viernes, 11 de septiembre de 2015

Sílbame, tú sílbame, y ya voy...

Es bastante probable que los que tienen unos añitos (no tantos) hayan puesto música al título de este artículo mientras lo han leído. La serie de dibujos animados de Willy Fog terminaba con una canción en la que el coro, de Mocedades, decía: "sílbame, tú sílbame, si te encuentras un peligro, sílbame y ya voy".

Hago referencia a esta canción porque es la que se me viene a la cabeza cuando pienso en la cuantiosa ayuda que hemos recibido los tutores de Secundaria por parte de alumnos y antiguos alumnos para decorar las clases. En cada nivel y en cada clase había un grupo de alumnas maravillosas que con su magia han dibujado, recortado, pegado, grapado, colgado, amenizado, animado y muchos participios más.

La decoración de las clases está realizada alrededor de una idea que ha sido pensada y tratada por los tutores de cada nivel, según un plan que va a guiar nuestra tutoría este curso, el cual, como dice la canción, es una historia sin final. Si no, que se lo digan  los antiguos alumnos, que, a pesar de haber finalizado sus años de escolarización en el colegio, con tan sólo pedirles ayuda, acuden prestos.

Quiero agradecerles su ayuda. A ellos, a los alumnos actuales y a mis maravillosas compañeras de tutoría, la señorita Mariola y la señorita Mamen, mis "ángeles", a las que les dedico esta canción, pensando en el apoyo que nos prestamos cada curso.

¡Será posible, que voy a llorar con Willy Fog!



Dar la vuelta al mundo es una historia sin final.
Nunca sabes cuando acaba bien o acaba mal.
Lo único importante es estar juntos ¡y ya está! 

Hay muchos peligros, 
Cosas fáciles, difíciles,
Y gente buena y mala,
Aventuras desventuras sin parar.

Hay que ser amigo, eso es lo fundamental. 
Si tu vas delante yo vigilo desde atrás .
Y si yo te ayudo sé que tú me ayudarás.

Hay muchos peligros,
 Cosas fáciles, dificiles, 
Y gente buena y mala, 
aventuras desventuras sin parar.

Sílbame,
Tú sílbame.
Si te encuentras en peligro 
Sílbame,
Tú sílbame, 
Y ya voy. 

Pon la boca así como si fueras a beber. 
Ve soltando el aire poco a poco y a la vez.
Sale tu silbido no hay nada que temer.

Hay muchos peligros,
Cosas fáciles, dificiles, 
Y gente buena y mala,
 Aventuras desventuras sin parar.
Silba fuerte fuerte
Y el problema no es problema porque siempre hay un amigo que desea estar contigo y ahí está.
Sílbame,
Tú sílbame.
Si te encuentras en peligro 
Sílbame,
Tú sílbame, 
Y ya voy.



No hay comentarios: