sábado, 18 de marzo de 2017

Termina el segundo trimestre. Cambiamos de aires.









Ya hemos comenzado el tercer trimestre de nuestro embarazo, el tercer trimestre de este curso que ya va pesando. Necesitamos vacaciones ya, pues el segundo trimestre ha sido largo. Sin embargo, aún queda una semana de evaluación, pruebas que realizamos para saber si se han conseguido los objetivos que buscábamos, si el niño (pues sabemos ya que es niño y no niña, y se baraja, entre otros, el nombre de Darío, por el literato, Rubén Darío), ha cogido suficiente peso, si funcionan bien todos su órganos, en definitiva, si se va formando bien.

Ahora o nunca. Hay que dedicarse a esas asignaturas que hemos ido relegando porque nos gustan más otras, aquellas asignaturas en que la nota no es la deseada. En cuanto dediquemos algo de tiempo a su estudio, vamos a notarlo en las calificaciones.
Durante este mes el bebé comienza moverse a la posición cefálica para prepararse para el parto, como nosotros nos preparamos ya para el final del curso; aumenta la masa ósea, a la vez que va aumentando la cantidad de cosas que hemos ido aprendiendo; los pulmones cumplen su función; el sistema nervios controla los movimientos involuntarios; sigue el acúmulo de grasa, que supone el 3,5% de cuerpo del bebé; el feto llora, responde a los estímulos de luz y sonido.




Al final del mes, el bebé pesará 1400 gr. y medirá 40 cm, esto es, ya a la vuelta de las vacaciones de Semana Santa.






En este punto del curso, personalmente, necesitaba cambiar la decoración de la clase, que ésta nos indicara que comienza una nueva etapa, verla más limpia, más nueva, vestirla de limpio para sentirnos más a gusto en ella, con más ganas de esforzarnos para que el parto sea estupendo.

He de confesar que me sentí muy feliz cuando mis pupilos de 4º A, los niños de mi tutoría, se pusieron manos a la masa, contribuyendo todos al remozado del aula con una diligencia sin igual y una organización que ya la quisiera yo para mí, siendo yo una sola, y ellos treinta.
El grupo de Javier, Juan Carlos, Antonio, Carlos, José, Víctor P., Alberto y otros más, cambiaron el papel continuo de uno de los murales laterales de la clase, del que previamente habían retirado los documentos que figuraban allí desde diferentes momentos en el curso, y de los que se ha hecho una selección para colocarlos de nuevo (gracias, Javier), dispuestos de una forma más ordenada y dejando espacio para el mural de la actividad "Somos del XIX" y para otras actividades del trimestre próximo. Bea, Lucía, Patricia, Laura y Paula han repartido la factura de las letras de la leyenda del mural.
Sofía, Chloé, Ana, Blanca, María, Irene,.. se pusieron a hacer las modificaciones pertinentes en el mural del fondo, el del Museo del Prado, que hemos completado, reordenando algunos cuadros que además han enmarcado en cartulina amarilla.



Belén y Marina me han ayudado con el mural de las nubes, cambiando los carteles de las oraciones que nos recordaban aquellas ideas que escogimos a principio de curso como las mejores, por otros cuya letra podamos leer desde cualquier parte del aula.


Tenemos que rellenar las fichas de principio de curso, aquellas en las que figuran las fotos de los niños y ya se nos ocurrirá algo más para que la clase esté perfecta.

No me resisto a la idea de publicar los vídeos de estos niños tan colaboradores.



No hay comentarios: