¿Veis lo rápido que se han pasado estos meses? Hace muy poco estábamos en Septiembre, subiendo el primer escalón del tobogán del curso y ya casi estamos en lo alto, a punto de deslizarnos por él, lo que haremos durante los dos próximos trimestres.

Mientras subimos escalones, vamos disfrutando de las actividades que realizamos en el colegio. En la asignatura de Latín vamos a analizar, traducir  y después cantar y así aprender el villancico "Adeste fideles" (Venid, fieles). Así ya sabremos el significado de lo que cantamos y aprenderemos nuevas estrofas y de esta manera, aprenderemos también más palabras en latín, la mayoría de las cuales intervienen en la formación de palabras en nuestro idioma.

En esta asignatura también vamos a llevar a cabo el concurso "Paso del rosco". Dos profesores, como cada año, se enfrentarán en este concurso de vocabulario y el público serán los niños de 4º ESO, invitados por los organizadores del concurso, los de latín de 4º C y su profesora (menda lerenda).

En inglés tenemos la actividad del puzzle bíblico. Les entregaremos a los niños una serie de frases desordenadas que constituyen el pasaje de la Natividad de Jesús según uno de los Evangelios, el de San Lucas. Los niños tendrán que ordenar las oraciones y después lo leeremos y traduciremos.

Otra de las actividades es la de el envío de tarjetas navideñas, que serán escritas en inglés por los niños, los cuales se felicitarán así unos a otros las fiestas de Navidad, que me parece mucho más bonito que el envío de mensajes de whatsapp o de tweets o de correos electrónicos. No debería perderse esa costumbre que proporciona alegría nada más uno descubre en su buzón un sobre de un amigo o familiar en el que encuentra una tarjeta con los mejores deseos para la Navidad. Al ser una costumbre inglesa la hemos rescatado como actividad para la asignatura de inglés. En esta página http://lenguayliteratura4eso.blogspot.com.es/2013/12/vamos-felicitarnos-las-fiestas-de.html   podéis leer expresiones que pueden serviros para felicitar las fiestas a vuestro amigo invisible. La entrada conduce a otra donde podréis leer más sobre la tradición del envío de tarjetas navideñas.

viernes, 28 de noviembre de 2014

Pepito, a little merry mojuse in Sherryland VIII

Agradezco la participación en el concurso de una serie de alumnos maravilloso que tengo, entre los cuales están destacando Jaime Johnson, Javier Gómez, María Sánchez y Eduardo Ramírez, que son los que  han presentado mayor número de traducciones y las están haciendo muy bien.

Los animo para que sigan interesándose por este libro, que nos pone en contacto con nuestras tradiciones más añejas y con una de las bodegas más importantes de nuestra ciudad, González-Byass y asimismo, animo a los demás alumnos a participar en este concurso, en el que aprenderán palabras y expresiones nuevas que podrán relacionar con la cultura del vino en nuestra ciudad.

jueves, 27 de noviembre de 2014

Día de la Niña María 2015



Debo de estar haciéndome muy mayor, pues el día de la Niña María últimamente me causa gran nostalgia. Pienso en dos épocas concretas de la Historia, y los recuerdos de éstas aparecen alternativa y desordenadamente en mi mente, son como fogonazos. Por una parte, veo imágenes de los años 50 o 60, de las colegialas llevando a la Niña María en procesión con sus uniformes de color azul marino, sus guantes blancos, los velos, acompañadas de las monjas, en un día revestido de solemnidad. Por otra parte, me sitúo en una época no muy lejana, los primeros

años que pasé en el colegio, donde fui contratada hace ya más de trece años. Tengo recuerdos de don Alberto en la procesión, de las profesoras de Infantil, elegantísimas, y más tarde, de las de Secundaria, de la vara de nardo de la Niña que me regaló la señorita Elena y que perfumó mi casa varios días...Recuerdo flores naturales en las solapas de las chaquetas de la señorita Elena y la señorita Mercedes, a la madre Rafi, a la madre García (q.e.p.d.), a los seminaristas disfrutando de nuestro día, que a partir de entonces es también ya un poquito suyo...Recuerdo un impermeable amarillo que llevaba yo el primer año, cuando daba 
clases en Infantil, y también me acuerdo de que me pasé todo el día haciendo fotos a los niños pequeños en la procesión...¡Con una cámara que no era digital! Parece casi la prehistoria y sólo ha pasado algo más de una década. Al año siguiente  del impermeable amarillo, mis alumnos actuales entrarían en el colegio. Allí pasarían la mañana del 21 de Noviembre de 2003, en la zona de Infantil, donde se viviría un día grande también, con una imagen propia de la Niña María, la Virgen de Infantil, la cual se sigue sacando en procesión el mismo día.

Mis alumnos han cambiado un tanto desde aquella Edad de los metales, pero son los mismos en realidad, igual que la Niña María, pues a pesar de que hay dos imágenes en el colegio y que los niños llevan ya la de los mayores, ambas representan a la misma Virgen Niña, la que fue presentada al templo de Jerusalem. Hemos 
repasado en tutoría el origen de la festividad y también de la tradición de la procesión en el colegio, idea de Santa Juana que sigue llevándose a cabo más de cuatro siglos después, señal de que la llama sigue viva, como ella quería. Las clases de  4º ESO "B" y "C" han sido visitadas por un grupo de antiguas alumnas aún aferradas al colegio. Ellas 
han hablado a nuestros alumnos de cómo vivían este día ta importante y les han transmitido los recuerdos y el cariño que mantienen del colegio. Las "alumnísimas", como a mí me gusta llamar a las antiguas alumnas que cada año vienen a 4º ESO "A", visitarán mi clase más adelante también. La idea es hacer que los alumnos se sientan unidos al colegio como lo están ellas a pesar de los años que han pasado, que valoren el colegio, la relación tan buena que mantenemos los profesores con ellos, el 
amor con el que se siguen haciendo las cosas en el colegio, amor por la enseñanza y amor por ellos, que valoren la educación y formación que reciben, que se sientan parte de él, del colegio, que conozcan sus tradiciones y que el día de mañana sigan existiendo estos vínculos que los unen al colegio, a nosotros, y a los valores que intentamos transmitirles.


No sé si los niños han vivido en plenitud esta que ha sido la última celebración de la Presentación en el templo como alumnos, así lo espero. Tengo la certeza de que año tras año, hay alumnos sensibles a esta celebración, prueba de lo cual es el 
contingente de antiguos alumnos que atestan el colegio y llenan las aceras de las calles Zaragoza, Paúl y Sevilla y asisten a la eucaristía que oficia el capellán, el cual este año iba acompañado en procesión por otro sacerdote (¡si será por sacerdotes en el colegio!), don Antonio Luis, que también forma parte en mi mente de otra estampa, la del conjunto de seminaristas 
que vivían por primera vez la fiesta de María en el colegio hace años. ¡Qué lejos está ese joven seminarista del sacerdote ensotanado y maduro que vimos el otro día en la procesión y que además es el formador del preseminario! Los años pasan rápido, y aunque sigue siendo jovencísimo, don Antonio Luis ya no es un estudiante, sino un profesor , y precisamente forma a sus alumnos en el mismo lugar donde él era formado hace unos años, la zona de comunidad de nuestro colegio. 

Los antiguos alumnos vienen a ver a la Nña María. Y lo hacen convertidos en hombres y mujeres con mucho que ofrecer a la sociedad. 
Aunque en esencia no, todo va cambiando. La constante es la Niña María. Ésta no cambia. Cada año se deja llevar a la iglesia de Capuchinos, acompañada de todo el colegio, niños y profesores, que por un día dejan las aulas y ponen toda su atención en Ella. 

Desde 1889 existe nuestro colegio, unido su nombre al de María. En estos 125 años han pasado tantas promociones de alumnos (alumnas al 
principio y durante largo tiempo), que son numerosas las muestras de cariño que recibe la Niña María. Hasta tal punto marca a los alumnos de este centro que partió de las mismas antiguas alumnas la idea de realizar una convivencia al final del día, después de la eucaristía que para ellas se realizó por la tarde en la capilla y de la consiguiente procesión por los jardines.

Hubo muchísimas alumnas de diferentes edades y promociones. Las madres iban con sus hijas, antiguas alumnas las unas y las otras, cargando el paso de la Niña María. No importaba si tenían diecisiete años, veintitrés o cincuenta y cuatro, la Niña María las une, compartiendo con ellas esta constancia, esta identidad, en un vínculo que pone de manifiesto que aunque el tiempo pasa, hay cosas que no cambian.

PD: agradezco a Teresa Núñez las fotos que me envió y que aquí publico y mando un abrazo a todas los antiguos alumnos que no pude saludar (y a los que saludé, también).