martes, 22 de diciembre de 2015

Convivir y cantar

Felices de la vida han venido los niños de la convivencia que hemos realizado los de 4° ESO en el convento de Madre de Dios, donde nos han dispuesto unas estancias para reunirnos y nos han permitido usar la capilla para realizar una eucaristía oficiada por el capellán del colegio, don Francisco Párraga.

Los niños llevaron alimentos al colegio, que fueron recogidos por unos voluntarios de Cáritas que les explicaron que eso que habían hecho hoy, el hecho de compartir con los que menos tienen, es Cáritas. Les explicaron las labores que se realizan en esta organización benéfica de la Iglesia.
Fuimos después a una habitación que nos encantó, puesto que había cómodas butacas (que no permití usar a los niños para que se mantuvieran despiertos), una mesa gandísima decorada con la flor de lis que revelaba que la habitación tenía que ver con las reuniones scouts, una serie de pañoletas scouts y lo que yo llamé "photocall", una pintura mural que representaba a los personajes de la película de Walt Disney "El libro de la selva".

Nos sentamos todos alrededor de la mesa y realizamos un actividad basada en la familiarización de los niños con el eneagrama, en el que la personalidad de cada niño se relaciona con uno de los nueve números.

Aún los alumnos no tienen la personalidad completamente desarrollada, de modo que aún pueden cambiar mucho, pero el eneagrama arrojó luz sobre cada uno de ellos.

Uno de los objetivos era ayudar a los alumnos a conocerse mejor, pues al conocer uno sus cualidades más relevantes, puede usarlas para el bien más conscientemente, sacándose más partido uno, y a la vez será más consciente de sus errores, de lo que ha de mejorar de él mismo. El eneagrama también nos ayuda a conocer cuestiones de nuestra personalidad de las que no éramos conscientes, así como las impresiones que causamos en el prójimo.

Tras un rato de recreo, volvimos con el eneagrama, después de lo cual hicimos una lectura conjunta de un texto de Jorge Buccay, del que extrajimos su significado e intención, intentando buscar en nuestra vida ejemplos de lo que se nos transmitía en el texto.

Nadie que haya visto los vídeos puede negar que volvimos contentos al colegio. Solemos ir más formalitos por la calle, pero tratándose de las fechas en las que estamos, sabiendo que eran canciones del colegio y teniendo en cuenta que iban mostrando su felicidad y alegrando a los transeúntes, ¿quién no disfruta también al verlos?

Creo que la convivencia mereció la pena. Espero que los niños piensen lo mismo. Ése fue nuestro objetivo.




No hay comentarios: