lunes, 3 de octubre de 2016

Características del Romanticismo literario y contexto histórico del mismo

 En clase en 4º ESO hemos visto las caracterísitcas de este movimiento literario, las cuales listo en este artículo:

1. Prevalencia del instinto frente a la razón. Los sentimientos cobran importancia.
2. Culto a la libertad (política, religiosa, etc.).
3. Exaltación de lo nacional y regional.
4. Presencia del medievalismo.
5. Evasión hacia lugares remotos, orientalismo, fundamentalmente.
6. Prevalencia de lo lúgubre, tinieblas, ruinas, noche, oscuridad..
7. Presencia de la muerte.
8. Presencia de elementos sobrenaturales (espíritus, fantasmas, etc,).
9. Existencia de un destino trágico que se enfrenta a la voluntad del protagonista.
10. En los personajes se da un sentimiento de angustia por vivir, insatisfacción, tristeza.
11.Identificación del estado anímico de los personajes con la naturaleza, normalmente abrupta y salvaje (tempestades, tormentas, etc.).


Aquí tenéis el contexto de la primera mitad del siglo XIX, reartida la explicación entre varios artículos:

http://lenguayliteratura4eso.blogspot.com.es/2015/09/los-franceses-en-espana.html

http://lenguayliteratura4eso.blogspot.com.es/2015/09/en-la-compania-de-maria-resistimos.html

En los artículos anteriores se habla del contexto del siglo XIX hasta la Guerra de la Independencia. ¿Cómo lograron los españoles expulsar a los franceses que se habían establecido en España con la pamema de que el motivo de la penetración en nuestro país era solamente la conquista de Portugal?
Todo lo explicado en clase (o una gran parte de la explicación) figura en los siguientes párrafos:

Tras haber muerto más de quinientos españoles en la revuelta del dos de mayo,  el pueblo se une en juntas, que fueron primero locales y después provinciales, formadas por las personas de más relieve en la comunidad. Las juntas trataben de mantener el orden público y luchar contra el invasor. EN 1808 se reúnen en Aranjuez representantes de las diferentes juntas para formar una junta nacional que tome el poder mientras los reyes están en el extranjero. En Bailén los españoles ganaron la primera batalla que Napoleón pierde en suelo europeo, con lo que José Bonaparte tiene que marcharse, pero entonces viene su hermano Napoleón a devolver el trono a su hermano. La junta ha de replegarse a Cádiz (entonces es cuando eligen para reunirse el colegio de la Compañía de María en San Fernando, hermano mayor del nuestro).

Por otro lado, los españoles ponen en práctica una nueva modalidad de guerra, que es la guerra de guerrillas. Se valen de la sorpresa, su conocimiento de la tierra y el apoyo pupular. Soldados, sacerdotes, campesinos, aventureros, se echan al monte y se hacen guerrilleros . Entre ellos destacaron Francisco Espoz y Mina en Navarra, el cura Merino en Burgos o el carbonero Juan Martín "El empecinado" (en este punto os invito a ver el capítulo de la serie "El ministerio del tiempo" que trata sobre la guerra de la Independencia, muy curioso). A medida que van debilitando el gobierno francés, José I Bonaparte se reúne de una camarilla de españoles afines a las nuevas ideas francesas, como los esfritores Leandro Fdez. de Moratín, o Juan Menéndez Valdés.

Las Cortes, convocadas por primera vez en 1810, con la coexistencia de dos sectores, el conservador y el liberal, más apegado éste a las ideas venidas de Francia, promulgan la COnstitución de 1812, también denominada "la Pepa", pues ocurrió esto el 19 de Marzo. Era una Constitución de signo liberal, pues se aprobaba la libertad de prensa, se deponía la tortura y los derechos feudales y se aprobaba una monarquía parlamentaria en la que Fernando VII era el  rey constitucional.

Con la ayuda de los ingleses (Duque de Wellington), los franceses pierden la batalla de Arapiles y son expulsados finalmente de nuestro país. Entonces vuelve Fernanvo II como rey de España. Los liberales están deseando que vuelva para apoyar las reformas de la conscitución de 1812, y los conservadores quieren que ponga orden y haya una vuelta de las tradiciones en España. Fernando VII  deroga las reformas y la Constitución y recupera los pderes de un monarca absoluto. Muchos españoles, afrancesados e intelectuales progresistas, la mayoría, se ven obligados a huir al extranjero, entre los cuales, algunos literatos españoles.

Mientras tanto, los territorios que España tenía en América crearon también sus propias juntas de gobierno y algunas de ellas se radicalizaron y quisieron la independencia.Simón Bolívar consiguió la independencia para Venezuela y Colombia. José Sanmartín libera Chile y Argentina. Quedan Perú y Méjico. El militar Rafael de Riego se se pronuncia contra el envío de tropas a Perú y una serie de pronunciamientos militares que se suceden en cadena obligan a Fernando VII a aceptar la reforma y reconocer la Constitución gaditana. Se suspende durante el trienio liberal (1820-23) el envío de tropas a América y Agustín Itúrbide proclama la Independencia de Méjico. Perú logra su independencia en la batalla de Aracucho, con lo cual a España sólo le quedan en América los territorios de Cuba, Puerto Rico y Filipinas en el Pacífico. España pasa a ser una nación de segundo orden.

Durante el trienio liberal (1820-23) Fernando VII jura la Constitución y se crean nuevas universidades, se amnistía a los afrancesados y se suprimen órdenes monacales, una parte de cuyas propiedades pasa al Estado. Como reacción, la Iglesia comienza a distanciarse del liberalismo.

Se agudiza la crisis económica en España tras la pérdida de los territorios españoles en América y se radicaliza el sector más revolucionario de los liberales. Ante todo esto, España es invadida en 1823 por los Cien Mil Hijos de San Luis, un grupo militar enviado por Luis XVIII de Francia, tío de Fernando VII, que en realidad es un ejército de ocupación enviado por las potencias conservadoras de Europa, unidas en la SAnta Alianza, un pacto entre potencias europeas para combatir la monarquía liberal y restablecer en el trono a Fernando VII con todos sus poderes.

Con el restablecimiento de Fernando VII en el absolutismo, se suprimen de nuevo las libertades, se rerpime nuevamente a los progresistas y se suceden los ajusticiamientos (Riego, El Empecinado...). España se divide en dos bandos, lo cual puede verse en las obras del pintor en La Quinta del sordo. Esta vez, para no repetir el fracaso experimentado en la etapa absolutista, el rey decide introducir medidas reformistas (por ejemplo, el establecimietno de un consejo de ministros, la cual perdura hoy día). Las reformas provoca la alarma entre los reaccionarios absolutistas y este sector empieza a aclamar al hermano del rey Fernando VII, Carlos María Isidro, un hombre con fama de piadoso que fue elegido por el movimiento ultra como nuevo rey. Esto es el germen del carlismo.

El rey Fernando VII en 1829 queda viudo por tercera vez y tras seis meses se casa con su sobrina, Mª Cristina de Borbón, de 23 años, la cual queda embarazada y el rey deroga la ley sálica, previendo que el bebé pudiera ser niña. Fernando VII enferma y le hacen firmar el restablecimiento de esta ley, la cual vuelve a derogar cuando se restablece de su enfermedad. En 1830 nace su hija Isabel. Cuando su padre muere, teniendo Isabel tres años, Mª Cristina pasa a ser reina regente. Carlos María Isidro, el hermano del rey difunto, no la reconoce como reina, se autoproclama rey y se subleva junto a sus partidarios, los carlistas. Serán las primeras guerras carlistas.

A la regencia de Mª Cristina sucede la regencia del general Baldomero Espartero, hasta que Isabel, con trece años, esto es, en 1843, es proclamada reina.

Recordad que el cuadro que ilustra este artículo es  de Leonardo Alenza y supone una sátira contra el Romanticismo.

No hay comentarios: