lunes, 30 de noviembre de 2015

"El amigo invisible de la Navidad"

Os dejo este enlace, del que podéis tomar los textos de felicitación en inglés que más os gusten.

Y es que, vamos a felicitarnos las fiestas de Navidad "a la inglesa". Desde que yo era pequeña en mi casa he vivido la tradición de enviar "christmas". Cuando fui haciéndome mayor, como me gustaba escribir, era yo la que los escribía en nombre del resto de miembros de mi núcleo familiar, que suscribían lo que yo dirigía a otros familiares o amigos de la familia.

No ha pasado un solo año en que no me haya sentado a escribir christmas. Llegué a escribir más de sesenta christmas cada mes de Diciembre. Ya no tengo tiempo para escribir tantos christmas, pero sigo escribiendo este tipo de felicitación a los más allegados. Me encanta que llegue una carta con pinta de "christmas" a mi buzón, mucho más que a mi teléfono móvil. El papel indica que ha sido personalizado, que ese christmas, que no es electrónico, es algo que no puedes tener más que tú. También me gusta que las personas a las que quiero reciban ese pequeño detalle mío, ese deseo de felicidad.

Por ese motivo, para perpetuar la tradición, cada año hacemos una actividad en clase de inglés que se llama "El amigo invisible de la Navidad". Cada persona de la clase tendrá que escribir un christmas al compañero que le ha tocado, que no ha de saber quién es el remitente de su carta hasta que el llegue. Es muy importante que todos escriban un christmas, porque si no, hay personas que se quedarán sin ese detalle que han preparado para otros.

El texto ha de estar escrito en inglés, ya que se hace desde esta asignatura y otro de los objetivos de la actividad es aprender a felicitar las fiestas de Navidad de una forma algo más compleja que un simple "Merry Christmas and a Happy Ney Year".

Os recuerdo, además que el envío de tarjetas de felicitación navideña es una tradición inglesa, que surgió nada más y nada menos que en el siglo XIX, ¡nuestro siglo de nuevo! Leeréis en el texto al que enlaza éste que las primeras fueron patrocinadas por el diseñador industrial Sir Henry Cole en Londres. Desde la época victoriana (en 1840 aproximadamente) se popularizó la felicitación navideña por medio de una tarjeta. Y es que yo soy coherente: cuando me aferro a un siglo, no hay quien me saque de él.

Quizás, vuestro amigo invisible de la Navidad se convierta desde ahora en vuestro amigo invisible de todas las Navidades, de forma que establezcáis el vínculo de felicitaros todos los años. Es bonito saber que, en el mundo egoísta en que vivimos, alguien piensa en ti en el Adviento todos los años. ¿O no?

No hay comentarios: