domingo, 25 de diciembre de 2016

Convivencia formativo-religiosa de final de trimestre


Los alumnos de 4º ESO acudieron junto a sus tutoras al convento de Madre de Dios para tener allí su convivencia formativo-religiosa del primer trimestre.


En el colegio preparamos entre todos la eucaristía que en la capilla ofició el capellán, don Francisco Párraga, después de la cual, anduvimos hasta el convento de Madre de Dios, donde cada alumno dejó un alimento para ayudar a los más desfavorecidos a que estas fechas les sean más festivas y alegres.

Una vez allí los niños desayunaron y se reunieron por tutorías para tratar el tema de la personalidad, la aceptación de uno mismo y de los otros, el estudio de cada persona y la necesidad de mejorar para hacer sentir bien a los demás y a la vez, sentirse mejor con uno mismo.

Tras la convivencia, en la que aprendimos mucho sobre nosotros mismos y los otros y sobre cómo ponernos a disposición de los demás, sobre la caridad y la multiplicación de los talentos, nos volvimos andando al colegio, aunque se puede decir que los de 4º "A" volvimos corriendo al colegio, el cual nos esperaba con los brazos abiertos a pesar de que llegamos algo más tarde de lo esperado, por apurar la convivencia. Hay que aprovechar hasta el último momento, que, como me recordaba una antigua alumna en un correo en que me felicitaba el otro día, el tiempo es oro.

No hay comentarios: