lunes, 1 de febrero de 2016

La Guerra contra los Americanos por Cuba

Como os prometí, dejo aquí en el blog unas viñetas cómicas que se publicaron en la prensa en el tiempo de laguerra de Cuba.

Recordamos que aquel conflicto se debió a varios factores, y que ya había estallado una guerra anteriormente en Cuba. La Corona española no supo dar solución al problema de la esclavitud en la isla y a esto se sumaba el sentimiento nacionalista que crecía en la población cubana, además de la campaña de prensa antiespañolista llevada a cabo por EEUU, al cual no interesaba tener una potencia extranjera a las puertas de su país.

Vamos a repasar un poco cómo sucedió el conflicto:

-->

EEUU declaró la guerra a España el 25 abril de 1888. Pretendía retirarla del Caribe y apoderarse de Cuba, Puerto Rico y Filipinas. La noticia, como os dije en clase, no sorprendió en España, más bien la esperábamos, pues días antes el gobiern de EEUU había declarado que habría guerra si España no le vendía Cuba por 300 millones de dólares, a lo cual se negó España. Nuestro país estaba eufórico con la idea de la guerra. La reacción en nuestro país es patriotera. Casi todos los españoles dan por sentado que vamos a ganar la guerra contra EEUU. Los periódicos se llenaron de viñetas satíricas donde los EEUU saparecen retratados como cerdos bien cebados o habitantes de un país de tenderos y comerciantes de poca monta.



Lo que contrasta con el entusiasmo nacional en España es que EEUU, como potencia emergente que era , llevaba varios años renovando su flota y construyendo acorazados, puesto que se disponía a llevar a la práctica la doctrina del presidente Monroe de principios del XIX: "América para los americanos". Cuba y Puerto Rico, como he dicho más arriba, están a las puertas de USA y al gobierno de Washington le venia molestando la presencia de una potencia extranjera en sus costas Los intereses americanos se ven favorecidos en 1895 con el estallido de una nueva revolución nacionalista en Cuba, cuyos líderes eran el poeta José MArtí, de padres españoles, auqnue nacido en Cuba, Máximo Gómez y Antonio Manceo, los cuales habían vivido exiliados en Cuba después de la primera guerra hispano-cubana y habían obtenido apoyo político y financiero de los americanos, ineresados en la guerra.

José Martí, líder del nuevo movimiento independentista cubano, muere al poco tiempo de llegar a la isla, en una de las batallas contra los españoles allí. Por cierto, que aún no cuento con la persona de José Martí para el vals. Sería estupendo.



En esta segunda guerra de Cuba hubo dos novedades: los sublevados llevaron el conflicto a la zona sur de la isla, la más rica y arrasaron todo lo que encontraron a su paso, según la táctica de tierra quemada. Los segundo , que EEUU abandonó la neutralidad y apoyó abiertamente a los independentistas.

Debido al estallido de la guerra, en España Sagasta dimitió y lo sucedió Cánovas, líder del partido conservador. Sagasta pensaba que primero eran necesario las reformas en Cuba, porque traerían la paz y Cánovas, por el contrario, era partidario de conseguir primero la paz, tras la cual, en su opinión, vendrían las reformas. Martínez Campos fue nombrado como nuevo capitán de Cuba. Lo llamaban "el Pacificador", por la actuación que tuvo en la anterior guerra de Cuba contra España. Pero los propósitos de Cánovas se vieron frustrados, ya que los cubanos organizaron una guerra de guerrillas, con ataques por sorpresa donde los rebeldes tenían a su favor el conocimiento del terreno, el clima y el apoyo de gran parte de la población campesina. A los pocos meses la guerra se había extendido por toda la isla y los insurrectos llegaban a las cercanías de la Habana.


Doscientos mil soldados fueron enviados a Cuba, que, como eran pobres, no podían pagar las mil quinientas pesetas que costaba librarse del servicio militar. 50.000 murieron en Cuba.
 
Fracasada la vía de la negociación, Valeirano Weyler fue nombrado como capitán general de Cuba. Gozaba de mucha popularidad, de él decían que tenía capacidad para respoder a la guerra con la guerra. El gobienro necesitaba ganarla ante el miedo de una intervención de EEUU, que de momento se limitaba a apoyar a los rebeldes pero no había pasado a la acción directa.



Weyler, para aislar a los independentistas de los campesinos, los cuales apoyaban a los primeros, ordenó a la población rural que se agruparan en zonas controladas por fuerzas españolas. Además reforzó las trochas, ya usadas en la primeras guerras de cuba, caminos rodeados de fortines que servían para aislar diferentes partes de la isla sin que los independentistas pudieran comunicarse de un lado a otro. De esta forma, varios líderes de la insurrección murieron o fueron detenidos. Pero la concentración de la población rural provocó enfermedades en el campesinado, falto de alimentos además , y murieron muchos de los campesinos, hecho del que se hiceron eco muchos periódicos norteamericasno, sobre todo los sensacionalisttas, pues en las medidas de Weyler encontraron los mejores argumentos, describiendo a éste como un militar sanguinario responsable de estas muertes.

En Agosto de 1897 Cánovas fue asesinado en el balneario de Mondragón, donde veraneaba a manos de un anarquista italiano. No se supo si fue una trama relacionada con los intereses cubanos o una venganza por la ejecución de una serie de anarquistas condenados por un atentado.
 
Sagasta toma el poder entonces y decide destituir a Weyler para acallar a los americanos y concede a la isla una amplia autonomía, lo cual no frenó la guerra.

La explosión del acorazado Maine, donde murieron muchos tripulantes, aceleró los acontecimientos. El buque estaba allí apra proteger los intereses estadounidenses en la isla. Parece que fue un accidente la causa, pero la prensa EEUU culpó a los españoles.

En Filipinas, por otra parte, la flota española es barrida por la norteamericana. En Santiago de Cuba tiene lugar en julio la batalla decisiva. Tras cuatro horas de combate, la escuadra española es vencida. Mueren 350 espaloes, y un solo norteamericano.
Tras la derrota, el desastre llegó. En octubre se firma en París el tratado por el que reconoce la pérdida de Cuba y España firma la cesión a EEUU de Puerto Rico y Filipinas. Supuso este acontecimiento el fin del imerio español y comienzo del americano.

Después de la derrota, los supervivientes vuelven como héroes anónimos. Ellos son las víctimas de la guerra y esto es el germen del sentimiento antimilitarista que crecerá en la sociedad española a lo alrgo de los primeros aos del siglo XX.

No hay comentarios: