viernes, 13 de enero de 2017

Destrezas lingüísticas


La asignatura de Lengua tiene gran peso en vuestro curriculum y no es de extrañar: pensad que es instrumento necesario para todas las asignaturas y para la vida diaria.

Cuando hablo de destrezas lingüísticas me refiero a la manera en que os expresáis cuando usáis la lengua castellana, tanto al hablar como cuando escribís, y no sólo esto, sino también la forma en que interpretáis un mensaje que se transmite por vía oral o si entendéis o no y hasta qué punto, lo que leéis.

Para tener buen dominio de la lengua tenemos que dominar estas destrezas. Nuestra asignatura, lengua castellana y literatura, apunta al objetivo de que conozcáis y uséis nuestra lengua con la mayor perfección que os sea posible.

Es por esto que analizamos muchas muestras de literatura de todas las épocas (escalonando su estudio, al igual que los cursos de Secundaria están escalonados). Mediante la lectura de estas obras, ejemplos magistrales del buen uso de la lengua castellana, queremos ver cumplidos muchos objetivos: intentamos que tengáis mayor cultura general y crear un hábito lector en los alumnos que no leéis sistemáticamente,  y en los que leéis con frecuencia, afianzar este hábito y ayudaros a reconocer y a apreciar la literatura de calidad. Si mediante el estudio de la lengua y literatura podemos conseguir que  transversalemente desarrolléis otras facetas de vuestra formación personal, que mejoréis otras destrezas, como la pintura, o la música, o profundicéis en otras materias, nos sentimos siempre muy felices, pues es otro objetivo que perseguimos, de ahí que en clase realicemos muchas actividades de muy diversa índole y sabed que estamos abiertos a propuestas vuestras que sean interesantes en este sentido.

Sin embargo, hoy me gustaría hablar sobre las destrezas lingüísticas que intentamos que mejoréis mediante la asignatura de Lengua castellana y literatura, concretamente la expresión y comprensión oral y escrita.

En clase estamos realizando una serie de pruebas con cierta frecuencia para comprobar (son "pruebas") cómo de bien habláis, escribís, entendéis y leéis. 

En estas pruebas estoy encontrando fallos típicos de aprendices de los que me gustaría dejar constancia aquí para que en el futuro los vayáis corrigiendo, aunque puntualmente recibís esas pruebas que realizáis, una vez corregidas por mí, con comentarios míos sobre cómo mejorar. Sin embargo, me parece necesario que pongamos en común los errores que en general se comenten el clase, y lo hago proporcionándoos esta lista de consejos u orientaciones para que mejoréis vuestras competencias lingüísticas:

En cuanto a la lengua escrita:

-Respetad los márgenes, tanto los laterales como el superior y el inferior.
-Separad el texto en párrafos para que no cueste tanto trabajo leerlo.
-Esmeraos en la caligrafía, no sólo para que se entienda lo que escribís, sino también para que el escrito resulte primorosamente realizado. No uséis una caligrafía infantil y no escribáis las íes con un círculo arriba como si fuera un globo, pues habéis de escribir un punto sobre ellas.
-Cuidado con la separación entre líneas. Algunos las separan demasiado, con lo cual, además de desaprovechar el folio, nos alejamos del ideal estético.
-Cuidad los signos de puntuación. Después de un punto hay que usar una mayúscula y hay que saber cómo usar las comas (en las aposiciones, en las proposiciones subordinadas relativas, etc.). El punto y aparte es fundamental (recordad lo que he dicho de los párrafos).
-Habéis de empezar a usar palabras de un registro más formal y una expresión verbal más cuidada (sin repeticiones, recurriendo a sinónimos, hiperónimos, etc.).
-Cuidad la concordancia entre sujeto y predicado.
-Evitad los tachones. Pensad antes de escribir lo que queréis expresar y qué palabras usaréis para ello.
-Cuidado con la ortografía. Fijaos bien en las palabras que leéis para que recordéis cómo se escriben.
-Fijaos bien, cuando os corregimos, en el uso de las tildes. Falláis mucho en los adverbios y pronombres exclamativos e interrogativos cuando son indirectos (si no hay signo de exclamación o interrogación en las oraciones).

En lo tocante a la lectura en voz alta y  la expresión oral:

-Leed y hablad con una intensidad adecuada. No debemos hacerlo en un tono muy bajo ni demasiado alto.
-Vocalizad. Para ello, puede que tengáis que frenar el ritmo un poco. Una palabra está formada por fonemas y cada fonema es la representación de un sonido. No los ignoréis.
-Cada uno tiene un ritmo de habla y de lectura, no intentéis excederlo, pues vais a invertir sonidos, y al leer no entenderéis lo que leéis. Muchas veces vuestra lectura es mecánica, no comprensiva. Cuando os pongáis nerviosos, frenad el ritmo, respirad y leed intentando entender lo que leéis. No por leer más rápido va a parecer que tenéis más destreza, muchas veces es al contrario.
-Entonad adecuadamente: leed, según corresponda, con tono de sorpresa, de admiración, etc. Intentad darles la entonación adecuada a vuestras palabras para que el discurso o la lectura no sea monótona y no se duerma el auditorio. La entonación ha de ser ascendente y descendente, según el lugar del texto. Si no lo hacéis así, os aseguro que el receptor se nos duerme.
-Respetad el turno de palabra. La situación normal de una clase es el silencio hasta que el profesor decida otra cosa.
-No uséis muletillas (acabemos con la epidemia de "enplanitis" que aqueja gran parte de la juventud de ahora). No podemos comenzar una frase diciendo "en plan" y no podemos abusar de esta expresión como lo hacemos.
-No penséis que vais a hacer el ridículo. Todos podemos equivocarnos y ninguno de nosotros es más que nadie ni menos que nadie.
-No gesticuléis en exceso, ni os mováis mucho cuando habláis, pues transmitís vuestro nerviosismo. Cuidad la postura.
-Por supuesto, no uséis lenguaje soez o palabras que se refieran a realidades poco bonitas. Si no tenéis más remedio que aludir a esta realidad, hacedlo con eufemismos. Lo agradeceremos todos.


Para la producción oral y escrita dejo esta serie de orientaciones:

- La oración se construye con un sujeto y un predicado (siempre que no sea impersonal).
-Tenéis que usar conectores para dar elegancia a lo que escribís y para guiar mejor al lector  por el texto que componéis, para facilitarle la tarea de comprensión.
-Distinguid las ideas principales de las secundarias. Para esto tenéis que ordenar las ideas en vuestra mente, saber lo que es esencial y lo que es accesorio. Dejad constancia de esto en vuestros escritos.

Aprovecho para recordaros que en los correos electrónicos tenéis que dejar claro el asunto, comenzar con un encabezamiento y despedíos con un cierre adecuado. Identificaos dando vuestro nombre, aunque se deduzca de vuestra dirección de correo. Explicad la intención del mensaje siempre.

Cuando leáis silenciosamente, no tratéis de acelerar de manera que perdáis los detalles porque muchas veces éstos son deliciosos. Os recomiendo que imaginéis lo que leáis, que os pongáis en el lugar de los personajes que conocéis en los libros y que no tengáis pereza para investigar todo aquello que os suscite curiosidad, como el significado de una palabra o la situación de un país en el mapa, el aspecto de una planta, etc. Se puede aprender mucho leyendo, así vamos descubriendo el mundo de una forma entretenida, se quedan los contenidos con mucha más fijeza en nuestra mente y nos formamos personalmente. Nosotros decidimos mediante nuestro esfuerzo y dedicación cómo queremos ser, nos vamos formando a nosotros mismos. Que el tiempo sea edificante para vosotros las más de las veces y nunca destructor.


Recuerda que el lenguaje es una copropiedad. Cuídalo, mímalo, para que disfrutemos de él todos.

No hay comentarios: