lunes, 20 de febrero de 2017

Museo del Prado también en 3º ESO

En 3º ESO nos hemos propuesto tener un museo del Prado en las aulas. Desconocemos si vamos a vernos obligados a salir de clase porque con tanta información en los murales, queda poco sitio para los alumnos en las clases: hemos ido colocando muchas imágenes de mitos, obras de arte de la pintura y escultura que representan los mitos de Laocoonte, Píramo y Tisbe, Aquiles, el juicio de Paris, Prometeo, Hipómenes y Atalanta, Sísifo, las Danaides y tantos otros.

Además, tenemos ocupado el mural con la hoja de la liga de vocabulario, parte de la pizarra con el refrán de la semana, estamos pendientes de colocar el mural de la semana de cultura andaluza y,por si fuera poco, añadimos ahora todos lo cuadros del museo del Prado relativos a las épocas y movimientos históricos que hemos estudiado en clase de literatura.

En el primer trimestre hemos visto la literatura de la Edad Media y en el segundo, la del Renacimiento y la del Barroco, cuyo estudio hemos concentrado en estos meses para familiarizarnos con la literatura de los Siglos de Oro antes de la celebración de la Semana del Libro.



La literatura medieval es una literatura básicamente religiosa. En pintura ocurrirá lo mismo. Suelen representarse imágenes de la Biblia, hay muchas imágenes de Cristo como Pantócrator y también de la vida de los santos. La representación del paisaje suele limitarse al fondo, que muchas veces consiste en un color plano (normalmente el dorado, que simboliza la eternidad). También se llena con figuras que se agolpan en un primer plano y se yuxtaponen, sin buscar efectos de profundidad.

Los nombres de los maestros de la Edad Media apenas trascendieron, pues entendían que el Artista Supremo era Dios y muchas veces no firmaban las obras.

Ya que hablamos de literatura, hemos de señalar que muchos de los manuscritos estaban iluminados o decorados con imágenes.

A medida que avanza la Edad Media las imágenes se van humanizando y pierden hieratismo. La Virgen, los ángeles, los santos, etc. se representan mostrando sufrimiento. Es el camino hacia el Renacimiento.


Durante el Renacimiento, se recurre a temas y al estilo grecorromanos, de forma que se pone de moda el antropocentrismo, lo humano. La pintura del Renacimiento busca la belleza, armonía y perfección de la Antigüedad clásica. Se estudian la perspectiva y la composición y los mecenas de las artes apoyan e impulsan a los artistas para conferir importancia a los estados, que intentaban que se asemejaran a "pequeñas Romas".


Igual que en literatura, se le da importancia a la naturaleza; la figura humana se convierte en el centro (son importantes los estudios de anatomía y hay nuevos temas, como la mitología o la Historia, al igual que la alegoría, un ejemplo de lo cual lo encontramos en la clase de 4º ESO "A" en el cuadro de Mantegna que este año coloqué a principio de curso, denominado "El triunfo de la virtud"). Los retratos serán numerosos.


Os sonarán nombres como Fray Angelico, Piero della Francesca, Leonardo da Vinci, Miguel Ángel o Rafael. Los cuadros de El Greco van anticipando el Barroco.






Alrededor del siglo XVI la estética vuelve a cambiar, cuando las formas se alargan y los cuadros se cargan de ornamentación. Los pintores barrocos gustaban de elegir los momentos más dramáticos. Se pretendía provocar la emoción. La técnica del claroscuro está al servicio de este propósito. En España son pintores conocidos Velázquez, Murillo, Zurbarán o Ribera. Rubens fue pintor de la Corte.

Si vais al Museo del Prado (al de verdad, no al de nuestro aula, aunque tenga poco que envidiarle a aquél), podréis ver muchos cuadros de Rubens. Rembrandt, pintor holandés, es otra figura cumbre de esta época y tenemos su identidad en 3º ESO (no sé qué alumno es Rembrandt). Vermeer es un artista flamenco que también os sonará. Por otra parte, otra enorme influencia para los españoles fue la del italiano Caravaggio, maestro del claroscuro.


Se dan los fuertes contrastes, el dinamismo, el desequilibrio, los efectos de color y la exuberancia en las formas, todo ello con la finalidad de conmover al espectador.

Los bodegones llamados vanidades, con calaveras, relojes y otros elementos que simbolizaban el paso destructor del tiempo, estuvieron de moda en el Barroco y sirvieron al tópico "Tempus fugit".

Os propongo un reto: a ver quién es capaz de aportar el título de todos estos cuadros (o de los que pueda cada uno) en comentarios a esta entrada.


2 comentarios:

ANA BELEN GRELA MALDONADO dijo...

Buenas noches señorita:

Las pinturas que conozco son: pertenecientes a la Edad Media, "Alfonso X en una ilustración de las Cantigas de Santa María", "Libro de la vida", "Virgen en majestad" y "El Hombre de Vitrubio de Leonardo y la Cuadratura del círculo"; del Renacimiento, "La creación de Adán", "Mona Lisa", "El nacimiento de Venus" y "La escuela de Atenas"; y pertenecientes al Barroco, "Lección de Anatomía del Dr. Nicolaes Tulp." y "Vanitas".

Un saludo,
Ana Belén.

Ana Belén Grela dijo...

Las pinturas que conozco son: pertenecientes a la Edad Media, "Alfonso X en una ilustración de las Cantigas de Santa María", "Libro de la vida", "Virgen en majestad" y "El Hombre de Vitrubio de Leonardo y la Cuadratura del círculo"; del Renacimiento, "La creación de Adán", "Mona Lisa", "El nacimiento de Venus" y "La escuela de Atenas"; y pertenecientes al Barroco, "Lección de Anatomía del Dr. Nicolaes Tulp." y "Vanitas".