lunes, 19 de septiembre de 2016

¡Venimos de Cádiz y tenemos asientos reservados en el anfiteatro!



"Todos los caminos llevan a Roma". Esta frase nos ha hecho reflexionar sobre la red de calzadas y ciudades del impreio romano, conectadas todas con la capital, Roma. Al hilo de esto, less dije a los niños que se descubrió una inscripción en uno de los asientos del antfiteatro Flavio que reservaba el sitio a unas personas que venían de Cádiz (Gades romano).

Ésta es la noticia que pude leer hace un tiempo en el Diario de Cádiz

 Con asientos reservados en Roma

Dos investigadores de la Universidad de Cádiz se desplazan a la capital italiana para analizar dos inscripciones con la palabra 'Gaditanorum' en las gradas del Coliseo · Están documentadas desde 1939
"Venimos de Gades"; "Adelante, primera grada a la derecha". Más o menos así se debía de producir a principios del siglo III después de Cristo la entrada al Coliseo de Roma de alguna pudiente y poderosa familia gaditana, que disponía en algún lugar privilegiado del graderío de un espacio reservado sólo para ellos. Así lo demuestran dos inscripciones de aquella época, con la palabra Gaditanorum (de los gaditanos), que se hallaron en el monumental coliseo en 1939 y que, aunque documentadas desde entonces, esta semana han sido analizadas in situ por dos investigadores de la Universidad de Cádiz (UCA).

Los profesores Alicia Arévalo y Darío Bernal -quien ayer atendió a este periódico telefónicamente desde Roma- realizaron el trabajo de documentación y estudio de ambas inscripciones a principios de esta semana, entre el lunes y el martes, y han constatado que es la "única" inscripción encontrada hasta ahora en el Coliseo romano que demuestre que alguna parte del graderío estaba reservada a los oriundos de una ciudad del imperio: "No quiere decir que no existieran otras -aclara el profesor Bernal-, lo cierto es que sólo se conocen estas dos".

La investigación forma parte del encargo realizado por la Consejería de Cultura a la UCA, a través del grupo de investigación HUM-440, para profundizar entre las relaciones entre Gades y la Roma de la época imperial, según se explica en una nota de prensa enviada por la Universidad gaditana. El proyecto se enmarca en los estudios arqueológicos que se realizan en el Teatro Romano de Cádiz, que fueron objeto de un profundo análisis, como recuerda Darío Bernal, en un seminario celebrado en el Museo Provincial en noviembre de 2009. Allí, por ejemplo, se dieron a conocer las conclusiones del estudio al que fue sometida la inscripción que sobre Balbo se encontró el año pasado en el Teatro Romano de la capital gaditana.

Las dos inscripciones con la palabra Gaditanorum fueron encontradas en el anfiteatro Flavio de Roma en 1939, pero su existencia, como explica el profesor Bernal, "se ha perdido entre la literatura que no ha sido utilizada convenientemente por los investigadores".

De hecho, ambas inscripciones están publicadas en los catálogos epigráficos, un corpus de inscripciones romanas llamado CIL (Corpus Inscripcionum Latinarum), en concreto en el volumen dedicado a Roma: "Están recogidas, pero no han tenido trascendencia porque desde Roma se ve como una cosa lejana. Pero a nosotros nos interesa mucho porque verifica que hay unas relaciones muy intensas entre las dos ciudades, incluso mucho tiempo después de la época de los Balbo que es el momento álgido de las relaciones entre Gades y la capital del imperio. Esto demuestra que en Cádiz había familias muy pudientes que podían reservar asientos en la cávea, en la zona privilegiada del coliseo". Eran asientos, en definitiva, destinados a los senadores o a colectivos privilegiados de la sociedad romana.

"Y es la única inscripción en todo el coliseo relativa a la reserva de asientos a los ciudadanos de un municipio. No hay ninguna otra inscripción en la que se hable de ciudades que tuvieran sitio reservado en el coliseo, lo que no quiere decir que no las hubiera, pero no se ha conservado ninguna", sentencia Bernal.

Las inscripciones se pueden contemplar actualmente en el coliseo, en una zona del anfiteatro que está restaurada y que se puede visitar; de hecho es la única zona del graderío que se encuentra restaurada.


Darío Bernal ratifica la importancia de Gades entre las ciudades que conformaban el imperio romano, una importancia basada en el comercio, en la economía: "Era un puerto marítimo fundamental en las relaciones comerciales entre el mediterráneo y la Península Itálica, con el aceite, el lino, la salazón de pescados, y esto permitió que la oligarquía, las grandes familias gaditanas, pudiera promocionarse hasta este punto", explica el profesor de la UCA.

No hay comentarios: