miércoles, 19 de octubre de 2016

Estos galenos...



A menudo escuchamos esta expresión a quien así decide referirse a los médicos actuales. El nombre procede del nombre propio (antropónimo, ahora que estamos dando estudiando el sustantivo en 3º) del médciio griego Galeno, cuyos conocimientos de la medicina fueron referencia para la medicina europea durante más de un milenio.

Nació en Pérgamo, en la actual Turquía, unos 130 años después del nacimiento de Jesucristo. Su padre era arquitecto y le dio una completa formación, de forma que Galeno se interesó por muchos temas, hasta que decidió estudiar medicina. Se dice que su padre una noche soñó con Asclepio, dios de la medicina,  y eso le hizo animar a su hijo al estudio de la medicina.

En Egipto, Alejandría, principal centro cultural del Mediterráneo, completó sus estudios, donde diseccionó cadáveres; fue médico de la escuela de gladiadores en Roma (me recuerda este oficio al de los cirujanos de las plazas de toros); fue incluso médico de la corte imperial de Marco Aurelio, después de que uno de sus pacientes fuera el consul Flavio Boecio,  y al estar prohibida en Roma la disección de seres humanos, llevó a cabo disecciones de animales, como monos o cerdos, lo cual explica errores en su concepción del cuerpo humano. Hizo vivisecciones de animales para esudiar los riñones y la médula espinal. Su aportación a la medicina, en el libro "Methodo Menendi" ("Sobre el arte de la curación") , fue decisiva durante quince años.

Tenéis, puesm aquí, un sinónimo de la palabra "médico": galeno.

No hay comentarios: