lunes, 16 de noviembre de 2015

Salve Regina



Desde hace unas semanas en Latín rezamos en todas las clases a la Virgen cantando el "Salve Regina", que los niños ya han aprendido gracias a nuestra oración. Hemos hecho hincapié en la parte de "Iesum benedictum fructum ventris tui", que al ser un complemento directo de "ostende" ha de ir en acusativo, es decir, terminado en "m" y no en "s" (hay muchas personas que dicen "Iesus benedictus frutus...").

Ya no canto yo sola en clase, los niños me acompañan. Espero que las monjitas del seminario (frente a nuestra clase, al otro lado del patio), estén contentas escuchándonos.
Es la tercera oración en latín que aprendemos, tras el Ave María y el Pater Noster. Lo siguiente será algo que tenga que ver con el Adviento, para el que queda poco ya.

No hay comentarios: