domingo, 4 de octubre de 2015

Un cerillo

No es un eufemismo para referirme a una mala nota; es la forma que tenemos en Andalucía para nombrar a la cerilla, la varita de madera con cabeza de fósforo que se enciende al frotarla contra la superficie adecuada.

Es una de las palabras que traigo al "quirófano de palabras" para ver si podemos salvarla, ya que desde hace tiempo ya ha sido sustituida esta forma, tan de nuestra tierra por la palabra "cerilla", que no está mal, pero para mi gusto, le faltan connotaciones, al menos, de las que yo de pequeña conocí.

No hay comentarios: