miércoles, 30 de marzo de 2016

Los tres primeros días del viaje a Madrid

Aún están en pleno iaje. Podría esperar a que lo concluyeran para hacer la crónica de todo el viaje en un mismo artículo, pero en esta época digital la inmediatez en la transmisión de las noticias es fundamental y yo me debo a mi público.

Con caras que reflejaban sueño e ilusión al mismo tiempo, puesto que salieron de madrugada este lunes y se presentaba ante ellos una aventura irrepetible, se acomodaron en el autobús que los llevaría a Madrid, con las señoritas Mamen y Esther y con don carlos Martínez (y su guitarra, imagino, aunque aún no he tenido noticia de ésta última).

El primer día hicieron esquí y tobogganing (la palabra me horroriza y sospecho que el deporte también lo haría, si supiera yo en qué consiste). Ellos lo pasaron muy bien, obviamente en aquellas pistas de Xanadoo.



El segundo día fue no menos intenso, ya que visitaron el Palacio Real, además de la catedral de la Almudena, el estadio Santiago Bernabeu, el Museo del Prado, el Thyssen y, ya sentaditos, vieron el musical del Rey León.

Son tantas cosas las que están aprendiendo los niños en este viaje que se me haría el artículo infinito si empiezo a nombrarlas. Del Palacio Real  habrán aprendido que su construcción fue iniciada por Felipe V y que el último monarca que allí residio fue Alfonso XIII. En el palacio han vivido reyes del siglo XIX (nuestro siglo) que hemos estudiado en clase. Espero que hayan relacionado el palacio con la época y también que hayan identiicado en el Museo del Prado algunos de los cuadros que hemos estudiado en clase, como el de "Doña Juana la loca" de Pradilla, o "El fusilamiento del general Torrijos".

La catedral de la Almudena, la sede episcopal cat´çolica de la archidiócesis de Madrid, alberga la imagen de la patrona de la ciudad, la Virgen de la Almudena. El inicio de su construcción se fecha en nuestro siglo, el XIX y es parte del complejo del Palacio Real.

Obras del primer tercio del siglo XX, estudiadas en clase, habrán podido ver en el Thyssen, probablemente, de artistas como Cezanne o Degas...(¿se habrá visto Toñi reflejada en alguno de los cuadros de Degas?).


Hoy miércoles, han practicado deporte de nuevo: andanivel y tirolinas, aunque los niños lo llaman "juegos en los árboles", ¡bien por ellos!
Y para completar el día (creo que
van a volver cansaditos a Jerez, pero felices y con sensación de tiempo bien aprovechado), los niños han visitado el Escorial, un monasterio costruido por Felipe II en honor a San Lorenzo, santo que fue quemado en una parrilla, por lo cual la planta del edificio tiene forma de parrilla.
Espero que los niños sigan disfrutando muchisimo y que el viaje siga yendo tan bien como hasta ahora. Ánimo a esos profesores valientes, que aunque seguro que se lo están pasando muy bien, también demuestran una abnegación y una entrega al alumnado fuera de lo normal.








No hay comentarios: