domingo, 1 de noviembre de 2015

Ya son las once...


Casi dos meses han transcurrido desde que comenzamos las clases en Septiembre. Pronto habremos concluido el trimestre, un tercio del curso.Un tercio del curso...

Noviembre, la palabra, procede de "novem", "nueve" en latín. Para nosotros es el mes undécimo, ése que comienza con Halloween, tradición anglosajona que ha ido haciéndose hueco en nuestro año. Nosotros identificamos este mes con las eucaristías de los difuntos, momento del año en que recordamos en misa a nuestros seres queridos que marcharon, y el día que dedicamos a todos los santos en una fiesta. De ahí los "tosantos", los frutos secos que solemos comer en las sobremesas, cuando comienza a hacer frío fuera y dentro de casa ya nos vamos abrigando.

Noviembre, el mes central del otoño, en el que comienzan a hacer aparición en el colegio los chaquetones azules y las bufandas en los alumnos más frioleros.

Para nosotros, "compañeros de María", Noviembre es un mes que destacamos, pues desde tiempo inmemorial, se rinde culto a la Niña María el día de su Presentación en el templo, como Santa Juana de Lestonnac instituyó. Nardos, lazos blancos, uniformes impecables, solemnidad, cuando somos más Compañía de María que nunca.

Este será el último mes de Noviembre que pasemos juntos. El año próximo estaréis en colegios diferentes y veréis la procesión (si es que os es posible) desde fuera, como algo que os perteneció pero ya no va del todo con vosotros. Probablemente no sintáis tanta nostalgia aún como os hará sentir la Niña María con el paso de los años. Y de esta manera, llegamos al tema central del curso: el paso del tiempo...

El año se va consumiendo, y casi no somos conscientes de que el final de cada mes es un adiós, una despedida de cada uno de los nueve meses que forman este curso de 4° ESO. Ya nos hemos despedido de dos. A finales de ese mes comenzará el Adviento, que anuncia la Navidad...


Son las once en el reloj...

No hay comentarios: