martes, 31 de mayo de 2016

Son las seis de la tarde





Esto se acaba. Aún queda gran parte del mes de Junio, el sexto mes del año, la sexta hora de este día al que asemejo el curso, por su cortísima duración. Aproximadamente a las seis y media el curso habrá terminado. Quedan dieciséis días de clase, en que vamos a tener muchas actividades y muy concentradas y vendrán de la mano de los exámenes finales.

Junio es el mes dedicado a Juno, la paciente esposa de Júpiter. Para nosotros, es el mes de los exámenes y un mes, aunque estresante, alegre, porque es la puerta del verano.

Para mí Junio es un mes que vinculo al hecho de ir vestida de particular al colegio. Recuerdo lo feliz que me hacía ir con vestidos y bermudas al colegio. Era la época en que se pusieron de moda las camisetas blancas en las que alguien conocido que tuviera habilidad para el dibujo, pintaba una mariposa, o una mariquita...En una extraña mezcla de sentidos, ver esa explosión de colores en clase era oler el verano.

Junio es un mes de contrastes, pues es un mes de tortilla de patatas en la playa y también de madrugadas de estudio; un mes de noches de primavera y días de verano; de  aprobados y de suspensos.

En el colegio es el mes en que los de Primaria e Infantil dejan de ir al colegio por la tarde; en que el acontecimiento de las graduaciones que se eleva en el calendario un como hito gigante; es el mes de mi santo, también (y del cumpleaños dela señorita Mamen y de don Carlos Martínez); es un mes de ligas y copas futbolísticas; es el mes del medio ambiente; de las actividades finales del curso, como la final de la liga de vocabulario en 4º; entrega de premios, como los del Big Challenge o el de "Pepito, a little merry mouse in Sherryland"; en 4º realizaremos una excursión a la playa, con actividades acuáticas; en Latín hay prevista una actividad que tiene que ver con los romanos en la Compañía de María; realizaremos la gymkhana matemáticas y celebraremos la semana de la moda en Plástica; también tendremos la eucaristía de fin de curso el día 17; es el mes en que encapsulamos nuestras vivencias de todo un curso; y es también el mes de la despedida, el mes en que tendremos que decir adiós a una nueva generación, la promoción de las estrellas. 

Parecía que las seis de la tarde no llegarían nunca, pero llegó el momento. Son las seis de la tarde. Las seis en el reloj...

lunes, 30 de mayo de 2016

El rompecabezas jurídico-administrativo

Finales de Mayo. Atrás queda la feria, el día de Santa Juana, Pentecostés, las Confirmaciones y el Corpus. Delante, la graduación. En medio, el lenguaje de los textos jurídico-administrativos. En esto andamos en la asignatura de Lengua, ni más ni menos.
Los niños han estado unas clases, reunidos en sus grupos, trabajando para lograr unir cada palabra con su definición, palabras como "embargo", "tutela", "instancia", "procesado", "demandante", "pena", "indemnización", "indulto",
"desahucio", "emplazamiento", "dilación", "incapacitación", "insolvencia", "notario", "procurador", "querella", "turno de oficio", "costas" y otras muchas que entendemos que es importante que los niños aprendan con vistas a conseguir la correcta
comprensión de este tipo de textos y que también sepan expresarse adecuadamente en las situaciones que requieran del uso de este lenguaje.
Par ello los niños trabajan duramente, leyendo definiciones, discutiendo entre ellos, buscando expresiones en el diccionario, consultando conmigo, estableciendo debates sobre la lengua castellana y su uso, prestando una atención al lenguaje que me parece interesantísima.
Durante la hora de Lengua, los niños están concentrados y, aunque puede que no siempre acierten en la definición, el esfuerzo esta mereciendo la pena. Hay grupos muy acertados. Paloma me pide que suba estas fotografías de Jesús, que no tienen desperdicio, puesto que parece haber cambiado su tabla de surf por el diccionario de Lengua.

¿Qué grupo será el más acertado? Chi lo sá!!!





La señorita Rocío, una alumna más

Así de juvenil y de guapa se veía la señorita Rocío con un polo del uniforme que se vio precisada a ponerse debido a que sufrió un percance en el taller. Uno de los alumnos la manchó con algo que había en el taller y creo que pasó mucho peor rato que la profesora, del apuro tremendo de pensar que había manchado la ropa de su señorita.
No sabía el alumno que a la señorita Rocío le sentaría tan bien el uniforme del colegio que parecería una alumna más.

¡Bien por la señorita Rocío, que tiene remedio para todo y todo lo acompaña de una sonrisa que revela su buen humor siempre! 

Aprovecho para decir de la señorita Rocío que me encanta su forma de ser, que me gusta mucho lo bien que se expresa, lo juiciosa que es y lo inteligentísima y cercana a sus alumnos también, los cuales siempre dicen de ella que les da muy buenos consejos. Ahora que estoy leyendo los discursos de los alumnos de 4º ESO, no son pocos los que la mencionan en términos laudatorios.

Un abrazo, señorita, gracias por dejarme publicar estas fotografías.


Mi clase en piezas de Lego

En este último mes las señoritas Sara y teresa han tenido la amabilidad de compartir con sus compañeros de Secundaria la experiencia adquirida en un cruso de formación en que les mostraban las posibilidades que ofrecen las piezas de Lego para trabajar con los alumnos.

Se puede trabajar cualquier asignatura y también adetrarse en la faceta personal de cada alumno, que encontrará en estas piezas un canal de expresión de sus emociones y pensamientos.

Felicito a las profesoras y les agradezco la transmisión de esta información.

Así es como veo yo mi clase. Por supuesto, no falta la piña...¡y tampoco el reloj! Los demás elementos,...habría que irlos comentando uno a uno. ¡Y porque no me dio tiempo a hacer más! Si no, ibáis a ver la reconstrucción que haría de mi clase...¿Alguien quiere intentarlo?

Confirmaciones de nuestros alumnos de 4º ESO



El pasado día 20 de Mayo tuvieron lugar las Confirmaciones de nuestros alumnos de 4º ESO, de las que fuimos testigos en la catedral padres, familiares, compañeros y amigos de los alumnos y profesores.

Dos días antes, los niños habían estado ensayando en la catedral con sus catequistas, entre los cuales  hay profesores del coelgio, como don Jesús o la señorita Teresa.

El coro también había ensayado en estos días. A decir verdad, el coro lleva una temporada de ensayos en los recreos que hay que aplaudirles: han tenido que ensayar para las primeras comuniones, para el día de Santa Juan de Lestonnac, para las Confirmaciones, la graduación y, por si era poco, también para la Barcarola, que se catará el 1o de Junio, D.M.

A las ocho de la tarde (los niños, algo antes), todos los invitados a ser testigos de las Confirmaciones de los niños estábamos ya en la catedral. Los niños, elegantísimos, todos con sus chaquetas de colro azul marino y las niñas, preciosas también, faltaría más, como la ocasion requería.

Los alumnos del colegio Perpetuo Socorro confirmaban también su fe esa tarde. Para nosotros, obviamente, la emoción estaba en ver a nuestros alumnos, a la mayoría de los cuales hemos acompañado en el colegio desde que tenían tres años y hemos sido
testigos también de su comunión y meidante las celebraciones de pastoral del colegio, catequesis y la pedagogía cristiana que impulsó Santa Juan de Lestonnac, les mostramos el camino hasta la Confirmación.

Fue muy emocionante el momento en que se nombró a los niños uno por uno y ellos contestaron ("estoy aquí"). El que no dejó duda que estaba allí fue Fernando, un alumno de tercero cuyo vozarrón en su respuesta hizo reír a más de uno.

Desafortunadamente, no pude hacer fotografías a todos los niños cuando el obispo los ungió, puesto que al mayordomo de la catedral parece que no le gustó demasiado el sitio que don Ernesto y yo habíamos elegido para hacer fotografías, un discreto lugar a un lado del presbiterio, y
no dudó en expulsarnos de allí, con hosquedad y rudeza que ensombrecieron un poco la celebración para mí, que, auque pude haberme equivocado en la elección del sitio para hacer fotografías a los niños, no estoy acostumbrada a ser tratada con
estos malos modos, que no uso yo tampoco. Tened siempre cuidado, niños, con vuestra forma de expresión, pues puede descalificaros a pesar de que tengáis la razón en un momento dado.

Sea como sea, los niños han expresado su deseo de seguir en este camino que sus padres quisieron que iniciaran en el bautismo. Nos alegramos por ello y esperamos que sean muy felices en él.

Después del sacramento, nos quedamos saludando y felicitando a padres y niños. Mi intención fue saludar  a todos. Si me faltó alguien, lo siento mucho. Ya tendremos tiempo de hablar el día de la Graduación. De todos modos, aprovecho este momento y este medio para felicitarlos ahora.