miércoles, 14 de octubre de 2015

¡Hay un montón de palabras, señorita!




Esta frase memorable ha sido pronunciada hoy por Francisco Gil en plena clase de latín, cuando estábamos buceando en las raíces de nuestro idioma en una serie de ejercicios sobre monemas clásicos ("prae"; "cum"; "in"; "ante", "circum"...).

Solamente los alumnos de Latín pueden hacerse una idea de la cantidad de palabras que removemos en nuestro idioma en busca de raíces latinas. En la clase de hoy hemos ido aportando palabras. No las hemos contado, pero la cantidad de palabras que hemos analizado ha sido escalofriante. Son palabras formadas por raíces, prefijos, sufijos... Hemos separado las piezas que componen cada palabra y hemos unido estas piezas a otras palabras para darnos cuenta que los vocablos son un conjunto de prendas: Le quito el pantalón a una palabra para ponérselo a otra y construir nuevas palabras que nombren otras realidades. Igual hago con el sombrero. Por pantalón entendemos los prefijos; por sombreros, los sufijos y las camisas son las raíces.

Por ejemplo, a la palabra "inaudito" podemos quitarle la primera pieza, que es como si fuera un pantalón ("in") y el sombrero ("-ito") y nos queda una pieza central, que es la raiz "audio", del verbo "oír". Si a esta pieza añado otra, como "fono", tenemos un "audífono"....Igualmente, podemos usar el pantalón  que le quitamos a la palabra "inaudito" para ponérselo a otra, como a la palabra "falible" y convertirla en "infalible".

En plena faena, Paco, abrumado por tantas palabras que veíamos que podían formarse  con cada una de las raíces que íbamos aprendiendo, en un momento dado de la clase, exclamó: ¡hay un montón de palabras, señorita! Lo dijo como quien se encontraba por primera vez divisando un paisaje enorme e ignoto, donde veía circunvalaciones, letras circunscritas, sendas que circundaban ciudades, acentos circunflejos, intuía circunloquios e incluso circuncisiones. Eso y mucho más aprendimos que se podía decir con la raíz latina "circum". ¡Y el resto de raíces y palabras castellanas y las realidades que designan!

Me encantó la frase de Paco, porque fue la reacción natural de una persona ante un mundo que se le abre, lleno de realidades que explorar, conocer y aprender. ¡Y qué mejor forma de empezar que aprendiendo sus nombres!

Entonces le pedí a mi alumno que repitiera la frase, para que quedara para la posteridad aquí en el blog. Esto fue lo que grabé en 4º ESO "C".

No hay comentarios: