jueves, 28 de enero de 2016

La belleza del Modernismo


Me gustaría que os hiciéseis una idea de las características del movimiento Modernista, llamado también Art Nouveau en Bélgica y Francia y Modern Style en los países anglosajones.

Fue un movimiento que se desarrolló a finales del siglo XIX y principios del XX, un movimiento rompedor (de ahí su denominación), cuyos cultivadores se inspiraban en la naturaleza para crear edificios, objetos, esculturas y demás piezas de arte. Se une a esta imitación de la naturaleza el uso de materiales como el hierro y el cristal, derivados de la Revolución industrial.

El Modernismo no sólo se da en las artes mayores (pintura, escultura, arquitectura) sino también en las menores (objetos de decoración, joyería, mobiliario urbano, relojería, lámparas, etc.).

En estas imágenes podemos ver muchas de las características de este movimiento, que no fuebien aceptado por todos los contemporáneos, entre ellas, la imitación de la naturaleza, el uso de motivos vegetales con forma redondeada que se entrelazan con el motivo central; la línea curva y la asimetría, elegancia y gracilidad de las figuras femeninas, de las que hacen bastante uso; motivos exóticos e inspiración en culturas lejanas, orientales, etc.

Personalmente, soy una enamorada de las joyas modernistas. Me encantan las joyas con motivos naturales, que copian elementos de la naturaleza, y las libélulas y mariposas con cuerpo de mujer, los esmaltes combinados con metales trabajados y perlas.

¡Y cuánto me gustaría vivir en una casa diseñada por Gaudí! Con mobiliario de él, con bancos con patas imitando ser raíces, con paredes onduladas, techos con forma irregular, enormes escaleras de caracol...

Echando un vistazo a estos objetos quizás distingáis más fácilmente los rasgos modernistas en un poema de este período: lagos, cisnes, naturaleza, belleza, serenidad, exotismo,...

¿A alguno de vosotros le gustan tanto estas piezas de arte como a mí?







































No hay comentarios: