lunes, 28 de septiembre de 2015

Los franceses en España

Conde de Floridablanca
La Revolución francesa tuvo lugar en Francia en 1789 y duró hasta casi la entrada del siglo XIX, el año 1799. ¿Qué tuvo que ver este acontecimiento con nuestro país y en qué afectó al desarrollo del siglo XIX?

Señalo en negrita los nombres propios interesantes con el objeto de orientaros para escoger una identidad del siglo XIX.

En Francia se había declarado la guerra a Antiguo Régimen, a la monarquía absoluta, al origen divino de los reyes, a la tiranía. Las monarquías europeas comienzan a recelar. En España reina Carlos IV, primo de Luis XVI, el rey francés. Su primer ministro es el conde de Floridablanca, el cual,elevadamente antifrancés, lleva a cabo una política de aislamiento cultural para que el país no se contagie de las ideas revolucionarias del país vecino. Por tanto,  se ejerce la censura contra los amigos de los revolucionarios franceses y la Inquisición se emplea a fondo.

Carlos IV
Ocurre algo que impactó mucho en España, y es que tomado Versalles, Luis XVI es hecho rehén, y trasladado  junto a su familia a París. Como Carlos IV sigue temiendo a los franceses, nombra al conde de Aranda primer ministro, el cual es más conciliador que Floridablanca. Luis XVI es suspendido de sus funciones y encarcelado con su familia. En Francia se proclama la República. Austria y Prusia declaran la guerra a la revolución. Aranda quiere ser neutral porque piensa que el país no está preparado para luchar. Entonces es cuando Carlos IV cesa al conde Aranda y nombra primer ministro a Godoy para intentar salvar a Luis XVI.  Pero Godoy conducirá el reino de  España hasta su caído. Era un joven de veinticinco años que se había ganado la confianza de los reyes como guardia de corps (escolta real)

Godoy
 A pesar de la confianza depositada por los reyes en Godoy, éste no p
uede salvar al rey de Francia. Al morir su primo, Luis XVI, Carlos IV corta lazos con Francia y declara la guerra a la revolución, aliándose a Prusia y Austria. La Iglesia en España invita a luchar contra la revolución. Si embargo, nuestros enemigos franceses penetraron por España, debido a la falta de medios para combatirlos. Tras dos años de guerra contra Francia, la población española se siente muy molesta, así que Godoy inicia una aproximación a Francia, ya que la república se modera, y firma en Basilea 1795 la paz con los franceses. A cambio de la colonia de Santo Domingo, España recupera la paz en los territorios que habían sido ocupados por los franceses. Godoy presenta la paz como un éxito personal, es decir, vende como una victoria lo que fue una derrota militar. El rey le da el título de príncipe de la paz.

Si hasta entonces España había sido enemiga de Francia, ahora se alía a esta potencia, lo cual queda reflejado en el pacto de san Ildefonso, una alianza franco-española  para luchar contra Inglaterra, enemigo común. Considerábamos a los ingleses enemigos nuestros porque llevaba a cabo una política de expansión comercial que hacía peligrar nuestras colonias de América, las cuales nos proveían de plata y materia prima barata y a su vez,  España colocaba sus productos en exclusiva en las colonias, hasta el punto de que nuestra fuente principal de la economía eran estas exportaciones a las colonias.

 En 1797 nuestra escuadra es derrotada por los ingleses frente al cabo de San Vicente, lo cual no es de extrañar, si pensamos en la superioridad de su flota y en la ayuda que le prestaba Portugal, cediéndole sus puertos, de modo que los ingleses se apoderaron de Menorca. Debido al cese de las exportaciones, muchas fábricas quebraron en España. Los fracasos militares y al pésima situación económica ponen en situación delicada a Godoy. Las malas cosechas empeoran la situación. Los reyes apartan por miedo a Godoy del gobierno y hacen una desamortización, ponen en venta algunos bienes de la Iglesia.

Napoleón
Napoleón alrededor de 1800 sube al poder y quiere controlar Europa. España será un peón suyo, puesto que  interviene en la política española y convence al rey para subir al poder  a Godoy, que será hecho generalísimo de los ejércitos. Godoy busca el apoyo conservador de la iglesia y nobleza,  abandonando el reformismo. 

En 1801 España declara la guerra a Portugal. Godoy quería complacer así a Napoleón, el cual quería terminar con Portugal, ya que Portugal tenía un tratado con Inglaterra para que le permitieran anclar en los puertos portugueses a los barcos ingleses. Godoy convenció a Carlos IV para atacar a los portugueses y después de dos semanas de guerra, los portugueses aceptan al paz y también cerrar las puertas a los ingleses y dan Olivenza a España. Esta guerra fugaz fue llamada la guerra de las naranjas por unas naranjas que mandó Godoy  como regalo tras la victoria a la reina Mª Luisa de Parma, mujer de Carlos IV y prima suya.

Como en 1802 Francia e Inglaterra firman una tregua, España recupera de los ingleses Menorca. Pero la paz durará poco, pues antes del año, franceses e ingleses se enzarzan en otro conflicto. Godoy intenta mantenerse al margen pero sucumbe ante Napoleón porque éste necesita reforzar su flota con la española para desembarcar en Inglaterra. Entonces ocurre un enfrentamiento importantísimo en nuestras costas, las costas de Cádiz: la escuadra franco española, mandada por un almirante francés, se ancla en el puerto de Cádiz a la espera de las órdenes de Napoleón. La escuadra inglesa es mandada por el almirante Nelson. Cuando la escuadra franco española va en busca de la inglesa, navegan hacia el estrecho de Gibraltar. La batalla empieza al mediodía de un día de 1805 frente al cabo de Trafalgar y dura hasta el anochecer (Batalla de Trafalgar). La inglesa gana, aunque Nelson muere. Mil españoles mueren (Churruca, Gravina, Alcalá Galiano…de hecho, el callejón Gravina, que desemboca en la calle Larga, lleva el nombre de uno de los héroes de esta batalla). Debido a esta derrota, los españoles ya no pueden comerciar con las colonias y Godoy tiene solo el apoyo de los reyes. 

Fernando VII
Entonces en España sucede un problema dinástico. La nobleza se une a Fernando, el prícipe de Asturias, contra el rey, su padre, Carlos IV. Los fernandinos es un grupo que tiene por objeto acabar con Godoy y con el rey Carlos IV. Pero en 1807 los conspiradores son detenidos. El príncipe heredero  fue recluido por orden real. Fernando es perdonado y el pueblo lo v como una víctima, perdiendo  Godoy  la batalla de la opinión pública. 

Napoleón, autoproclamado emperador, vuelve a la carga contra Inglaterra, y quiere neutralizar a Portugal. Quiere invadir a Portugal por España. Francia y España firman el tratado de Fontaineblau, según el cual el sur de Portugal sería para Godoy si éste dejaba pasar a los franceses a través de España. Y he aquí que los franceses entran en la península comportándose no como un ejército de paso, sino como conquistadores, un plan que había preconcebido Napoleón para conquistar así España. Godoy aconseja entonces a los reyes que huyan a las colonias, que se vayan a  Cádiz para embarcar y los fernandinos, apoyados por Fernando, no eran partidarios de la salida del rey y se oponen a Godoy conjurando contra él. En Aranjuez se produce entonces el motín contra Godoy y Carlos IV, el famoso Motín de Aranjuez, habido lugar el 17 marzo de 1808 y que acabó dos días más tarde, con la abdicación de Carlos IV. Su hijo, el gran instigador de la conspiración, fue proclamado rey con el nombre de Fernando VII.


Napoleón ha alentado esta pelea entre padre e hijo y los convoca en Bayona, pero sus intención es hacer abdicar a los dos Borbones y poner como rey a su hermano José Bonaparte, que será José I de España. En Madrid, crece el malestar de la población desde que las tropas del general Murat se establecieron en la ciudad. Los madrileños habían visto cómo la familia real se había ido al exilio y estalla el odio contra los franceses. El motín se extiende por todo Madrid. Hemos visto cuadros en clase, pintados por Goya, que reflejan los acontecimientos del dos y el tres de mayo, los mamelucos en la Puerta del Sol y los fusilamientos del día siguiente, cuando fueron arcabuceados todos los presos que se detuvieran con armas en la mano.  El levantamiento del 2 de mayo es aplastado pero ese día comienza una guerra y revolución burguesa. 

Comenzó, pues, el levantamiento contra los franceses, pero eso forma parte de otro capítulo de nuestra Historia que contaré próximamente en el blog.


No hay comentarios: