jueves, 30 de marzo de 2017

Itálica y Estudios de Canal Sur


El pasado martes 28 de Marzo un nutrido grupo de alumnos de 4º ESO hicieron una excursión a Sevilla para conocer los restos arqueológicos del municipio romano de Italica.

En el autobús escucharon la historia del asentamiento, cuyo origen se halla en la
segunda guerra púnica, en la batalla que libraron con los cartagineses en Ilipa Magna, que ahora es Alcalá del Río, patria chica de la señorita
Ada. Los que visitasteis conmigo el museo arqueológico puede que recordéis alguna moneda que vimos allí acuñada en Ilipa.

Los soldados heridos de la batalla fueron retirados al sitio que donde hoy se ubica el pueblo de Santi Ponce. Este campamento militar, que fue "oppidum", fue cobrando importancia hasta
conseguir un gran desarrollo urbanístico con Trajano y Adriano como emperadores, el primero de ellos nacido en Italica y tutor del segundo, el cual pasó también gran tiempo de su juventud en el municipio que se ubicaba cerca de Hispalis (Sevilla), junto al río Betis, al que llamamos Guadalquivir desde los tiempos árabes.

La posición era privilegiada por la cercanía del río y por la riqueza de acuíferos, además de que era un punto estratégico de
comunicación, no sólo por el río, sino también por su cercanía a los enclaves mineros de Huelva, y su posición junto a  la vía de la Plata.

La guía de la empresa "Descubre Santiponce", la señorita Isabel, fue muy amable y nos ofreció explicaciones
interesantísimas sobre el yacimiento. Se lo agradecemos, porque consiguió que la visita fuera muy atractiva. Otro grupo de alumnos fue atendido por un segundo guía, José Antonio, al que ya conocemos del año pasado. Espero que fuera bien la visita, junto a la señorita María.

Sin duda, el mayor atractivo fue el que nos ofreció el anfiteatro, prueba de la importancia del municipio que a duras penas se mantiene en pie, muy castigado por los años y el expolio. Pedro M., desde que se enteró de que parte de la carretera de Extremadura fue construida con materiales procedentes del anfiteatro, quiere ser político para evitar este tipo de desafueros.

Una vez entramos en el recinto de la ciudad, amurallado otrora, más por superstición quizás que por cuestiones defensivas, pudimos percibir el trazado ortogonal de la misma, transitamos por el cardo mayor y vimos el decumano mayor, pisamos las lozas que, procedentes de Tarifa, pisaron también los carros romanos y subimos a las aceras, en otro tiempo porticadas, que transcurrían paralelas a las fachadas de las casas.

En cuanto a las residencias de los habitantes, vimos la de los pájaros y la de Neptuno, y variados mosaicos. En la casa de los pájaros los niños aprendieron la estructura de las casas romanas, con el vestíbulo, el peristilo, el triclinium, las habitaciones para el servicio, etc.

Me gustó que los niños reconocieran en el mosaico del Minotauro el mito de Ariadna y Teseo y que también supieran hablar de Medusa y Perseo. Se nota el baño de mitología que estamos recibiendo en clase de Latín.

Tras un agradable paseo por esta que fue zona residencial, nos unimos todos para montarnos en un trenecito que nos llevó a ver el teatro y las termas menores, en el pueblo de Santiponce.

Para entonces, los estómagos

rugían como los leones en el anfiteatro, así que nos dirigimos al parque del Alamillo, donde nos relajamos almorzando, tomando el sol, corriendo algunos (ego ipse), jugando y, en general, siendo felices, libres de preocupaciones y también de exámenes ya.

Después de este tiempo de diversión, fuimos a los estudios de Canal Sur, adonde fuimos amablemente invitados por D. Fernando García Mena, director de Servicios Informativos de Canal Sur, que nos acompañó en la visita a través de varios platós y de la redacción.

Luego tuvimos la oportunidad de ver un programa en directo (de formar parte de él en realidad) y de conocer a D. Juan José Bautista Martín, alias "Juan y Medio", habiendo saludado ya previamente a D. Modesto Barragán.

Se me olvidaba decir que en un trayecto del día nos acompañó un pato, de lo que dejo constancia en una fotografía al final de esta entrada (en la penúltima, no en la última).

Creo que los niños lo pasaron muy bien. La excursión fue formativa y divertidísima.













No hay comentarios: