domingo, 20 de septiembre de 2015

En la Compañía de María resistimos contra la ocupación francesa de nuestro país

Para entender esto hay que ponerse en situación:

Nos remontamos a principios del siglo XIX, un siglo que este curso nos va a ir resultando muy familiar.


¿Desde cuándo estuvo España dominada por los franceses?¿Cuándo entraron en nuestro país? En alguna de las clases de 4º ESO he explicado cómo la revolución francesa a finales del siglo XVIII y posteriormente la figura de Napoleón, con sus ansias expansionistas, influyeron en el desarrollo de los acontecimientos del nuevo siglo, el siglo XIX, nuestro siglo.


En su guerra contra Inglaterra, a Napoleón le interesaba neutralizar a Portugal, de modo que firmó un tratado con España, el Tratado de Fontaineblau, en el que España se comprometía a dejar entrar a los franceses para que accedieran a Portugal a cambio con quedarse la parte del sur de este país.


Sin embargo, a medida que las tropas francesas iban avanzando a través de nuestro país, se comoportaron como conquistadores. Godoy, el valido real, aconsejó al rey español Carlos IV que abandonara el país, idea que no gustó a los fernandinos, los partidarios de que el rey Carlos IV abdicara en su hijo Fernando VII. Entonces tuvo lugar el motín de Aranjuez , instigado por el hijo del rey Carlos IV y que terminó con la abdicación de su padre en favor de su hijo Fernando.


Napoleón convocó entonces a ambos en Bayona y allí hace abdicar a los Borbones para subir al trono a su hermano José Bonaparte, Pepe Botella, como se llamó en España, por su afición al vino. Por cierto que José Bonaparte pasó unos días en Jerez, e un palacio de la calle Francos que fue posteriormente derruido.


Todo esto ocurrió en 1808. En Madrid vieron cómo se establecían allí las tropas del general Murat y cómo los reyes fueron exiliados y comienza a crecer el malestar y el odio contra los franceses, hasta el punto que el dos de Mayo de 1808 surge una revolución, duramente reprimida por los franceses, pero que supuso el comienzo de una guerra contra la ocupación francesa.


Esta insurrección del pueblo español se generalizó e todo el país y este alzamiento supuso un vacío de poder que fue suplido por la creación de juntas, formadas por las personas de más relieve de cada población y tratan de mantener el orden público y luchar contra el invasor.La junta central se reúne en Aranjuez pero posteriormente se ve obligada a trasladarse a Cádiz y allí, protegida la ciudad desde el mar por barcos ingleses resistió contra el invasor francés.


Los únicos lugares de nuestro país donde los franceses no pudieron entrar fueron Cádiz y San Fernando. Durante un tiempo, la junta se reunió en el colegio de la Compañía de María de San Fernando, donde vivían y organizaban la resistencia del país.


Mientras tanto, se escuchaban por Cádiz estas alegrías: "con las bombas que tiran los fanfarrones, se hacen las gaditanas tirabuzones..."


No hay comentarios: