lunes, 30 de noviembre de 2015

De dos en dos


Es interesante alternar en la forma de organizar el trabajo de clase, para que la rutina no hastíe a los alumnos, los cuales permanecen en el aula muchas horas y no hemos de cansarles con trabajo mecánico que acabe provocando desinterés en ellos.

En el colegio hacemos todo tipo de actividades, siempre pensadas con el propósito de interesar al alumnado, de que disfruten de las asignaturas como cada uno de nosotros disfruta y tratamos de enseñarles siempre de la forma en  que ellos puedan beneficiarse más en todos los niveles. El propósito es que sean felices haciendo algo constructivo, que aprendan "en el libro de la vida" para poder serles útiles a otros y a ellos mismos y para obtener felicidad en su trabajo y en sus vidas.

El otro día, en clase de Inglés, en 4º "C", estuvieron trabajando en parejas una actividad de la que solemos evaluar a los niños en los exámenes. Me gustó ver cómo unos se ayudaban a otros. Unos tomaban el papel de profesores y los otros eran sus pupilos obedientes. "Docentes" y "alumnos" hicieron un trabajo magnífico, iban llamándome para preguntarme las dudas y pedirme que les corrigiera su trabajo y la clase se hizo entretenida y útil. Los contenidos y objetivos pueden ser los mismos, pero podemos concebir la metodología de manera diferente. Hay tantas formas  de concebir las actividades como horas de clase preparamos los profesores.

Otra forma de aprender inglés es valiéndonos de canciones, en las que se aprende interesante vocabulario y giros sintácticos alejados del estilo formal, muchos de ellos, más cercanos al uso coloquial de la lengua inglesa.

Ir cambiando de actividad supone siempre un soplo de aire fresco para todos, alumnos y profesores.

"El amigo invisible de la Navidad"

Os dejo este enlace, del que podéis tomar los textos de felicitación en inglés que más os gusten.

Y es que, vamos a felicitarnos las fiestas de Navidad "a la inglesa". Desde que yo era pequeña en mi casa he vivido la tradición de enviar "christmas". Cuando fui haciéndome mayor, como me gustaba escribir, era yo la que los escribía en nombre del resto de miembros de mi núcleo familiar, que suscribían lo que yo dirigía a otros familiares o amigos de la familia.

No ha pasado un solo año en que no me haya sentado a escribir christmas. Llegué a escribir más de sesenta christmas cada mes de Diciembre. Ya no tengo tiempo para escribir tantos christmas, pero sigo escribiendo este tipo de felicitación a los más allegados. Me encanta que llegue una carta con pinta de "christmas" a mi buzón, mucho más que a mi teléfono móvil. El papel indica que ha sido personalizado, que ese christmas, que no es electrónico, es algo que no puedes tener más que tú. También me gusta que las personas a las que quiero reciban ese pequeño detalle mío, ese deseo de felicidad.

Por ese motivo, para perpetuar la tradición, cada año hacemos una actividad en clase de inglés que se llama "El amigo invisible de la Navidad". Cada persona de la clase tendrá que escribir un christmas al compañero que le ha tocado, que no ha de saber quién es el remitente de su carta hasta que el llegue. Es muy importante que todos escriban un christmas, porque si no, hay personas que se quedarán sin ese detalle que han preparado para otros.

El texto ha de estar escrito en inglés, ya que se hace desde esta asignatura y otro de los objetivos de la actividad es aprender a felicitar las fiestas de Navidad de una forma algo más compleja que un simple "Merry Christmas and a Happy Ney Year".

Os recuerdo, además que el envío de tarjetas de felicitación navideña es una tradición inglesa, que surgió nada más y nada menos que en el siglo XIX, ¡nuestro siglo de nuevo! Leeréis en el texto al que enlaza éste que las primeras fueron patrocinadas por el diseñador industrial Sir Henry Cole en Londres. Desde la época victoriana (en 1840 aproximadamente) se popularizó la felicitación navideña por medio de una tarjeta. Y es que yo soy coherente: cuando me aferro a un siglo, no hay quien me saque de él.

Quizás, vuestro amigo invisible de la Navidad se convierta desde ahora en vuestro amigo invisible de todas las Navidades, de forma que establezcáis el vínculo de felicitaros todos los años. Es bonito saber que, en el mundo egoísta en que vivimos, alguien piensa en ti en el Adviento todos los años. ¿O no?

The grass always looks greener at the other side of the fence.

This saying referes to the way we look at other people´s lives and things.

It comes from the idea of looking at a neighbours lawn and seeing it as better looking, healthier and overall greener then your own when in reality you’re just ignoring anything negative about it and downplaying everything positive about your own.

Excusatio non petita accusatio manifesta

Del caso de que alguien se afane mucho en exculparse por algo, podemos extraer que esa persona se siente culpable. Es el caso de personas que da muchas explicaciones cuando no se requieren.

Me recuerda a ciertos alumnos que cuando entro en la clase con semblante serio, tras escuchar alboroto, me dicen: "yo no he sido esta vez".

Notad que "accusatio" se escribe con doble "c".

Muerto el perro, se acabó la rabia

Cuando la causa de algo se suprime, dejan de existir los efectos que ésta conllevaba.
Éste es nuestro refrán de la semana. ¿Podéis pensar en alguna situación en que tenga cabida esta expresión?

lunes, 23 de noviembre de 2015

Mayores y jóvenes



Compartimos algo: somos seres humanos. A veces los jóvenes ven a los mayores como si éstos siempre hubieran sido ancianos y como si ellos se hubieran instalado definitivamente en esta edad en que no sufren de reúma, vértigos, no tienen canas o arrugas, y gozan de la  vitalidad de la juventud.

Pero los seres humanos vamos estropeándonos a medida que vamos viviendo y vamos acumulando experiencia y sabiduría.

Hoy un grupo de ancianos de un geriátrico de Jerez han tenido la amabilidad de venir al colegio de la Compañía de María, citados por el profesor de ética Don Javier, para que los niños los conocieran, para que hablaran con ellos y entablar así una relación entre jóvenes y ancianos.

Cada uno de ellos expuso su experiencia de vida ante los niños, que los escuchaban asombrados, maravillados de que unas personas que probablemente pasaran desapercibidas en la calle para ellos, encerraran tanto.

Ha habido testimonios de todo tipo, algunos nos han emocionado. Y los niños han entendido que estos mayores, aunque necesiten que se les hable algo más fuerte que a los demás por la sordera, aunque haya que ayudarlos a moverse por la torpeza de sus miembros, aunque tenga uno que hacer cierto esfuerzo para entenderlos por la falta de dientes, ante todo, son seres humanos, de los que se puede aprender mucho y con los que  se pueden reír mucho también, como comprobamos.

Anabel es un ejemplo de alumna que ha reído abiertamente y llorado amargamente al escuchar a alguno de ellos.


Hemos escuchado a un señor que con diez años se veía obligado a dormir solo y aterido, bajo un puente, con un cartón que hacía de colchón y otro de manta, comiendo restos de fruta que cogía de los contenedores, un señor que perdió la pierna en un accidente, un señor que fue ejemplo de conducta ética en el trabajo, pues renunció a solicitar  privilegios laborales para su hijo porque quería entrar en el despacho del director "mirándolo a la testuz" y no "jincao de rodillas"; una señora que perdió a su padre y a muchos familiares en la guerra, un señor que les mostró sus tatuajes y les contó que dejó sus estudios por conocer mundo,... Vidas de personas que no ha dejado indiferentes a nuestros alumnos, los cuales han estado intercambiando opiniones sobre los ancianos, a los que hicieron las preguntas que quisieron y que amablemente respondieron estos señores.







Estas personas so seres humanos, como los alumnos, con sus defectos, sus virtudes, sus vicios, sus picardías, su ética, su dignidad, sus condicionantes..., sólo que han cumplido los años de vida antes que nosotros, pero todos vamos al mismo sitio. Reflexionar sobre sus vidas nos ayuda a todos, nos ayuda a relativizar, a buscar la trascendencia, a discernir lo frívolo de lo importante, a buscar y quizás hallar la felicidad, desechando las amarguras que a veces creamos nosotros en nuestras vidas, haciendo montañas de granos de arena. El consejo que les daban todos los ancianos a los niños era que estudiasen, que aprovechasen que están en el colegio (no todos tuvieron esa suerte y comprenden que la formación es fundamental).

Aunque la actividad fue preparada por don Javier (muy acertado, felicidades), me gustaría dar las gracias a estos señores y a su terapeuta, que se desplazó con ellos, por lo que me ha enriquecido su presencia en el colegio. Gracias también a don Javier por darnos esta oportunidad.

Los niños han quedado en ir a visitar a los ancianos en el geriátrico, o sea, que la actividad no ha terminado aún.

Dafne y Apolo y también Ícaro, últimos mitos del año.



Hoy en clase de latín han coincidido dos mitos, y no me refiero a Paula y Alberto, que podían ser, atendiendo a una segunda acepción de la palabra, sino a los mitos clásicos que ellos han expuesto:

Paula nos ha hablado del mito de Apolo y Dafne, de cómo Dafne pidió ayuda a su padre mientras la perseguía Apolo, a quien Eros había herido con su flecha de oro, que incitaba a amar, mientras que había herido a Dafne con la flecha de plomo, que inspiraba odio, por tanto, ésta aborrecía a Apolo.Su padre convirtió a Dafne en laurel, que es lo que significa "dafne" en griego. Apolo ya no podía marla como esposa, pero le prometió que la amaría como árbol, cuyas ramas coronarían las cabezas de los héroes y que emplearía sus poderes de eterna juventud e inmortalidad para que el árbol siempre estuviera verde.

Describí a los niños la escultura de Bernini llamada "Apolo y Dafne", imagen que subo ahora al blog.

Por otra parte, Alberto nos habló de Ícaro y sus alas de cera, construidas por su padre, quien le dio el consejo, desobedecido, de que no volara demasiado alto para que no se derritieran ni demasiado bajo para que no las mojara el mar. Ícaro voló tan cerca del sol que las alas se derritieron y así murió.

Éstos fueron los últimos mitos del año, que no del curso. En enero, si Dios quiere, seguiremos aprendiendo mitos grecorromanos en clase de latín.

¡Atención! ¡Policía!

Me gustaría que informarais a vuestros padres hoy mismo de que el jueves 3 de Diciembre a las 18:00 en la Sala Multiusos Blas Infante (Parque Atlántico) la Policía ofrecerá una charla sobre el abuso y  uso indebido de las redes sociales, que creo será de gran interés para padres y que tendrá una duración de una hora y media o dos.

Si alguien está interesado en acudir, ha de enviar un correo electrónico al AMPA (ampa@companiademariajerez.com) para confirmar asistencia y ha de hacerlo en los días de hoy o mañana, puesto que el miércoles confirmaremos a la Policía el número de asistentes de nuestro colegio.

Creo que es interesante conocer los riesgos de las redes sociales y los delitos de este tipo a los que se enfrentan cada día en comisaría.

"Errare humanum est, perseverare diabolicum"

La frase significa que equivocarse (errar) es propio de humanos, pero perseverar en el error es propio del diablo. Espero que esta frase haga pensar a aquellos que se complacen en su condición de ser humano para no cambiar algo que hacen mal, simplemente porque somos humanos, y los humanos nos equivocamos.

One man's meat is another man's poison.



This is the explanation of the proverb that I fund on the net:

Something that one person likes may be distasteful to someone else.

 Fred: What do you mean you don't like French fries? They're the best food in the world!
 Alan: One man's meat is another man's poison.


Jill: I don't understand why Don doesn't like to readscience fiction. It's the most interesting thing to read.
Jane: One man's meat is another man's poison.

This is our proverb of the week.

"Donde menos se piensa salta la liebre"

Este refrán, nuestro refrán de la semana, quiere decirnos que las cosas, sean malas o buenas, suceden cuando menos lo esperamos, así que debemos tener paciencia y actuar con prudencia.

domingo, 22 de noviembre de 2015

En cuanto empiece el Adviento...

Vamos a esperar al final de esta semana, porque me gusta hacer las cosas en cada momento del año en el que hay que hacerlas. En cuanto llegue el Adviento (que en sí significa "llegada, aproximación", de "ad", que significa "hacia" y "venire", que es "venir"), vamos a empezar a preparar las actividades que tienen que ver con la Navidad.

En Inglés vamos a felicitarnos las fiestas con tarjetas navideñas haciendo uso del correo ordinario, y no del electrónico. También cantaremos villancicos, pero esto será cuando acabemos los exámenes.

En Latín tenemos que preparar el concurso "Paso del rosco". Lo haremos los de 4º "C" pero invitaremos como público a todos los alumnos de 4º ESO, que espero que se animen a traer roscones de Reyes de todas las clases. La tensión se hará presente cuando dos profesores se enfrenten el uno al otro en un concurso de palabras con raíces clásicas del cual hasta ahora don Carlos Pérez ha salido siempre victorioso.

¿Quiénes serán los participantes? Pues está claro que uno ha de ser don Carlos Pérez "el invicto" y el otro...¿Qué tal la señorita Mamen?

Cuidado con las figuras expresivas


En Lengua estamos estudiando las figuras expresivas. Hemos visto que no sólo se usan en obras literarias, sino que hacemos uso de ellas con muchísima frecuencia en nuestro día a día.

Hemos de tener cuidado con muchas de ellas. Por ejemplo, con las exclamaciones. Subimos el tono de voz motivándonos a esto muchas veces un sentimiento que no podemos ocultar. A veces la alegría nos impulsa a gritar, otras veces es el enfado... Tanto si está causada por un sentimiento como si lo esta por otro, hay que saber cuándo contenerse. Reprimir una exclamación supone la contención de los sentimientos. A veces es necesaria esta contención, sobre todo, en contextos formales, como el colegio. Cuando gritáis a alguien, le podéis estar mostrando vuestra rabia, lo cual puede ser perjudicial para vosotros. No conviene mostrar los punto débiles al enemigo, recordadlo. Frecuentemente, cuando gritáis, permitís que descubran vuestros sentimientos.

En la literatura romántica hemos visto muchos ejemplos de exclamaciones, puesto que es un tipo de lectura en la que priman los sentimientos. Recordaréis los fragmentos de "Don Álvaro o la fuerza del sino" que habéis representado en clase. Os pedía que subierais el tono cuando leíais una exclamación. Se expresan así los sentimientos de una manera más vehemente o intensificada.

Otra de las figuras que hemos estudiado es la optación. Cada vez que expresamos un deseo, hacemos uso de esta figura retórica. ¿Cuántas veces me habéis dicho que ojalá fuera ya viernes? Eso es una optación. A vuestros interlocutores es preciso hacerles ver que no les deseais nada malo y no al revés. A veces, un enfado puede llevarnos a expresar sentimientos que son temporales y productos de la ira. Cuidado con dejarse llevar por esos sentimientos.

La súplica es otra de las figuras retóricas, la cual incluye una desesperación a menudo. Suplicamos algo cuando las circunstancias nos pueden. Cuando suplicamos demasiado algo que no es digno de tanta súplica, nuestra súplica resulta pesada. hemos de darnos cuenta de cuándo estamos molestando con ello.

Seguimos estudiando figuras expresivas. Nos interesa saber reconocerlas en un texto y conocer cuál es su motivación o la finalidad de su uso, qué conseguimos con ellas. Todo esto forma parte de aquello de saber leer en el libro de la vida.

Otras figuras expresivas estudiadas en este curso son la interrogación retórica, ,a invocación, la sujeción, la hipérbole, la prosopografía, el retrato, la etopeya, la prosopopeya, la animalización y la cosificación.

¿Qué dos figuras encontramos en estas imágenes publicitarias?

Más palabras en las paredes


Cada una de las aulas de 4º ESO cuenta ya con las palabras que hemos estudiado en el primer trimestre del curso. Me refiero a las del cuadernillo de vocabulario, no a las del concurso de tarjetas, que van aparte.

La idea de ponerlas en la pared es que no perdamos el contacto con estas palabras, que nos envuelvan, además de acústicamente, visualmente. Nuestra vida está marcada por la comunicación y el lenguaje verbal tiene un peso enorme en ésta.

Recuerdo al delegado de palabras de 4º A que tiene que traer las del tema 2. En las otras clases los respectivos delegados ya se han encargado de ello. Daniel, de 4º B, tiene que darme las tarjetas para el concurso de léxico, que se las levó a su casa y creo que de 4º B y "C" del tema dos no tengo tarjetas, así que, por favor, que hablen conmigo los delegados del tema 2 de estas clases.

Características del Realismo


Aunque en clase estamos viendo las características del Realismo y tenéis la explicación de dicho movimiento cultural en el libro, dejo las principales características aquí listadas, de forma más esquemática, para facilitaros la tarea de estudiarlas y poderlas memorizar mejor, como he hecho ya con las del Romanticismo. 

1. Se desea representa la realidad de una forma exacta, objetiva y verdadera (verosimilitud y objetividad en las obras).
2. El método elegido por el autor es la observación directa, la toma de datos, la documentación
3. Se presta atención a lo cotidiano, a lo concreto, a lo inmediato.
4. Abundan las descripciones minuciosas que atienden a todo tipo detalles (la vestimenta, muebles, los rasgos físicos y las descripciones psicológicas de los personajes….)
5. Se relaciona la vida privada de los personajes con la vida pública, histórica y social en que se desenvuelven, que normalmente es la época contemporánea del autor.
6. El escritor adopta el papel de cronista que, como narrador cuenta los hechos y los comportamientos de los personajes, de los que lo sabe todo: sus pensamientos, sus ideas y sentimientos; es, pues un autor omnisciente. A veces comenta y emite juicios para conducir al lector en la interpretación de los hechos. Destaca también el monólogo interior.
7. Se suelen plantear posturas ideológicas (conservadoras o progresistas) y reflexiones sobre los valores morales de la sociedad.
8. Se busca la naturalidad en el estilo y se refleja la manera de hablar de los personajes.
Algunos autores realistas fueron influidos por el Naturalismo. Esta escuela literaria fue iniciada por el escritor francés Zola, que, basándose en las ciencias experimentales, pretende que el autor actúe como un científico someta a los personajes a las leyes deterministas del ambiente y la herencia. Según Zola, la herencia biológica y el ambiente social condicionan el carácter y el destino de las personas. Aplica sus planteamientos a personajes que pertenecen a los grupos sociales más desfavorecidos (gentes que viven en la miseria, marcados por defectos físicos y psíquicos desde su nacimiento, tarados, alcohólicos, delincuentes…) mostrando los aspectos más desagradables y degradados de la sociedad.

Dejo aquí algunos cuadros vistos en clase, que los delegados de Museo del Prado tendrán que imprimir y traer a clase para poner en el mural.

Celestial Niña

Recordaban el pasado miércoles las alumnísimas (doña María del Carmen Durán y "Compañía"), el recorrido que la procesión de la Niña María hacía en los años 50. Las alumnas, acompañando a la Niña María, pasaban por la calle Larga, se cortaba el tráfico para facilitar el avance de la procesión, y muchísimos conciudadanos acudían a verlas.

El viernes rememorábamos aquella primera procesión que ha dado origen a otras tantas, la de 1610, que Santa Juana propuso a las primeras alumnas de la Compañía de María, para celebrar el Día de la Presentación de la Virgen Niña en el templo, un momento de la vida de la Virgen que la Fundadora quiso subrayar por ser una edad cercana a la de las niñas, ante las cuales La puso de ejemplo.

Cada vez son más los antiguos alumnos que vienen a ver la procesión al colegio, a la calle Paúl,
a la avenida. Los que llevan menos tiempo siendo antiguos alumnos han pedido permiso en el colegio en el que cursan Bachillerato. El resto ha hecho un hueco en sus vidas para poder ver un año más la tierna imagen de la Niña María, portada por los mayores del colegio y sosteniendo una varita de fragante nardo, flor blanca que nos recuerda la pureza de la Niña.


 La vida cambia, los valores también, las virtudes no están tan potenciadas o celebradas hoy día. ¿Para qué negarlo? Muchos valores cristianos han sido sustituidos por egoísmo en todas sus manifestaciones. Podemos lamentarnos porque ya nada es lo mismo, porque la vida cambia y lo hace en una dirección que no nos gusta o podemos decidir ponernos manos a la obra para que en la medida en que individualmente cada uno buenamente pueda, manteniendo la esencia de cada actividad, como la de la celebración del Día de la Niña María.

La ilusión es un fabuloso motor de la acción. Si hacemos las cosas con ilusión (aunque podamos parecer ilusos incluso ante nosotros mismos, a veces), hay una vía abierta para que las cosas salgan bien, y es muy probable que esa ilusión contagie a muchos, y, ya se sabe, la unión es fuerza. Si, por otra parte, nos invade el nihilismo, la pena, la desmotivación, el pesimismo, cerramos el camino a que las cosas salgan bien, puesto que ni tenemos la fuerza para luchar ni contagiamos espíritu de lucha. Es preferible siempre luchar para conseguir cambio y progreso. La lucha no ha de suponer cansancio, sino felicidad, puesto que vislumbramos un objetivo, y de este modo, es, por tanto, esperanzadora.

En el colegio preparamos el día de la Niña María con toda la ilusión que siempre tenemos. Les hablamos a los niños del porqué de la celebración y, al hablarles de la Virgen, les transmitimos mensajes positivos, de convivencia en armonía, de paz, de humildad y abnegación, virtudes que si conseguimos que los niños valoren, admiren y practiquen, irán minando poco a poco la egolatría que se ha impuesto en el mundo, el egoísmo, la vanidad y todos esos pecados que, desde una perspectiva cristiana o mundana, da igual, estropean el mundo, haciendo de él un lugar inhóspito y triste.

En el mundo actual la educación cristiana tiene poderosos enemigos y no hablo de  fundamentalistas de otras religiones, que lo que hacen es aprovecharse del vacío espiritual que caracteriza hoy día a la cultura occidental. El peligro lo sembramos nosotros con nuestra apatía, con nuestro materialismo, con nuestros vicios y egoísmo, con nuestros mensajes
en favor de la pereza, en contra de todo lo que supone un esfuerzo, de lo académico, de los profesores, con los ídolos que hemos creado en  mundo moderno, el culto a la belleza física dependiente de unos cánones de perfección, las horas que pasamos en internet, olvidándonos de un mundo que nos necesita.

La Niña María, tan pequeña, sujetando su nardo, que nos
enseñaba a todos el viernes, se me figuraba el reducto de algo antiguo, tan antiguo como el cristianismo o tan antiguo como la época de Santa Juana, antiguo pero existente aún. La Niña María nos recordaba que aún hay esperanza, a pesar de que
la largura de los uniformes de las niñas no es la de los años 50, a pesar de que las niñas no lleven velos o guantes, aunque los valores hayan cambiado, aunque se pisotee a menudo la urbanidad, y el fervor religioso sea una expresión apolillada, aunque la solemnidad de la procesión de hoy día diste de la de aquel entonces, aunque no haya monjas,... a pesar de todo, hay una esencia, algo que nos guía en nuestra actuación de profesores y de padres, hay un legado, y eso nos mostraba el viernes pasado la Niña María con su nardo en la mano, tenaz, pues cada año nos muestra que se puede hacer, que
puedes convencer a unas alumnas de que la elegancia es mejor que lo ordinario, grosero o vulgar, de que es interesante cultivar el interior, por encima de la apariencia física, que la defensa de la justicia no está reñida con la urbanidad, que los niños de la Compañía de María
son diferentes, que el colegio tiene algo, un no sé qué que engancha, que tira hacia él, que Santa Juana sabía muy bien lo que hacía, que fue visionaria, que sabía que los tiempos cambian, pero que hay un mensaje eterno que subyace cualquier manifestación, como la de la celebración del día de la Niña María.

Me alegré mucho de poder saludar a las madres de los actuales alumnos, y también de exalumnos, como la madre de Sergio y Sandra Plaza, y a ésta última, que no quiso perderse la procesión (Sergio, sé que no pudiste este año; el año que viene será, tranquilo), doña Macarena Segovia (que, por cierto , me ha mandado una grabación muy bonita del Celestial Niña); doña Lala Gutiérrez (también me ha mandado una grabación de una canción de hace años que yo  no conocía); las alumnísimas doña María del Carmen Durán y doña Dolores Jurado (hoy no la despojo del tratamiento, espero sepa perdonarme); doña Julia Fontádez, que vuelve a estar vinculada al colegio por ser su hijo alumno; antiguos alumnos como Eugenia, María Cruz, Marta y Ana Ojeda, Desi Mateos, Carmina Balao, y tantos otros, éstos últimos mencionados, de la primera promoción del blog , como me recordó Marta Ojeda.

Igualmente, me alegré mucho de ver a mis alumnos actuales, que son estupendos, todos ya en 4º ESO, los mayores del colegio, por fin portando la Virgen en este su último curso, al igual que las niñas elegidas por sus clases para llevar la imagen de la Niña María hasta el altar de la iglesia de Capuchinos, Blanca Castro, María Vilanova y Valeria Cáceres. Por cierto, que María hizo que se escapara alguna que otra lagrimita en los que la veíamos llorar emocionada.¡Qué maravilla ver a Marta Pareja por primera vez sin muletas después de tanto tiempo! Cosa de la Niña María, seguro-pensaba ella-.

 Lazos blancos, uniformes impecables, niños que quisieron vestirse de chaqueta para la ocasión, incienso, blancas albas de monaguillos, profesores elegantemente arreglados para la ocasión, el coro cantando el Celestial niña, la Niña entrando en la capilla acompañada de la canción Hija del pueblo María, con don Francisco en el órgano, los niños de Infantil en su procesión en el patio de los mayores, la fotografía de prensa ...todas estas imágenes y sonidos me visitan ahora que echo la vista atrás para recordar lo vivido aquel día de la Niña María en este 2015.

Felicidades a todos, especialmente al equipo de Pastoral, que ha llevado a cabo la celebración tan estupenda y solemnemente como siempre, como merece la Niña María.