viernes, 5 de febrero de 2016

Mi visita a la casa de Machado


En estos días vamos a estudiar en clase la figura de Antonio Machado, su vida y su obra. Me gustaría que vieseis este documental, merece la pena. No os va a resultar pesado, es como una película, triste, eso sí. Se queda una con cierta angustia al final del vídeo, a pesar de conocer su vida a priori.

En Diciembre estuve en Segovia y fui a visitar la casa de Machado, que fue una pensión (aparece en el vídeo) que me impresionó por lo humilde que era. Pensé en cómo un hombre tan excelso, tan admirable, tan humano con pensamientos tan elevados, con esa vastísima cultura, con ese dominio del verso y de la lengua castellana, podía estar tan mal pagado como para tener que vivir en una habitación de una pensión tan modesta. Me llamaron la atención unas cartas que enmarcadas en la pared de la casa, pueden leerse durante la visita.

La pensión se mantiene tal como estaba cuando Machado vivió allí, ya que después de la muerte de Machado, la alquilaron sus compañeros de universidad precisamente con el objetivo de que se preservara en el mismo estado. Y así ha sido. Me encantó visitar esta casa, porque parece que ha entrado  una en un túnel del tiempo que la ha llevado a la época que estamos estudiando ahora, concretamente, finales de los años 20 o principios de los 30. Me recuerda a la casa de mi abuela. Me ha emocionado siempre esto de pisar en donde ha pisado un escritor famoso, ver con mis ojos lo que él vio con los suyos, los objetos con los que convivió, los muebles que usó, los escalones que subió y bajó.

Hice estas fotografías pensando en vosotros y en el momento en que estudiásemos a Machado. Ha llegado el momento. Aquí las dejo, junto con este enlace a otro artículo que escribí después de visitar en Baeza el aula donde daba clase de francés.
















































No hay comentarios: