lunes, 16 de noviembre de 2015

Mis ganadores.


Hoy lunes 16 de Noviembre ha tenido lugar el maratón de la Niña María en el estadio de Chapín. Todo los alumnos del colegio y sus profesores nos desplazamos allí para disfrutar de una magnífica jornada deportiva en que nos acompañó el sol y el buen tiempo.

Muchos padres y abuelos se se acercaron allí para ver desde las gradas a los alumnos correr. Desde los de tres años hasta los de 4º ESO, todos lo hicieron magníficamente. El evento se desarrolló con normalidad, no tuvimos que lamentar lesiones graves  y me gustaría destacar la disciplina, educación y urbanidad de nuestros alumnos, así como el esfuerzo tan grande que cada uno hizo en la prueba. Para mí todos son ganadores.

Enhorabuena a todos los que subieron al podium, imagino que sentirán su esfuerzo recompensado al ser condecorados allí mismo, delante de todos los alumnos, padres, profesores, miembros del AMPA, dirección... Ver esas caras de felicidad no tiene precio.

Los niños de tres años corrieron por primera vez en el maratón. Creo que nunca me han parecido tan pequeños como cuando los he visto correr en ese estadio que les quedaba tan grande.

La tensión de los alumnos de todos los cursos a medida que iba acercándose su turno para correr crecía y se contagiaba a todos nosotros. Los

gestos de esfuerzo que mostraban a la llegada a la meta casi nos hacía sentirnos cansados y doloridos, parece que le falta el aire a una cuando los ve llegar, muchos con las piernas flojas por el esfuerzo de superación. Y de qué manera atendían a las explicaciones que se les daba en línea de meta, a pesar de que los nervios los empujaban más a ponerse a correr que a esperar instrucciones.




Me quedo con algunos momentos del maratón 2015:

Primeramente, la imagen de dos niñas de 3º de Primaria. Iban corriendo al final del grupo, y una de las niñas, de más envergadura corporal, daba la manita a su amiga, más pequeñita que ella, para ayudarla y acompañarla en la carrera. Quedaban las últimas, muy por detrás del grupo, pero iban juntas. Me hace pensar que la compañía de los seres queridos, ayuda a superar los momentos difíciles y a luchar por lo que uno quiere. Eso ha sido un ejemplo de cristianismo, de amor al prójimo, y de espíritu deportivo. La imagen lo decía todo. No soy la única a la que han emocionado estas dos niñas.











Otro momento especial ha sido cuando Miriam Bocanegra, un paso antes de la meta, dio un empujoncito a su amiga Gema para que llegase antes que ella, sacrificando así su primer puesto en la categoría absoluta.




Los alumnos que han sido atendidos por el personal sanitario han sido muy valientes, a pesar de su corta edad y de la preocupación por haber defraudado a sus padres al no haber llegado hasta el final de la carrera. No pueden ser plenamente conscientes de lo que los quieren sus padres, ganen o pierdan, sean los primeros o los últimos y, claro, para ellos un tropezón es casi una tragedia. El deporte también ayuda a aceptar la frustración desde pequeñitos. Son experiencias que van viviendo y de las que van aprendiendo.

Me quedo también con las ganas que mis alumnos Miguel Ángel Alonso y José Manuel Torrano le han puesto a la carrera. Me prometieron dedicarme la victoria. Miguel Ángel,en cierto modo, también ha ganado el maratón, si se piensa que de trece maratones ha ganado doce. Y José Torrano,...había que verlo tan esforzado. Otro premio se merecía.


No hablemos ya de mis dos alumnos, Sebastián Durán y Carlos Argudo, que han quedado en segunda y tercera posición respectivamente, con lo cual, han asegurado la victoria para mi clase. Ganaron los puestos dos y tres respectivamente y como dos más tres son cinco, vencemos al del primer puesto (por cierto, enhorabuena a Fernando, atleta que ha demostrado la importancia de la constancia en esto del deporte, lo cual se puede extender a cualquier disciplina, ya que Fernando practica el atletismo como deporte).






¡Paulita! Mi Paula Martínez ha llegado la tercera, y ha tenido que ser atendida por el personal sanitario y todo. Para mí, ganadora del oro, porque no estaba ni en su mejor día, ¿o no, Paula? ¡Mil besos! Y Alba no sólo no se queda atrás, sino que fue la segunda. Enhorabuena a Alba también. ¡Necesito foto del podium de las niñas, por favor!

Las hermanas Mateos Mundt, los hermanos Agarrado,...Hay familias que nos han demostrado que llevan sangre de campeones en las venas porque varios hermanos de diferentes edades han subido al podium.

No voy a mencionar a todos los ganadores porque no quiero ofrecer hoy la visión del podium, aunque felicito de corazón a todos ellos de nuevo. Tenemos unos alumnos fantásticos.

A mi 4º ESO, ¡felicidades! A todos: a los corredores, a los voluntarios, que lo han hecho genial, desde los que estaban pendientes de las bebidas, los que auxiliaban a los corredores fatigados, los que llevaban las pancartas, las animadoras, los que apuntaban el número de dorsal...Ahí se colocó Marta con sus muletas (hay sitio para todos, hasta para la de la pata tiesa) y se ha puesto hasta morena.  Enhorabuena también a los padres y profesores que se han animado a participar en esa última carrera que clausuró el día.










Y, don Carlos Martínez...¡Don Carlos! ¡Que aún lo escucho cantar y hablar por el megáfono! ¡Qué fuerza tiene este hombre! Confieso que hubo un momento en que le escondí el megáfono, y unas cuantas niñas me ayudaron. Cuestión de dos minutos tardó en
encontrarlo pero este tiempo fue gloria bendita. ¡Cuánto perdería el maratón si don Carlos no lo animase! Así ganó la medalla de oro que lo identificaba como el mejor "megafonista" que ha tenido nunca la Compañía de María (a ver quién duerme esta noche sin escuchar de fondo la voz de don Carlos).

Felicidades a todos por cómo se ha desarrollado el día, especialmente a los profesores del departamento de Eduación Física, que ha demostrado una vez más estar más que a la altura de un acontecimiento de este calibre.






No hay comentarios: