jueves, 30 de abril de 2015

D. José Esteve y López, primer arquitecto de la capilla

Otro de los personajes relacionados con la fundación del contexto es el arquitecto que proyectó la capilla, D. José Esteve y López, el cual estuvo presente cuando pusieron la primera piedra de la capilla, en 1893 (ya el padre Barrado nos había hablado de ello), y a quien las religiosas regalaron un palustre de plata. Por cierto, que entre los documentos que estamos investigando hemos encontrado la factura de dicho palaustre.

D. José Esteve había proyectado también edificios muy representativos de Jerez, como la plaza de toros (la que se incendió) o el mercado de abastos (de ahí que a la plaza contigua  a éste se le llamara "Plaza Esteve").

José Manuel Sánchez adoptó el personaje de D. José Esteve y esto es lo que nos dijo sobre él:


"Yo, José Esteve y López he sido  un arquitecto innovador, puesto que he introducido en Jerez el uso del hierro forjado para edificios públicos, tan a la moda del siglo XIX. Nací en Valencia y fui catedrático de la Escuela de Bellas Artes de Sevilla. Llegué a esta ciudad en 1854 para ocupar el cargo de arquitecto municipal. Debido a la precariedad de las arcas municipales, trabajé desde 1862 a 1864 de forma gratuita, lo que me valió el aprecio general tanto de la Corporación jerezana como de toda la ciudadanía.

Mis obras más emblemáticas fueron la Plaza de Toros, el cuartel de Tempul, que quién sabe si estará aun en pie en el siglo XXI, la espléndida capilla del colegio de la Compañía de María y , por supuesto, el Mercado Municipal de Abastos.

El Mercado de Abastos comienza a fraguarse en torno a 1840, pero no será hasta 1874 cuando iniciamos las obras, inaugurándose en 1885. El edificio se levanta sobre los antiguos terrenos del convento de San Francisco, expropiado a los monjes en la desamortización de Mendizábal, y en él predomina el uso de la piedra, la cerámica, los cristales y el hierro.


La capilla se empezó a construir el día 26 de Diciembre de 1893, fue el día en el que se colocó la primera piedra."

miércoles, 29 de abril de 2015

Los Sres. de Ágreda

Don Diego de Ágreda y Dominé y doña Petra Pérez de Grandallana. Estos dos personajes relacionados con la fundación del colegio fueron los dueños de la casa a mitad del siglo XIX. Cuando don Diego murió, la dejó como herencia a su hijo José Antonio de Ágeda, quien, por medio del padre Barrado, entró en contacto con las religiosas de San Fernando, concretamente con la priora, la madre Mª Luisa López Martínez de Elizalde, y a ellas vendió la finca.

Don Diego de Ágreda fue una persona muy conocida en el Jerez de la época. Sus hijos, José Antonio y Mª Josefa, se casaron con dos hijos del bodeguero Manuel María González Ángel, Críspulo y Luisa. Manuel María era el dueño de las bodegas que posteriormente fueron las de González Byass (Byass fue el nombre de su socio, después de Dubosc, que también fue socio suyo). Así que estas dos personas fueron consuegros del señor de la estatua que está por detrás de la catedral, cerca de la bodega de González Byass.

Alejandro Revaliente y Elena González, que, por cierto, iban guapísimos, fueron los que se encargaron de encarnar a este matrimonio y esto dijeron:


DIEGO DE ÁGREDA Y DOMINÉ

Soy Diego de Ágreda y Dominé y soy el dueño de este palacio, situado en la calle Collantes, en el barrio de las Atarazanas, que se llama así por un antiguo depósito de armas. Después de que el último familiar de los Gordon falleciera, compré la casa y dejé para la prosperidad la talla del patio principal, de dos alturas, con arcadas de yesería neonazaríes. Bajo mi inspección se realizaron los arabescos; mi casa es conocida como “la casa del Jardín” por sus magníficos jardines y estanques. Soy muy relevante en Jerez, uno de los primeros fotógrafos de Cádiz, un importante naturista y enamorado de las artes y tengo una gran colección de cuadros. Participé en varios proyectos, que son los más importantes del S.XIX como: la traída de agua potable a Jerez a través de canalizaciones y desde el Tempul (la fuente de este jardín es de aquel entonces) y el proyecto del del ferrocarril.. Mi hijo le vendió la casa a las monjas un tiempo después de que yo falleciera (fallecí en 1876).


Me gustaría hablaros de algunas bodegas que hay en Jerez en este tiempo:

. En 1868 la invasión de los viñedos franceses por la filoxera favoreció la exportación de los vinos jerezanos.

La bodega de Garvey fue fundada en 1780 por una persona muy conocida en Jerez, William Garvey, aristócrata irlandés, como el patrón de Irlanda es San Patricio, decidió bautizar su fino con ese nombre: fino San Patricio de bodegas Garvey.

La bodega de Domecq se inició en 1730 con el precursor de la bodega, Haurie. La bodega adquiere la espectacular dimensión con la que cuenta en la actualidad a mediados de este siglo, con la llegada a Andalucía de Pierre Domecq.

En los años 60 del S.XIX el vino de Jerez supuso el 20% de las exportaciones españolas.

Por último, os hablaré de Juan Pedro Aladro, que dio nombre a una plaza cercana a esta casa:

Fue hijo ilegitimo del bodeguero Juan Pedro Domecq, el cual lo reconoció como heredero universal de su fortuna.

En cuanto al ferrocarril, el 23 de septiembre de 1829, José Díaz obtuvo el gobierno de Fernando VII una concesión para instalar un “carril de hierro” desde Jerez al muelle del Portal. En 1855 ya se estaba en junio montando el tramo Jerez-Puerto de Santa María.

Esto es lo que nos contó doña PETRA PÉREZ DE GRANDALLANA:

Hola, soy la esposa de Diego de Ágreda y tanto yo como mi esposo residimos en el palacio de Ágreda, al que todos habeís sido invitados en esta magnífica velada. Jerez en estos momentos es una ciudad con bastante población y en claro crecimiento económico y urbanístico, en el que toman residencia multitud de empresarios de la industria vitanera o empresas auxiliares, como puede ser William Garvey, irlandés. En mis ratos libres, cuando no estoy cuidando de mis hijos, invito a mis amigas a jugar al tenis en el cluby se nos da bastante bien. Ahora también practicamos un nuevo deporte que está causando verdadero furor entre la alta sociedad, llamado polo. Aquí ya se ha inagurado el Xerez Polo Club y es el primero de toda España y Europa occidental, yo ya soy socia claramente.

En multitud de ocasiones para nuestros ratos de ocio mi esposo me lleva consigo al Jockey-Club, y en  un hipodromo de alta categoría, don Elena. realizan carreras de caballos y las personas hacen sus apuestas, mi esposo siempre apuesta por "El Chatro", que últimamente está ganando a todo el que se le pone por delante y se está ganando muy buena fama. En el Jockey-Club también estamos con amigos como puede ser Garvey o Bertemati, también fundadores del Jockey-Club, mientras vemos las carreras.
En fin, mi vida es muy ajetreada y más estando en Jerez, que es una de las ciudades más desarrolladas de nuestra época

martes, 28 de abril de 2015

Bonitas fotografías.


La alumna Marta Álvarez Villarreal ha tenido el detalle de enviarme estas preciosas fotos (¿o daguerrotipos? ) de ella y sus amigas en el día del siglo XIX.

Las comparto con vosotros porque tanta belleza tiene que salir a la luz.

¡Gracias!


 








Madre Mª Luisa López Martínez de Elizalde

El día del siglo XIX Blanca fue una religiosa, la primera priora que tuvo el colegio de la Compañía de María, una mujer que luchó muchísimo a finales del siglo XIX por el colegio: tuvo que elegir la finca en donde se establecerían, lidiar con las finanzas, conseguir dinero para los gastos del colegio, de la construcción de la capilla, dar consuelo a las hermanas y madres que con ella venían, etc.

Dejo aquí lo que Blanca nos transmitió. Por cierto, felicidades a su madre, que le hizo el disfraz...¡Qué disfraz! ¡Y qué madre!...No sólo me refiero a la madre Luisa López (la verdadera y la postiza), sino también a la madre de Luisa López, la que realizó el disfraz.

La música decimonónica que elegimos para la presentación de esta identidad es el Ave María de Schubert. No podía ser otra, siendo ella religiosa de la Compañía de María:


“Buenos días. Mi nombre es Mª Luisa Lopez, mejor conocida como Madre Mª Luisa, y soy una de las fundadoras del colegio Compañía de María de Jerez, en el cual os encontráis ahora mismo.

La historia de este colegio comenzó un 10 de junio, cuando en San Fernando, donde yo y el resto de religiosas residíamos, recibimos una carta del obispo diciéndonos que tuviéramos todo preparado, porque el 12 de junio partíamos a Jerez.

Aquel 12 de junio no dormimos nada, ya que a las 3 de la mañana nos levantamos para a las 4 tener nuestra última misa allí. A las 5, antes de entrar en el tren, el señor obispo rezó con nosotras, no sin antes darnos algunos consejos.

Cuando llegamos a Jerez nos esperaban el Padre Barrado y la señora Mª Angustias Aranda. Entramos en este mismo edificio portando una imagen de la Virgen, sin hacer ruido. Nuestro equipaje aún no había llegado y aquí no había más comida que un caldo, por lo que el Padre Barrado nos hizo el favor de llevarnos a comer a casa de un amigo suyo.

Al día siguiente, por la tarde, el Padre Barrado vino a visitarnos. Nos preparó un altar, cogimos unos banquitos de piano que por aquí había y así arreglamos una pequeña capilla que nos sirvió hasta la construcción de la actual.

Por la noche cenamos todas juntas sobre una maleta. Al acostarnos, los colchones ya había llegado, pero no las camas, por lo que tuvimos que dormir entre todo el polvo y los insectos que una casa abandonada puede tener. Por si fuera poco, los vecinos de al lado, que eran protestantes, estaban de fiesta, pero gracias a Dios se mudaron al día siguiente.

Días más tarde, el 22 de junio, se constituyó la clausura, prohibiendo la entrada a toda clase de persona exceptuando la capilla. Después nos dimos cuenta de que esto hacía difícil algunos trámites necesarios, por lo que permitimos la entrada a las personas de negocios.

El 1 de julio el señor obispo inauguró el sagrario, y casi dos meses después, el 29 de agosto, la casa fue completamente pagada gracias al Padre Barrado y a la señora Mª Angustias de Aranda.

El 1 de septiembre, por fin, abrimos las puertas del colegio para las internas, siendo estas dos niñas de Jerez que venían de nuestro colegio de San Fernando; y el 15 de septiembre inauguramos el colegio para las externas. Poco después se abrieron las clases gratuitas.

El 25 de diciembre se colocó la primera piedra de la capilla, aunque hasta enero del años siguiente no se empezó realmente su construcción, que duró hasta junio cuando se suspendieron hasta nuevo aviso.


Dado la falta de hermanas aquí, decidimos traernos a algunas de Valladolid, que tienen que estar ya al venir. El resto de la historia de este colegio me gustaría contárosla, pero aún está por escribir.”

lunes, 27 de abril de 2015

¡La boda del siglo!


No me refiero esta vez al siglo XIX. Retiro por unos minutos la cabeza del siglo XIX, donde suelo introducirla constantemente,  para dar noticia de un enlace matrimonial. Tenía ganas ya de hacer un poco de crónica social en el blog.

Nuestros detallosísimos alumnos de 4º ESO el viernes pasado le dieron una sorpresa a la señorita Laura con motivo de su cercano casamiento.

Le regalaron una muñequita vestida de novia con la que hicieron muy feliz a la señorita, más feliz aún si se puede, porque ya la profesora no puede ocultar su sonrisa a cualquier hora del día.Ni de be hacerlo. Le han regalado también una "declaración de amor" firmada por todos los alumnos de la clase...El novio se va a poner celoso.

Les deseamos los mejor a los novios en ese 1.5.2015, que tanto significa para ambos y en su futura vida de casados.

Y ahora retrocede de nuevo la I del siglo XXI para volver a ocupar su posición entre las dos X.

¡Pero el viernes, vuelvo al XXI, que no me pierdo la boda!


El sobre sobra

Hoy, como era de esperar, porque es lunes, ha llegado otra postal del "señor del bigote", el cual esta vez ha cambiado su "modus operandi", pues no venía en un sobre, ni ha llegado ni a portería, ni a la clase de 4º C, ni estaba destinada a ella, sino que parece que va dirigida a mí personalmente, porque la he encontrado cuando he llegado al colegio en mi taquilla. El viernes a última hora no estaba ahí. No sé ni por quién ni cuándo ha sido depositada sin que nadie se diera cuenta, con lo frecuentada que está siempre la sala de profesores.

La historia de las postales está entretenida: después de chocarse con alguien en la calle y de que le robaran la cartera, Raquel acepta tomar un café con el desconocido con el que tropezó.

El dibujo de hoy también forma parte de la especie de puzzle que vamos formando con todas las postales (excepto la primera, que sigue sin aparecer).

Padre Barrado

Con esta serie de entradas que inauguramos el día del siglo XIX, contribuimos a celebrar el 125º aniversario del colegio, recordando a figuras claves para la fundación del colegio, así como  el contexto del siglo XIX, el siglo de la fundación.

Eduardo Ramírez, seminarista menor y alumno de 4º ESO, decidió hacer el día del siglo XIX el papel del padre Barrado, sacerdote jesuita, capellán de la Compañía de María de San Fernando que tuvo la idea primitiva de fundar un colegio en Jerez.

Esto es lo que Eduardo nos dijo y ésta es la música del siglo XIX que elegimos para la presentación del padre Pascual Barrado, el Requiem de Verdi, una obra de muchísima fuerza para un personaje que también tuvo que tenerla:


"Mi nombre es Pascual, Pascual Barrado, y soy un jesuita que ha vuelto recientemente de misiones durante 10 años en Filipinas, donde fui destinado por mi obispo.

Cuando llegué a Jerez (debido a mi enfermedad), conocí a Juan María Capitán, un ilustre poeta, pedagogo y humanista, que además había sido fraile, y escribió granes poesías sobre sus alumnos y los elementos que le rodeaban .

También conocí a un paisano vuestro, Luis Coloma, que coincidimos haciendo unos ejercicios espirituales en el Puerto de Santa María. Él escribió una historia que ha tenido mucho éxito, se titula El Ratón Pérez, que lo escribió para la reina María Cristina cuando a su hijo, Alfonso XIII se le había caído un diente.

Después decidí abrir por esta zona una comunidad de la orden de Ntra. Sra. Compañía de María, igual que la que se abrió hace 129 años en San Frenando y trayendo algunas religiosas desde allí.


Aún recuerdo aquel 12 de Junio de 1889, cuando a las 5 de la mañana llegó el Sr. obispo a estos terrenos para elegir la casa más adecuada y comprarla.

Una vez comprada la casa, el Sr. cardenal arzobispo de Sevilla les ordena la clausura con fecha del 22 de junio de 1889.

Al estar establecidas en la casa, les hacía falta algo muy importante ya que se sentían huérfanas y me pidieron que les dejase al Santísimo en el Sagrario el día 1 de julio.

Mas tardes, el 29 de agosto, festividad de Sta. Rosa de Lima, se celebró la escritura de compra-venta de la casa. Tras haber firmado esto, el colegio se abrió el 1 de septiembre con dos alumnas.

La capilla se terminó, el 2 de octubre, festividad de los ángeles custodios; tanto en pintura como en retablo y se dedicó a los sagrados corazones de Jesús y de María y por protectores al arcángel S. Gabriel, Patriarca S. José y S. Ignacio de Loyola.

El 25 de diciembre de 1893, festividad de la Natividad de Ntro. Señor, se bendijo y se colocó la primera piedra de la futura capilla con una celebración solemne. Se levantó un altar con la virgen de Lourdes.

El acto lo celebró el arcipreste, D. José de la Riva, que puso la piedra con un palustre de plata mientras se cantaba las letanías de los santos.

En una pequeña caja de plomo, se metió una virgen de Fátima, una imagen de S. José, una medalla de la ciudad, el acta de la comunidad y un ejemplar del Guadalete del viernes 22.

Según los planos, la iglesia mediría 27m de Alto y 8m de latitud, de estilo Gótico, con 2 coros altos y 2 coros bajos, separada de la calle Collantes por un patio de 12 metros cerrado con verja."

domingo, 26 de abril de 2015

Don Alberto...

Todos nos acordamos de usted, y especialmente en estas fechas nos invade la melancolía. La última vez que lo vi y hablé con usted (en clave de risa, no podía ser de otra forma), fue el día del siglo XIX de hace tres años. Desde entonces siento vinculada esta actividad a usted. Ayer volví a recordarlo y a hablar de usted, como hacemos continuamente, porque dejó una huella imborrable en profesores y alumnos.

Esta mañana la señorita Mariola me ha mandado un enlace a su cuenta de Facebook, en que le hace un pequeño homenaje publicando un dibujo que de usted hizo en ese mes de Abril, después de conocer la noticia de su fallecimiento (aún me cuesta trabajo asimilarlo, incluso usar esta palabra,...no me parece posible que no esté aquí, aun tres años después).

La señorita me permite publicar su acuarela junto con las palabras que le dedica y yo, que carezco de las habilidades pictóricas de nuestra profesora artista, uso el dibujo que usted tenía en el perfil de su cuenta. Estoy segura de que le gusta.
Un fuerte abrazo, don Alberto. Nos acordamos mucho de usted hoy y siempre.

"Hoy hace ya tres años Alberto que nos dejaste, tres años que se han pasado como un suspiro. Este dibujo está dedicado a ti, estupendo profesor, compañero, pero sobre todo un gran amigo… te seguimos extrañando todos los días."
Señorita Mariola Morillo.

Dª. Mª Angustias Aranda y Pemán

Después de la celebración del día del siglo XIX, que los niños convirtieron en un éxito, por lo bien que lo hicieron, lo involucrados en su papel, lo estupendamente que se habían aprendido las vidas de los personajes que representaron, cómo bailaron, cómo venían vestidos (guapisimos todos) y por es esfuerzo que cada uno depositó en que todo saliera como salió, me propongo a presentar en el blog a cada uno de los personajes que acudieron a la fiesta en el salón del colegio aquel 3 de Junio de 1899, empezando por doña Mª Angustias Aranda y Pemán, mi personaje, que sirvó de eje central de la trama, pues, junto con Diego de Ágreda y Sra. (sus fantasmas), y gracias a las religiosas, que llevaban diez años establecidas en el colegio, invitó a todos los personajes del siglo XIX, vivos y difuntos, a un baile en honor del siglo XIX que se marchaba.

Era de esperar que doña Mª Angustias, (o su fantasma, ya que ella pereció en 1894, cinco años justamente antes del día del baile), hiciera un breve repaso de los principales acontecimientos del siglo XIX para dar paso a hablar del Jerez de aquel tiempo y de la fundación del colegio, en la que ella jugó un papel fundamental, ya que apoyó mucho eoconómicamente a las religiosas y tan involucrada estaba en ello, que decidió hacerse religiosa de la Compañía de María de Jerez, cambiando su nombre por el de Hermana Concepción Aranda. Falleció poco después de ingresar en la orden.

Esto es, poco más o menos, lo que dije. La música que sonaba mientras tanto era del siglo XIX (don Francisco me ayudó con los archivos de audio de cada personaje), en este caso, y por si os queréis ambientar mientras leéis, "Preludio a la siesta de un fauno"; de Debussy:


"Antes de nada, bienvenidos a todos. Me llamo Mª Angustias Aranda y me presentaré en seguida, para que todo aquel que no me conozca, sepa a qué he dedicado mi vida y comprenda que gracias a la iniciativa y servicio de personas como yo, el colegio de la Compañía de María es una realidad en Jerez.

Como sabéis estamos aquí reunidos, hoy 3 de Junio de 1899, para despedir un siglo que se nos va, para lo cual las religiosas que llevan diez años ya en el colegio, nos han permitido que los señores de Ágreda, últimos propietarios de la casa que hoy es colegio y yo, demos una fiesta en honor de este siglo que se va. Para ello hemos invitado a personajes ínclitos del XIX, unos vivos y otros difuntos (hemos invitado a sus fantasmas), que, al coincidir hoy por primera vez en este momento histórico irán presentándose para que todos los reconozcamos.


Hoy, día 3 de Junio de 1899, me gustaría echar la vista atrás para recordar algunos momentos del siglo que se va. El siglo XIX es una época en la que hemos sido testigos de uno de los eventos más importantes de la Historia: la Revolución industrial, que está cambiando el mundo. La emigración masiva del campo a la ciudad de los agricultores para trabajar en las fábricas, los medios de transporte, los inventos, las mejoras laborales a partir de los movimientos sindicales señalan que una nueva vida empieza.

En España terminamos este siglo con mal pie, pues, después de la guerra de la Independencia, del reinado de Fernando VII , que está por aquí, bueno, su fantasma, pues sabéis que murió en 1833; de las guerras carlistas (tenemos por aquí a un general de la guerra carlista); del reinado de Isabel II tras la regencia de su madre, María Cristina de Borbón (presentes en el salón también, la primera con un virus que la ha dejado bastante delgadita) , de una república, del reinado de Amadeo de Saboya (aquí lo tenemos también), y de la regencia de María Cristina de Habsburgo, en la que aún estamos, puesto que Alfonso XIII es muy jovencito aún,apenas trece años, pues, después de todo esto, sacude los pilares de nuestro vetusto y poderoso imperio (al menos pensábamos que era poderoso) , la guerra de Cuba, el año pasado, el acontecimiento que hemos llamado "el desastre del 98" y que nos ha cambiado a todos los españoles la visión que teníamos de nuestro país. Estábamos convencidos de que íbamos a vencer a los yankis, que lo que querían era apoyar a Cuba, Puerto Rico y Filipinas para quedarse, como se han quedado con Puerto Rico y Filipinas. Ya Cuba no nos pertenece. Ha sido una canallada de los americanos, a los que les molestábamos en la frontera de su país.

Se suma a esto el relativismo que estamos padeciendo, con teorías como la de Darwin, que dice que venimos del mono, algo inaudito. ¿Y qué pasa con la religión ahora, y Adán y Eva? Qué bochorno, descender nosotros de un mono!!! Ya nos dará explicaciones el señor Darwin, que para eso lo he invitado al baile. Total, hay verdades fundamentales que no explica la religión, pero tampoco las explica la ciencia, y esto empieza a hacernos sentir desamparados y pesimistas.


En fin, comencemos el nuevo siglo confiando en que esto va a cambiar, con cierta ansia regeneracionista. De hecho, hay pintores, artistas, actores, literatos, etc que muestran que España es el gran país que siempre ha sido.

Ahora, los cotilleos.

Como he dicho, me llamo Mª Angustias Aranda y Pemán. He donado una gran cantidad de dinero a las religiosas para que este edificio que han comprado (primero alquilado) a los Ágreda pueda ser colegio hoy día. Las religiosas levan unos años instaladas aquí (desde el doce de Junio de 1889, va a hacer diez años dentro de una semana y pico ) y yo las he ayudado mucho económicamente y con todo lo que necesitaban, desde su llegada, pues vinieron de San Fernando en tren el doce de Junio de 1889, después de levantarse a las tres de la mañana para ir a misa de cuatro, pues el señor obispo las esperaba en la estación de San Fernando (el colegio de San Fernando llevaba 129 años existiendo) a las cinco. Cuando llegaron, la casa era un desastre, estaba abandonada, era una herencia a José Antonio de Ágreda de su padre y estaba deshabitada, así que he donado gran cantidad de dinero para un montón de cosas, desde un obrador, hasta dinero para la compra de la casa, que gustó mucho al padre Barrado y al señor obispo y a la priora dª Mª Luisa López, por tener un extenso jardín, el cual es perfecto para las monjas que han de guardar la clausura y para las alumnas.

También he donado dinero para levantar la capilla, no la provisional, sino una capilla neogótica que está en construcción. Después de ayudarlas tanta, y de dudarlo un poco, por fin me decidí a ser religiosa de la orden y aquí ingresé en 1893 (ya podéis imaginar cómo sentó en mi casa, pues soy hija única) aunque fallecí al año siguiente y estoy enterrada en la gruta (de momento). Me llaman la fundadora de este colegio, por todo el esfuerzo que puse para establecer un centro de educación en Jerez en que las alumnas salieran bien formadas.


Soy una burguesa jerezana de finales del XIX, bastante entrada en la ancianidad, de forma que he conocido mucho en este siglo. De hecho, fui a la exposición (que Dª Mª Angustias fuera a la exposición es inventado), la famosa exposición de París, de la que todo el mundo habla, celebrada hace unos años, en 1889, justo cuando las religiosas llegaron al colegio. 180 pesetas me ha costado el viajito a París, organizado en una oficina de la calle Bizcocheros, pero ha merecido la pena. Ahora mismo, a finales de este siglo, París es la capital del mundo. Os voy a describir todo aquello que me llamó la atención allí: todo estaba lleno de pabellones, y había una zona que se llamaba la ciudad de los negros donde se veía a gente de otra raza, tan pocos frecuentes aquí, le han llamado el “zoológico humano”: También visité , cómo no (me encanta la moda), unos almacenes que se llaman “Le grand magasins”, con alumbrado eléctrico!!! En la exposición hay dos torretas muy grandes de electricidad, puesto que se acaba de empezar a usar para fines de alumbrado. Tanto me gustó París, que volví allí, unos años más tarde, para conocer el invento de los hermanos Lumiére: ¡imágenes en movimiento! ¡Es el colmo! Verdaderamente estamos viviendo en una época de cambios...el telégrafo, el ferrocarril...y ya lo último...¡¡El teléfono! , un invento que te hace capaz de escuchar la voz de otra persona aunque esté a muchos metros de distancia, incluso kilómetros. No sé dónde vamos a ir a parar. Cerca de aquí han establecido una fábrica de electricidad, puesto que, no sé si sabréis que Jerez ha sido una de las primeras ciudades de España con alumbrado público eléctrico. Hay gente que dice que es Comillas, en Cantabria, pero eso fue porque el marqués de Comillas pagó el alumbrado, luego ya no se puede considerar público, fueron cuarenta farolas para la visita del rey Alfonso XII.


También ha sido la primera ciudad de Andalucía en tener un ferrocarril y la tercera en España, que se dice pronto... La fisonomía de la ciudad está cambiando, podrán tener la ocasión de comprobarlo en estos días si es que se alojan durante un tiempo en la ciudad: ha habido varias epidemias en este siglo (fiebre amarilla primero y cólera después, tenemos aquí a médicos que se han enfrentado a ello) y hay que actuar urbanísticamente: hay que mejorar el sistema de alcantarillado, adoquinado, y ya de paso, se está organizando el mobiliario urbano (farolas, bancos, etc.). Una de las zonas que ha cambiado mucho últimamente es la alameda Cristina, cerca de aquí.


Las murallas medievales de la ciudad se están derruyendo (la última, la puerta del corregidor) y se está dando paso a una nueva ciudad donde un cinturón de bodegas ciñe al casco histórico, que se desborda. Antes las bodega estaban en el interior de la muralla pero un párroco protestó.


No os he dicho dónde compro yo mi ropa... En la calle Duque de Almodóvar, que es muy Larga, muy Larga, tan Larga, que no me extraña que en el futuro la llamen calle Larga. En pleno siglo XIX el comercio de moda es uno que está en dicha calle llamado "Al mundo elegante". Lo que llevo puesto ahora mismo me lo confeccionó la costurera (la he invitado por eso al baile) a partir de telas que compré allí. Si algunas damas quieren brocados, tocados, encajes, etc. puede dirigirse allí. Decidle que me conocéis, que voy casi a diario y os harán un descuentito."

Algunas cosas más conté pero me gustaría dejarlas para el artículo de la serie que don Jesús y yo nos comprometimos a publicar y de los que sólo falta uno, el mío, pues en cada trimestre que ha pasado, don Jesús ha publicado un artículo; en el primer trimestre, del contexto histórico de Europa  en el momento de la fundación del colegio, y e el segundo trimestre, sobre el contexto español. El próximo será publicado pronto por mí y tratará sobre la situación de Jerez de la Frontera a la legada de las religiosas de la Compañía de María. Ahí es donde encaja mi personaje, Mª Angustias, así como el padre Barrado, la priora, doña María Luisa López Martínez de Elizalde o José Esteve, los cuales fueron los primeros en revelar sus identidades, que se darán a conocer en el blog en próximos artículos.

viernes, 24 de abril de 2015

Día del siglo XIX 2015






Llegó el día del siglo XIX, el día en que los alumnos de 4º ESO "viajaron" a 1899 para acudir a una fiesta en la antigua casa de los Ágreda.

Nos reunimos allí muchas personas del siglo XIX, vivos y difuntos: políticos, escritores. reyes y reinas, inventores, religiosos, etc.

Mi personaje, doña María Angustias Aranda y Pemán, hizo la presentación y sirvió de hilo conductor o de eje central de esta actividad, puesto que es el personaje que , junto a los señores de Ágreda y gracias a las religiosas del colegio, había invitado a todas las personas del siglo XIX que hoy se reunieron allí.

Inauguramos el día con un vals, baile que estaba de moda en el XIX, y lo hicimos en la zona  noble de la casa, los salones cuyas balcones se abren al jardín, que es posible que sirvieran en aquellos tiempos, al menos alguna vez, como salones de baile.

Teníamos pensado, después de presentarse cada uno, llevar a cabo una serie de recitaciones y de representaciones teatrales, que aplazamos para otro día porque no nos dio tiempo, al igual que tampoco pudimos clausurar el día con la obra de piano acompañada de danza que tenían preparadas doña María Blasco y María Taglioni (Cayetana y Julia Vargas).

De este modo, y como no hemos podido despedirnos debidamente del siglo XIX, continuaremos siendo personas del XIX un tiempo más, idea que me gusta, pues de todos es conocido el amor que siento por este siglo, por sus manifestaciones artísticas y literarias y por la Historia del colegio, que comienza en aquel entonces. No quiero despedirme de este siglo.

Hemos cumplido de momento una serie de objetivos con esta actividad: hemos repasado
contenidos que hemos visto en el curso, familiarizándose los niños cada vez más con la época, con los acontecimientos históricos, profundizando en el estudio de éstos; también con las corrientes literarias de los diferentes momentos del siglo y con los autores y obras de estas corrientes; hemos repasado la Historia del colegio y su fundación a través de figuras claves, como el padre Barrado, la priora María Luisa López Martínez de Elizalde, o de Mª Angustias Aranda; hemos conseguido una vez más luchar y
superar la inhibición y la tensión que supone estar hablando delante de un público (" esto impone, señorita"-decían los niños); hemos aprendido la importancia de la comunicación y de la elocuencia a la hora de transmitir el mensaje verbal: la fluidez, el ritmo, la intensidad y la entonación; hemos prestado atención a las manifestaciones literarias y el lenguaje poético; hemos trabajado con nuestra memoria; hemos resumido, extraído ideas principales, trabajado con la lengua al fin y al cabo; hemos intercambiado mensajes de correo electrónico y aprendido cortesía verbal con ello; incluso hemos imaginado y llevado al papel historias, como la de Amadeo de Saboya, Giuseppe Fannelli y Andrés Lopez, el barquero de Cantillana, historia que merece empezarse en párrafo aparte.

Cuál no sería la sorpresa de los niños que bailaban y de las personas que constituían el público, padres de 4º ESO y niños de 5º de Primaria, cuando vieron interrumpidos su vals por la irrupción de un bandolero que entró con espada en alto y pegando gritos en el salón. Al instante, el anarquista Giuseppe Fannelli se le unió y Amadeo se erigió en el defensor de los que allí estábamos. Los niños prepararon la historia perfectamente: los "malos" se rebelaban contra la construcción de las carreteras por parte del
Gobierno, las cuales dificultarían sus asaltos a
caravanas en atajos y caminos. Había carteles de "se busca" por las paredes del colegio, no les faltó detalle. La interpretación fue propia de los mejores actores del mundo...¡Cómo gritaban!¡Cómo discutían! ¡Qué sutileza en la risa!¡Qué gesticulación! Por no hablar del maravilloso y emocionante combate de espadas de que tuvimos la suerte de ser testigos. Habíamos mantenido en secreto esta intervención y la irrupción de Miguel en el salón fue de verdad impresionante, incluso para sus propios compañeros. Felicidades de corazón a los tres.

Igualmente, me gustaría dar la enhorabuena a los niños por su comportamiento en el baile y por lo bien que se habían preparado sus papeles, el esfuerzo en la interpretación y las ropas que llevaron, que nos transportaron a un día precioso del siglo XIX.
Gracias a todos por ello, por acompañarme en mi esfuerzo e ilusión y también, cómo no, a padres, madres , abuelas, que han ayudado en la confección o consecución de los trajes y a aquellos que nos han acompañado el día de hoy,
padres, hermanos, abuelos, de niños de 4º ESO y también a profesores que me han ayudado, especialmente a la señorita Laura, que se ha llevado toda la mañana atenta a los discursos de los niños para ir pasando las diapositivas; a don Carlos Martínez, que ha sido un lacayo con librea perfecto, anunciando la llegada de cada pareja que acudía al baile, a don Francisco Marín, que me ha ayudado muchísimo con la música y con la parte técnica de la actividad; a los profesores que nos han acompañado, incluidos los de 5º Primaria con sus niños y la directora, que nos concedió el honor de su presencia durante la inauguración del día.

Niños, me siento orgullosa de vosotros. Sé que se puede confiar en vosotros, que sois competentes, que os esforzáis cuando comprendéis que se necesita vuestra colaboración y que, además, sabéis hacer las cosas bien.

Estabais todos guapísimos, pero guapos de verdad y elegantísimos. Me gustaría que me pasarais en pen las fotografías y vídeos que tengáis para poder seguir publicándolos en el blog y compartirlos así con todos, por favor. Igualmente, espero los comentarios con las anécdotas del reparto de poemas en el articulo que escribí sobre ello ayer.

Creo que podemos sentirnos satisfechos, aunque el siglo XIX...aún no ha terminado. Queda pendiente la actividad de las recitaciones y representaciones y poco a poco iré publicando los discrusos de cada uno de los personajes del siglo XIX que nos reunimos ese 3 de Junio de 1899 en los salones del colegio, la antigua casa de los Ágreda, la casa del jardín.