miércoles, 14 de diciembre de 2016

La lectura en clase


¡Tanto juego da la lectura!

Estos días finales del trimestre los estamos dedicando a la lectura en clase. Hemos realizados varias actividades en 3º y 4º ESO directamente relacionadas con el cultivo de las habilidades comunicativas y las destrezas lingüísticas: leer, escribir, hablar y escuchar comprendiendo, es decir, la expresión y comprensión oral y escrita.

En 3º ESO estamos leyendo el libro "donde aprenden a volar las gaviotas", de Ana Alcolea, y en 4º ESO, las Leyendas, de Gustavo Adolfo Bécquer, autor neorromántico cuya vida y obra hemos estudiado en clase.


Para realizar diferentes actividades relacionadas con la lectura hemos dividido la clase en cuatro cuartos de hora, de los cuales el primero lo dediqué a leer yo en voz alta mientras comentábamos cuestiones que me parecían interesantes, relacionadas con las obras, así en la leyenda de "El Monte de las ánimas" hablamos del Día de Todos los Santos, el Día de los Difuntos, de las ánimas del purgatorio, de los caballeros de la orden del Temple (los Templarios), de Platón, del cementerio judío de Praga, etc. En 3º ESO hablamos sobre "Excalibur" y los caballeros del rey Arturo, Lady Godiva, la situación de Estrasburgo, los países escandinavos y la forma en la que incide la luz allí, recordamos que Suiza es un país diferente a Suecia y dónde está situado cada uno, Erik el rojo, Peñíscola, etc. Todo el que quiso, participó con comentarios, evaluados como forma de expresión oral.

Durante el segundo cuarto de hora eran los niños los que leían en voz alta individualmente y yo les corregía la forma de hacerlo, en caso de que fuera necesario porque no usaran la intensidad adecuada, por ejemplo, o el ritmo, y los evaluaba en su lectura.

Tras esta actividad, los niños cerraron los libros a petición mía. Escucharon atentos mi lectura para después escribir lo que habían escuchado y poder evaluar así yo su comprensión oral.

Lo último fue (en todas las clases no ha dado tiempo, pero queda pendiente) que los niños leyeran individualmente y en silencio los libros y luego escribieran lo que habían comprendido para que yo, al leerlo, pudiera evaluar la comprensión escrita de todos ellos, además de la expresión escrita.

Así, hemos reflexionado sobre las diferentes formas de lectura y cada uno expresó sus gustos: lectura en voz alta comentada, interesante para aprender sobre muchas cosas variadas; lectura en voz alta en conjunto, o individual; lectura individual silenciosa...

Intentamos con este tipo de actividades que los alumnos adquieran las destrezas lingüísticas necesarias para el buen uso y comprensión de los mensajes lingüísticos y también que adquieran y fortalezcan el hábito lector, que les ayudará de por vida a seguir aprendiendo, a seguir mejorando en las diferentes disciplinas, a continuar perfeccionando su forma de comunicación, a evadirse, a entretenerse, pues la lectura es fuente de placer, además de instrumento de cultura.

Así la clases pasan rápidos y tengo la certeza de que son instructivas. ¡Nos falta tiempo! Estas clases de Lengua me encantan. Espero que a ellos también.

No hay comentarios: