martes, 27 de septiembre de 2016

"Trágala, perro"


Otra de las canciones que se hizo popular en el siglo XIX, esta vez en el bando carlista, fue "Trágala perro", que cantaban para meterse con Fernando VII los liberales al comiezo del trienio liberal (1820-1823). El rey en 1820 fue obligado a jurar la Constitución de Cádiz y fue entonces cuando pronunció la frase :«Marchemos francamente, y yo el primero, por la senda constitucional». Esto es lo que tenía que "tragar" el rey, había de transigir con la  constitución liberal de 18212, concida como "la Pepa".

Posteriormente, en la década ominosa (1823-1833), es decir, desde el restablecimiento de la monarquía absolutista de Fernando VII a moanos de los Cien Mil Hijos de San Luis y hasta su muerte, la canción fue símbolo de la resistencia contra la represión política.

Después se ha usado como lema politico en diferentes coyunturas históricas, como la Segunda República y la Guerra Civil, en que los izquierdistas la cantaban para ridiculizar al bando de la derecha y los anticlericales para meterse con la Iglesia.

"Trágala" significa ahora en lenguaje coloquial "imposición".

No hay comentarios: