jueves, 11 de junio de 2015

Instalación de Santa Juana de Lestonnac


La señorita Mariola y sus alumnos están contribuyendo a clausurar el 125º aniversario de una forma espectacular: esta semana, después de que don José Luis nos saludé por la mañana al entrar en el colegio, nos dará los buenos días Santa Juana casi en persona, porque en el centro del patio árabe está instalada la figura de nuestra Fundadora. La elección de este lugar es intencionada, pues es  sitio de paso, de encuentro, de cruce diarios de profesores, alumnos, padres, personal no docente, conferenciantes... En fin, el corazón del colegio.

Allí, Santa Juana está representada como una mujer alta, con hábito de religiosa y con los brazos abiertos, como corresponde a su actitud de entrega al proyecto educativo.

De sus manos salen en dirección al cielo, mariposas de colores, que simbolizan a los alumnos, que se van del colegio formados según el proyecto de la Fundadora, cargados de conocimientos y competencias. Igual que la mariposa en su metamorfosis, el alumno que ha pasado por el colegio ha experimentado un proceso de cambio, de transformación y ahora está preparado para, cargado de conocimientos y competencias, volar a otros lugares y enriquecer al mundo.

De sus manos salen también estrellas, las de la corona de la Virgen, figura a la que Santa Juana siguió en su vida y propuso como modelo para las alumnas.

En el suelo hay páginas de libros, que representan el saber y la cultura. Sobre ellos podemos leer la siguiente frase de Sabta Juana de Lestonnac: "no dejes apagar la llama que yo he encendido en tu corazón".

La inauguración ha ido acompañada de la música del coro de don Francisco y de la intervención de la alumna Sofía Torres, que ha tocado el violoncelo. Soberbio.

La instalación está siendo un éxito, ha gustado muchísimo. Nos recuerda a los delicados cuadros de la artista que tenemos como profesora de Educación Plástica y visual en Secundaria, una característica común en los cuales es el tema de la mujer. A mí la obra me ha recordado mucho a la exposición de Perséfone que inauguró hace unos años la señorita; al cartel del Carnaval de Sanlúcar, creado por ella; a un dibujo que me regaló este verano ; y a una acuarela que le encargué para una persona muy especial. Sólo que esta vez la obra es tridimensional; es como si la acuarela hubiera salido del papel y ocupara el patio árabe en toda su extensión.

Dejo más abajo un documento que la señorita Mariola Morillo ha tenido la amabilidad de dejarme, en el que  analiza y comenta la instalación.


















1 comentario:

Jaime Johnson dijo...

Que instalación más bonita, me ha llegado. Solo se me ocurre felicitar a los alumnos de plástica de la Señorita Mariola por este maravilloso trabajo que representa nuestro amor por nuestra fundadora, Santa Juana, y que este colegio cumpla muchos años más.